Campana de la paz de Murillo exonerada de impuestos, mientras insumos médicos son gravados

La alcaldía capitalina aprobó este jueves un proyecto para la «construcción, reparación y remozamiento del centro histórico de Managua».

El proyecto será exonerado de impuestos, a pesar que la construcción fue adjudicada a una empresa privada.

La aprobación se da mientras diversos sectores del país denuncian la aplicación de impuestos sobre ciertos insumos médicos importados.

Estos resultan clave para el control de la pandemia del Covid-19, y actualmente están escasos o han encarecido su precio a causa de la aplicación de nuevos impuestos.

El Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) se respalda del artículo 9 de la Ley 306, que establece que las restauraciones de Preservación Histórica están exoneradas del Impuesto sobre la Renta.

Decoración como prioridad

El proyecto supone la construcción de una «Campana de la Paz» encargada por la vicepresidenta Rosario Murillo.

También contempla la instauración de un sistema de riego que requerirá la construcción de una torre de concreto.

De acuerdo a la suscripción de Intur, bajo la torre se mantendrá un espejo de agua, y en la parte superior se instalará la campana de bronce que contará con un sistema automatizado para anunciar las horas.

Maqueta que muestra cómo será «Campana de la Paz» de Murillo, millonaria obra priorizada en medio de emergencia sanitaria. Foto: 19 Digital.

La construcción requiere una inversión total de C$25,313,862.66 (U$738,007.03).

El pasado 18 de mayo se colocó la primera piedra de la construcción que se ubicará en la intersección entre la Dupla Norte y la Avenida Bolívar.

Durante ese acto, la alcaldesa Reyna Rueda, aseguró que la campana repicaría desde las seis de la mañana hasta las diez de la noche, durante las horas y medias horas, y que «lo más importante» es que sonará el ángelus durante el día.

En el mismo evento se dio a conocer que el monumento estaría listo para este mes de julio.

Impuestos a insumos médicos

Miembros de la sociedad civil y de otros sectores del país han mostrado desde hace un tiempo su preocupación por el manejo de los fondos con los que cuenta el Estado de Nicaragua, sobre todo en una situación de emergencia sanitaria mundial.

El gremio de médicos ha advertido que el personal no está recibiendo los equipos de protección necesarios para evitar su contagio.

Dichas demandas han surgido incluso, después de que Nicaragua ha recibido millonarias donaciones en mascarillas, termómetros, batas, y otros insumos.

El país también ha sido cuestionado a nivel internacional por la falta de transparencia en el manejo de los fondos obtenidos para enfrentar la pandemia.

El sector privado denunciaba tan solo dos días atrás que las autoridades aduaneras están imponiendo el pago de impuestos a insumos médicos esenciales como las mascarillas quirúrgicas y los oxímetros.

Mientras a estos productos esenciales de salud se les impone el IVA, construcciones turísticas son exoneradas, en un contexto en el que la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (CNUCYD) ya ha previsto una pérdida de hasta 3.3 billones de dólares en el turismo mundial por la misma pandemia.

Foto principal: Nicaragua Investiga 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.