Fundación Arias: Exiliados nicaragüenses viven en condiciones precarias

"El 8,6 % se dedica a prestar servicios profesionales en sectores como educación y salud; y el 15,4 % se ofrece la prestación de servicios como asistente del hogar, belleza, autolavado, salonero", puntualiza el informe.

La Fundación Arias para la Paz reveló un informe donde señala que los refugiados viven en pobreza y condiciones precarias en Costa Rica. Los exiliados piensan retornar a Nicaragua, pero solamente cuando Ortega esté fuera del poder, aseguran.

Desde abril de 2018, muchos nicaragüense se exiliaron a Costa Rica por el asedio y la persecución que desató la Policía Nacional para apresar a cualquier ciudadano que se manifestó en contra de la gestión de Daniel Ortega.

«Los exiliados han padecido condiciones precarias que se mantienen hasta ahora y se expresan en la baja calidad de los empleos, los bajos ingresos que perciben y su alta dependencia de la ayuda humanitaria», destaca el informe «Las caras del exilio nicaragüense en Costa Rica«.

Antimotines agreden a Carlos Fernando Chamorro

El diario más influyente de Costa Rica, La Nación, destaca que los resultados del informe de la Fundación revelan que los exiliados nicaragüenses son mayoritariamente jóvenes con un alto nivel académico y buena parte de estos son profesionales, pero viven en pobreza.

Para la investigación se utilizó una muestra de 500 personas y se abordaron temas como el perfil sociodemográfico de los exiliados, su situación migratoria y la situación familiar. Uno de los resultados indican que el 33,5% de los encuestados tiene nivel de universidad incompleta y el 25,3% tiene nivel profesional. El 16% de estos refugiados tienen la secundaría completa.

Empleos en baja calidad

«Los porcentajes restantes se distribuyen en empleos que son de baja calidad en su mayoría. Por ejemplo, el 1% se dedica a labores de agricultura o varias; el 3,8% a la construcción; el 4,6% se dedica a actividades comerciales», indica el informe.

«El 8,6% se dedica a prestar servicios profesionales en sectores como educación y salud; y el 15,4% se ofrece la prestación de servicios como asistente del hogar, belleza, autolavado, salonero», puntualiza el informe.

Otro dato alarmante es que todas las «estimaciones de ingresos se ubican por debajo del salario mínimo establecido para la categoría Trabajador en Ocupación No Calificado», el cual está tasado por el Ministerio de Trabajo costarricense en ¢316.000.

Nicaragüenses en Costa Rica denuncian xenofobia por aumento de casos de COVID19

Según la investigación, una tercera parte de las personas destacó que sus ingresos mensuales son inferiores de ¢100.000 mensuales; el 16 % dijo que percibe entre ¢150.000 y ¢200.000 y otro 15% manifestó que obtiene entre ¢100.000 y ¢150.000.

El 69,9 % de los casos, las otras personas que conviven con los encuestados aportan ingresos económicos para el grupo, pero también son inferiores al salario mínimo.

Presión económica por envío de remesas

De la poca ganancia que obtienen los exiliados, envían remesas a sus familiares, por lo cual viene a perjudicar la economía de los refugiados. «El 63,5% de las personas entrevistadas tiene dependientes en Nicaragua (…).», sostiene el informe, y agrega que «el 20,5 % de los casos la cifra es de dos personas dependientes y en el 17,5% es una persona».

«Eso quiere decir que el exiliado que se encuentra en Costa Rica y tiene personas dependientes en Nicaragua, experimenta un alto nivel de presión socioeconómica a fin de garantizar el envío de recursos», afirma la investigación.

Ortega se blinda de cara a las elecciones de 2021. Ocupará más de 5 millones en «vigilancia y seguridad»

Gran parte de los nicaragüenses que se vieron obligados a dejar su hogar, y solo un 22% de los menores exiliados han tenido acceso a atención psicológica. «A pesar de que han experimentado situaciones traumáticas con altos niveles de violencia y el desarraigo provocado por el desplazamiento forzoso de su grupo familiar», subraya el informe.

Por otro lado, en el caso de los jóvenes, que tienen entre 16 y 30 años, menos de la mitad de ellos han intentado incorporarse al sistema educativo, mientras que la mitad no lo ha hecho. Pues la inserción a las universidades, según el informe, tienen dificultades por diferentes razones que van desde los procedimientos y requisitos para el ingreso, hasta la falta de documentos.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.