Interferón Alfa 2B: el fármaco cubano que fracasó en Nicaragua

"El gobierno en un principio trajo este medicamento y se estuvo utilizando al inicio de la epidemia, pero una vez que se agotó ya no se siguió administrando", afirma el doctor Quant.

Cuando se registró el primer caso de COVID19 en Nicaragua, había poca información sobre las medidas a tomar ante la pandemia. Sin embargo, el gobierno de Daniel Ortega apostó al Interferón Alfa 2B, un fármaco de manufactura cubana, como una «estrategia» para enfrentar el coronavirus.

En abril arribaron al país 8 mil dosis de Interferón Alfa 2B provenientes de Cuba. Luego una comitiva de médicos cubanos se presentó en el aeropuerto de Managua, con la intención de producir y exportar de manera acelerada esta medicina.

Roberto López, titular del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), era uno de los funcionarios que recorría junto a los científicos cubanos la planta de vacunas Mechnikov para iniciar el proceso de preparación y comenzar a producir el Interferón. Pero ha sido solamente un sueño faraónico por parte del gobierno sandinista, puesto que no ha sido efectiva para los pacientes nicaragüenses.

BCIE desmiente al ministro de Hacienda y Crédito Público sobre adquisición de vacunas para el COVID19

«Estamos visitando la planta de vacunas Mechnikov (…) para empezar el proyecto de prepararnos para producir Interferón en Nicaragua, como ustedes saben el interferón es uno de los medicamentos que se está utilizando contra el covid-19», vaticinó Roberto López, sancionado por los Estados Unidos.

Roberto López promovió el Interferón como una medicina «eficaz» para el COVID19. Foto | Prensa oficialista

Fuera del protocolo de tratamiento

En el último protocolo del Ministerio de Salud (MINSA) no aparece el Interferón en ninguno de los tratamientos para el coronavirus. Esto lo confirma el reconocido infectólogo nicaragüense, Carlos Quant, quien asegura que «ya no se está utilizando, solo en ensayos clínicos».

«Ya dejó de formar parte de los protocolos que habitualmente se le recomienda a los pacientes», destaca el experto en infectología, que ha estado en la primera línea de respuesta al COVID19.

De acuerdo a un documento oficial del MINSA, los medicamentos para los pacientes de COVID19 son cloroquina, nitosozamida, azitromicina, liponavir/ritonavir, y no se menciona el Interferón.

De acuerdo a una información del medio digital Infobae, señala que la «modificación» de los 11 millones de dólares, del «Programa de Emergencia Prevención y Contención del Covid-19 en Nicaragua», un préstamo por parte del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), se dirigió un poco más de la mitad de esos fondos (5.9 millones de dólares) para la compra de 49,715 inyecciones de Interferón Beta 2B.

Esta partida ha sido manejada de forma centralizada y no se sabe cómo se administraron estos recursos.

¿Qué que enfermedades trata el Interferón 2B?

El Dr. Carlos Quant explica que esta medicina trata enfermedades como Hepatitis B y C, “también se ha usado para tratar algunos tumores como el linfoma, sarcoma de Kaposi y otras enfermedades”.

Pero señala que la experiencia de este fármaco ha sido bastante “pequeña” con relación al coronavirus. Agrega que a inicios de la pandemia se comenzó a usar junto a otras medicinas, sin embargo, “no se ha dado mayor validación de estos interferones”, dice el médico.

Por otra parte la Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha recomendado el uso del Interferón para los pacientes que tengan COVID19.

Se dejó administrar el Interferón

«El gobierno en un principio trajo este medicamento y se estuvo utilizando al inicio de la epidemia, pero una vez que se agotó ya no se siguió administrando«, afirma el doctor Quant, y agrega: «como hay mucho secretismo con los resultados de los estudios, en realidad no sabemos qué beneficio se obtuvo de este tratamiento con los pacientes nicaragüenses», destaca.

9 mentiras de Wálmaro Gutiérrez en defensa de Ley de Agentes Extranjeros

Debido a la escueta información por parte de las autoridades de salud, el médico sostiene que no está seguro de que se haya hecho un estudio comparativo para «adicionar si el Interferón tuvo algún beneficio en los pacientes del país».

«No creo realmente que hayan hecho algún análisis en ese sentido», insistió el galeno.

«Hay otros interferones como el beta-1b, por ejemplo, que se utiliza para otras enfermedades como la esclerosis múltiple y que ha demostrado tener algunos beneficios. Hay algunos estudios que se están desarrollando en Europa y en algunos países asiáticos; todavía no hay resultados concluyentes», dejó claro el Dr. Carlos Quant.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.