La basura en las costas de las playas: la otra imagen de Semana Santa

El 14% de los nicaragüenses consultados en la encuesta reconoció que los residuos de la basura los dejaron en las costas de las playas.

La organización Jóvenes Ambientalistas mostró su preocupación este 6 de abril por la gran cantidad de residuos de basura que encontraron en las costas de las playas del país, luego que miles de nicaragüenses se desbordaron en esta Semana Santa a diferentes balnearios para “disfrutar” de las vacaciones de verano.

“Los Jóvenes Ambientalista se prepara cada año ante el plan de Semana Santa, que es una de las épocas donde comúnmente la gente sale a diferentes costas del país, y a nosotros nos preocupa mucho el manejo de los residuos en las costas, océanos y en los ríos”, expuso Zacha Gutiérrez Montes, directora de centro de investigación, capacitación y formación ambiental (CICFA).

La mala práctica de arrojar mascarillas en la vía pública representa un riesgo para la salud

La organización ambiental realizó una encuesta en línea donde participaron 1,389 personas que respondieron cuatro preguntas, las cuales fueron: ¿Cómo visualmente encontraron los nicaragüenses las playas? ¿Qué tipo de residuos miraron en mayor cantidad? ¿Dónde depositaron los residuos que generaron cuando visitaron los balnearios? ¿Quiénes son los responsables del cuido y limpieza de las playas?

Zacha Gutiérrez afirma a que la encuesta arrojó que un 61% miraron las playas sucias. El 11% miró las playas limpias y un 28% mencionaban que estaban demasiado sucias. “Esto se da principalmente porque en algunas costas de las playas se hicieron actividades de recreación donde una vez terminadas las mismas, se pudo observar una gran cantidad de residuos”, señaló.

Encuesta realizada por la organización ambiental. Foto | Jóvenes Ambientalistas

Cabe señalar que instituciones como Intur y diferentes municipalidades organizan eventos en las costas en temporada alta sin implementar un plan integral para mitigar los desechos que dejan los veraneantes.

La ambientalista asegura que vieron algunos “esfuerzos” municipales de pocas alcaldías en el occidente del país como el pacífico de una limpieza constante con un plan de sensibilización, pero la “falta de educación ambiental no ha logrado juntar todo el esfuerzo necesario para mantener las costas limpias”.

El plástico fue el principal residuo encontrado

Durante la visita in situ que realizó la organización ambiental, lograron encontrar papelillos, plástico, vidrio, aluminio, cerillos de cigarros, entre otros residuos que afectan el medio ambiente.

“Logramos obtener que el 55% observó el plástico como principal residuo. Aquí estamos hablando de los plásticos de un solo uso como el poroplas, pampers, cucharas desechables, bolsas, botellas de agua y de jugo”, señala Gutiérrez.

La ambientalista afirma que un 38% de los residuos fue de mascarillas y guantes de látex. Ella considera que es obvio que el país continúa en la emergencia del coronavirus, pero “es muy lamentable porque este es un tipo de residuo que no se recicla y tiene que ser manejado adecuadamente”.

Por otra lado, Zacha Gutiérrez menciona que estimaron que la movilidad de los residuos que se generaron en estos cuatro días de Semana Santa fue un total de 3,079 toneladas de basura.

Ella se basa en un estudio del Banco Central de Nicaragua (BCN) donde la basura domiciliar de todo el país es un aproximado de 3,500 toneladas. “Nosotros estamos comparando lo que se genera un día a nivel nacional toda la basura domiciliar donde incluye lo orgánico y no orgánico, se generó en esta Semana Santa por un aproximado de un día”, apuntó.

¿Podrá la Alcaldía de Managua finalizar los 85 proyectos del Plan Invierno 2021?

Nicaragüenses reconocen que dejaron la basura en la playa

Gutiérrez señala que como tercera pregunta hablaron de dónde depositaron los residuos cuando estuvieron en los balnearios. “Un 47% dijo que había contenedores en la zona para poder depositarlos, pero tenemos que ver cuántas de estas personas que lograron observar estos contenedores decidieron ir hasta este lugar para botar los residuos: es muy diferente mirar que hacer”, dice.

