Ejército de Nicaragua niega haber recibido sobornos de «coyotes»

La institución militar sostiene que el informe presentado por la fundación costarricense carece de pruebas o evidencias.

La Dirección de Relaciones Públicas y Exteriores del Ejército de Nicaragua emitió un comunicado este sábado rechazando los señalamientos realizados por la Fundación Arias para la Paz y el Progreso Humano sobre presuntos militares de Nicaragua que en conjunto con policías costarricenses recibirían sobornos de traficantes de migrantes para trasladar a nicaragüenses que huían de la crisis sociopolítica iniciada en 2018.

Gobierno Rama y Kriol denuncia ser vigilado por el Ejército de Nicaragua

«El día 20 de noviembre de 2020, hemos tenido conocimiento a través de medios de comunicación social y redes sociales sobre manipulación y publicaciones con falsa información originada por declaraciones de presuntos consultores de la Fundación Arias para la Paz y el Progreso en la que se pretende de forma burda y malintencionada hacer señalamientos en contra de miembros del Ejército de Nicaragua en complicidad con integrantes de la Fuerza Pública de Costa Rica» destaca el comunicado del Ejército Nacional.

A través del mismo se niegan los señalamientos del informe “Las Caras del Exilio Nicaragüense: Expulsados y Vulnerabilizados” realizado por la fundación costarricense. El Ejército de Nicaragua sostiene que el mismo carece de pruebas o evidencias, y que no sería la primera ocasión en que los «mal llamados consultores especialistas originan rumores y falsa información con la finalidad de querer afectar la imagen y credibilidad de la institución militar«.

El informe

A través del estudio, la Fundación revela que “los traficantes de migrantes trabajan aliados con algunos militares de Nicaragua y ciertos policías de Costa Rica” y que “una de las estrategias es compartir información” por medio de sobornos para que los traficantes, o «coyotes» como se les conoce en el país, puedan llevar a cabo sus operaciones de forma segura.

“Los militares y policías de ambos países ya conocen las placas de los carros y no los paran, y los ‘coyotes’ ya conocen los horarios en que estos funcionarios se encuentran en su puesto, para pasar en ese momento” señala.

Ejecuciones extrajudiciales, asedio, persecución: El papel del Ejército durante los últimos trece años

El informe refleja diversos puntos ciegos por los cuales exiliados nicaragüenses ingresarían a Costa Rica. A través de testimonios se evidencian los supuestos «amarres» entre autoridades costarricenses y nicaragüenses con los traficantes de personas, quienes además estarían presuntamente vinculados con el narcotráfico.

Desde el estallido de la crisis sociopolítica en Nicaragua más de 60 mil personas han debido recurrir a un exilio forzado hacia el país vecino, el cual desde hace años ha sido el destino principal de quienes huyen por razones políticas o económicas.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.