Ineter: ETA tocó tierra con vientos de 230 km/h y se espera incremento de las lluvias

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) catalogó al huracán ETA como un ciclón "intenso".

Las autoridades nicaragüenses informaron que la mañana de este martes que el huracán ETA tocó tierra en la costa caribe norte con una categoría 4.

En una conferencia de prensa, el Sistema Nacional de Prevención y Atención de Desastres (Sinapred) y el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) explicaron que a las 6:00 de la mañana ETA presentaba vientos de 230 kilómetros por hora, estando al borde de tierra a 35 km al sureste de la ciudad de Bilwi, Puerto Cabezas.

“Básicamente, esto es decir que el borde, el ojo de la tormenta está iniciando ya a tocar tierra (…). El impacto fue con categoría 4, lo que lo determina como un huracán intenso”, explicó Marcio Baca,  director de Meteorología del Ineter.

A lo largo de este martes el ciclón seguirá internándose aún más en territorio nacional. “Los vientos deberán ir poco a poco disminuyendo en la estructura del huracán ETA”, indicó.

Advierten incremento de las precipitaciones

Las autoridades creen que al llegar al Triángulo Minero, ETA se habrá degradado a tormenta tropical y que de allí pasará al norte del departamento de Jinotega y el este de Nueva Segovia, donde “seguramente irá como depresión tropical”.

“Cuando el sistema esté totalmente en tierra va a retener su velocidad de traslación y va a iniciar entonces ya un proceso de generación de precipitaciones importantes a lo largo de su ruta. Igualmente ya va a comenzar a influir sobre el resto del territorio nacional en términos de invertir el viento alisio e iniciará a soplar un viento desde el (océano) Pacífico lo que va a ocasionar lluvias acá en el pacífico nicaragüense”, manifestó Baca.

Estas precipitaciones se estarán sintiendo todo este martes y miércoles, cuando al mediodía ETA abandone Nicaragua.

Esta es la destrucción que provoca un huracán según su categoría 

4,000 familias en refugios

El director de Sinapred, Guillermo González, informó que desde la medianoche el caribe norte de Nicaragua ha estado bajo los efectos de fuertes rachas de viento.

El funcionario destacó que alrededor de 4,000 familias, es decir, unas 20,000 están en refugios, tanto los preparados por el gobiernos, inglesas y casas de familiares.

Preliminarmente el gobierno solo reporta caídas de postes y árboles, daños en el tendido eléctrico, desprendimientos de techos. “Hasta el momento no tenemos daño humanos reportados. Recordemos que apenas el huracán está tocando tierra y tenemos que esperar a ver todo lo que ha ocurrido”, expresó González.

Entre las afectaciones, en Rosita se reporta que un árbol cayó sobre una casa, mientras que en otras localidades ya hay un incremento de los niveles de los ríos.

El gobierno afirma seguir monitoreando y evaluando los daños para poder atender la emergencia.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.