Le cobraron 7 mil dólares y no le entregaron el cadáver de su familiar

El reclamo de Claudia López Urbina se hizo viral el viernes en redes sociales. Desesperada exigía que le entregaran el cadáver de su pariente, pues según ella, le habían dado el cuerpo equivocado. El video dura apenas unos minutos, pero la demanda de la mujer se extendió por varias horas. Asegura que no obtuvo respuesta.

-“¡Quiero a mi paciente, que aparezca mi paciente!”, gritaba López en los pasillos del Hospital Bautista de Managua, antes de ser desalojada junto a otros familiares, por los guardas de seguridad del centro hospitalario.

El ingreso

Claudia aún recuerda el día en que su pariente presentó las complicaciones el pasado 12 de mayo. Tenía cansancio y el azúcar alta, algo que solía suceder porque el hombre de 51 años padecía de diabetes.

Es por ese padecimiento crónico que Claudia tiene un oxímetro para monitorear la salud de su familiar. Al medir el flujo de oxígeno se da cuenta que está muy bajo. Un vecino, médico de profesión, le recomienda llevarlo al hospital “porque él presenta problemas de respiración”.

-“Sé cómo está la situación en los hospitales públicos, yo opto por no llevarlo”, dice Claudia.

Es una decisión motivada por las noticias recientes. Las imágenes de la morgue saturada y las largas filas en el Hospital Alemán Nicaragüense, el principal centro hospitalario para la atención a pacientes con Covid-19 son impactantes, y fueron publicadas recientemente por el periódico El País de España.

Fue así que el 13 de mayo Claudia llegó con su familiar al Hospital Bautista, pero ahí ni siquiera la dejan hacer fila para preguntar por el estado de salud de su ser querido, le dicen que la llamarán con las novedades, pero las llamadas no tienen las buenas noticias que ella espera.

Sala de emergencias del Hospital Bautista. Foto: NI

– “Desde ese 13 de mayo yo no he sabido nada de él, me llamaban para cobrar pero jamás me dijeron; mire su paciente presenta esto”, cuenta Claudia.

Agobiada por la falta de noticias fue varias veces a demandar información al hospital y solo así pudo recibir algunos breves informes, mientras la cuenta subía.

¿Cuándo murió?

Claudia sintió que hubo más preocupación del hospital por asegurar el pago de la cuenta médica que por informarles sobre la condición de salud de su pariente y por eso ahora incluso, sospecha de la verdadera fecha de su muerte, que según el hospital fue el jueves 21 de mayo.

“A mi no me consta (cuando murió) porque ellos estaban en la obligación; mire como usted no puede entrar a cuidados intensivos aquí está la foto de su familiar o una videollamda, aquí está su familiar vivo, porqué me dijo una señora que su paciente había muerto y le habían cobrado dos días después”, cuenta Claudia a Nicaragua Investiga.

Acta de defunción de la persona cuyo cuerpo desapareció en el Hospital Bautista. Foto: Cortesía

-“No somos millonarios, somos pobres, pero yo hice el sacrificio creyendo que le iba a poder salvar la vida a él”, justifica angustiada la decisión de llevarlo a un hospital privado.

Claudia recibe la llamada del hospital a las tres de la tarde del jueves para informarle que su familiar falleció.

-“¿A qué hora falleció?”, preguntó ella, le respondieron que a las 10 de la mañana, 5 horas antes del anuncio oficial. Los reclamos por la tardanza no fueron atendidos.

El cadáver equivocado

López relata que el hospital le pidió cancelar la cuenta médica para poder recibir el cadáver. 7,219.43 dólares.

El personal médico le informa que su familiar se ha inflamado por efectos secundarios de los tratamientos médicos. Antes pesaba 250 libras, ahora era de 300, por lo que le piden llevar una caja especial.

Claudia y sus familiares van a la funeraria por el pedido inusual y cuando entregan la caja en el hospital y la reciben sellada de regreso, se dan cuenta que pesa poco.

“El muchacho de la funeraria se percata que el cadáver quedaba extremadamente grande en el ataúd y que se balanceaba”, dice Claudia que entonces empezó el encarecido reclamo que se difundió rápidamente por las redes sociales.

El pariente de Claudia tiene hoy 48 horas de muerto y la familia no ha recibido una explicación clara de lo que sucedió con el cuerpo. “No sé qué lo hicieron”, dice la mujer que reprocha que el Director del Hospital Bautista no haya llamado para dar tratar de encontrar una solución al problema.

“Es un pecado lo que están haciendo. Yo estoy con el dolor de no saber dónde lo voy a ir a enterrar a él porque no hay cuerpo, no hay nada”, aseguró.

Claudia dice que el hospital ha cometido negligencia y les acusa de tener secuestrado el cuerpo de su familiar.

El acta de defunción asegura que la persona murió por insuficiencia respiratoria aguda, neumonía atípica grave y diabetes Mellitus tipo 2.

El hospital Bautista no ha emitido una nota oficial para aclarar este caso.


Lo que dice la OMS

El protocolo de la Organización Mundial de la Salud para la manipulación de cuerpos de pacientes fallecidos por Covid-19 indica que por ahora no existen pruebas científicas que indiquen que estos cadáveres puedan representar un riesgo de contagio y que la única forma en que este puede liberar el virus es durante un proceso de autopsia, de tal forma que los familiares deberían tener la oportunidad de ver el cadáver y asegurarse que efectivamente le están entregando el cuerpo correcto.

Foto principal: Fachada Hospital Bautista / web oficial

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.