Policía Nacional impide al director de la CPDH interponer denuncia sobre asedio y amenazas a su familia

 Marcos_carmona-cpdh

Un equipo de la CPDH se presentó al Distrito VI de la Policía Nacional para poner una formal denuncia sobre lo ocurrido la noche del jueves, cuando presuntamente policías armados asediaron y dispararon en el lugar. En la estación policial le cerraron las puertas al equipo de la comisión de derechos humanos. Un agente de esta institución bloqueó la entrada e impidió que Carmona hiciera la denuncia.

La noche del jueves 10 de septiembre encapuchados realizaron disparos a  Juan Carmona,  hijo  de Marcos Carmona, director de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH). Mientras estaban en una celebración de cumpleaños y llegaba  el defensor  se presentaron agente policiales con un grupo de civiles para asediar la vivienda del jóven.

Comisionado Juan Valle Valle celebra su ascenso con discurso de odio a opositores

«No veo cuál es el problema, ustedes me está quitando este derecho a poner una denuncia formal», le dijo Marcos Carmona al oficial que bloqueó la entrada. A su vez pidió que llamaran a los superiores de la estación policial para referirse directamente con ellos, pero una oficial salió de forma agresiva diciendo que no le iban a aceptar ninguna denuncia.

Marcos Carmona, director de la CPDH

Carmona catalogó el bloqueo reafirmando que «en este país no hay instituciones públicas que estén a la par de las víctimas». Agregó que el abuso de autoridad de impedir el ingreso violan los derechos que están constituidos en la Constitución Política de Nicaragua.

«Estamos en un Estado de indefensión total, pudieron observar la actitud de agresión de estos funcionarios policiales hacia la ciudadanía por el hecho de venir a poner una denuncia formal, por denunciar los abusos que ellos mismo están cometiendo», denunció Carmona en las afueras de la estación policial.

Denuncia es interpuesta en el Ministerio Público

Por consiguiente, Carmona se presentó con su hijo al Ministerio Público para poner una formal denuncia sobre lo ocurrido. En las afueras de esta institución demandó saber con detalles la persecución que mantiene la policía hacia su persona y la de su familia.

«Vamos a pedir que nos den una explicación el por qué tanta saña y tanta violencia que sucedió el día de ayer«, declaró el director de la CPDH.

«Hicimos esto porque hubo un atentado directo hacia la vida de mi hijo, de mi nieta porque hubo detonación de arma de fuego hacia los pies de mi hijo», denunció Carmona, y agregó que esta situación no la dejaran pasar «por el hecho de estar trabajando y denunciando los abusos constantes».

Asegura que la policía que tiene Nicaragua no representa al pueblo, sino que representa un sector mínimo de la ciudadanía. Dejó claro que la denuncia será presentada por escrito en horas de la tarde en el Ministerio Público.

Arrestan a opositores por pegar papeletas contra Ortega en todo el país

María Oviedo, abogada de la CPDH, y quien forma parte del equipo que se presentó en compañía de Marcos Carmona, expresó que la forma agresiva que le fue negado el acceso al derecho de interponer una denuncia.

«Nos están negando un derecho fundamental, un derecho constitucional, un derecho humano para acceder a la justicia», señaló Oviedo, y dejó claro que no van a descansar hasta que puedan incidir en todas las instituciones del Estado.

«Las instalaciones y todos los distritos son públicos y de acceso a toda la población en general, en condiciones de igualdad porque todos somos iguales ante la Ley», denunció Oviedo por  la manera que se le cerraron las puertas en el rostro a Marcos Carmona.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.