El 14% que fue consultado por la encuesta reconoció que los residuos de la basura fueron dejados en las playas, por lo que la ambientalista sostiene que los consultados no fueron sinceros quizás por “pena” ya que “el nivel de residuos que se observó consideramos que fue aún más”.

Zacha Gutiérrez dijo que los residuos de basura en la costa fue por actividades recreativa. Foto | Álvaro Silva

Otra interrogativa de la encuesta era una opinión de la gente de quiénes tienen la responsabilidad del cuido y la limpieza, lo que un 30% dijeron que los ciudadanos son los responsables. Y el 27% consideran que solamente los trabajadores públicos.

Pero el 43% mencionan que la ciudadanía y trabajadores públicos deben trabajar de la mano para este tipo de problemática. “Realmente este es un esfuerzo de todos los sectores que tiene que ser a nuestra consideración, pero la gente sigue considerando que es solamente una obligación del Estado”, apunta Gutiérrez.

Hay otros factores de contaminación

Por su parte, el ecólogo nicaragüense Fabio Buitrago, señaló que hay otros factores de contaminación en los mares, ríos, lagos y lagunas. El experto se refiere a los productos urbanos y desechos de las poblaciones humanas que son las aguas negras, aguas grises, agua jabón así como también los productos plásticos que terminan siendo escurridos por el agua de lluvia y llegan a contaminar las zonas acuáticas.

El ecólogo reafirma que en esta temporada de Semana Santa llega un buen grupo de personas a las costas y con ellas llevan gran cantidad de plásticos y agua contaminantes. “La gente se baña, se lava las manos, lava la ropa cerca de las zonas costeras y termina escurriendo esa agua hacia los mares aumentando la contaminación que ya existe”, agrega.

Fabio Buitrago tiene más de 25 años de experiencia en los recursos naturales en Nicaragua y Centroamérica. Foto | Houston Castillo

Otro problema ambiental: pesca marina es incontrolable

Por otro lado, el experto en ecología dice que la situación en los mares es preocupante porque se están dando diferentes actividades que están presionando los recursos pesqueros y ecosistemas marinos de este país. “Los mares están siendo explotados de una forma irracional, insostenible y adicionalmente estamos contaminándolos y llenándolos de lodos”, señala el ecólogo, quien tiene más de 25 años de experiencia en los recursos naturales en Nicaragua y Centroamérica.

“Por un lado tenemos pesca de arrastre que es poco selectiva y muy destructiva. Por otro lado tenemos a una gran cantidad de pescadores artesanales poniendo redes de pescas para tratar de capturar la mayor cantidad de peces posibles”, destaca el ecólogo, quien agrega que en las regiones del Pacífico hay incluso algunos pescadores artesanales que utilizan bombas para pescar.

Gobierno reporta movilización de 1.5 millones de turistas en Semana Santa

Buitrago declara que en la zona caribeña de Nicaragua hay una pesca excesiva sobre la langosta y caracol y el pepino de mar. Dice que esta presión pesquera tanto industrial como artesanal es casi nula a la voluntad de las autoridades correspondientes para controlar qué objetos están utilizando los pecadores para cazar a estas especies marinas, por lo que considera como una especie de “anarquía” lo que está sucediente.

Hay soluciones todavía

Buitrago resalta que existen varias estrategias que podría frenar el proceso destructivo del ecosistema marino y así tratar de revertir o mitigar el impacto negativo que ya ha sufrido el ecosistema marítimo.

Él asegura que lo primero es tener voluntad política del gobierno central, pues en “la actualidad no se mueve nada en ninguna parte del país si no hay una autorización del gobierno central y ese modelo es ilógico, irracional”

“No puede existir un manejo de los recursos naturales de un territorio, que supera el territorio continental, no podés manejar ese extenso territorio tratando de concentrar y centralizar todo en una o en dos instituciones”, critica.

Agrega que se necesita descentralización de la gestión de los recursos marinos hacia las alcaldías, organizaciones de la sociedad civil, organizaciones autónomas del caribe. Esto con el fin de que se establezcan estrategias y políticas a nivel central para “orientar estas acciones que puedan llevar a cabo diferente actores de la sociedad nicaragüense y poder controlar con lo que está sucediendo con los ecosistemas marinos”.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.