Los errores más comunes ante sospechas de COVID-19

Tras la desconfianza al sistema de salud público, médicos han observado "la automedicación" en muchas personas que presentan síntomas de la enfermedad, lo cual puede "predisponer" complicaciones a futuro.

Ante la automedicación por sospechas de COVID-19, médicos advierten sobre las consecuencias que puede generar este comportamiento sobretodo con los tratamientos que son asignados en los hospitales del país.

El doctor José Luis Borgen, explicó que aún no existe un tratamiento específico que termine con el nuevo coronavirus, sin embargo, cuando la persona presenta síntomas como fiebre, tos y otras complicaciones relacionadas a la enfermedad, es prudencial el consumo de medicinas bajo supervisión médica.

¿Qué hacer si presenta síntomas del COVID-19 y teme ir al hospital?

Según Borgen «la mayoría de las personas presentan cuadros que son leves o moderados, es decir, problemas gripales, dolor en la garganta, dolor de cuerpo, decaimiento y tos generalmente; esos síntomas se manejan con tratamientos básicos como acetaminofén y algún anti-inflamatorio», sin embargo, «cuando las personas empiezan a tener dificultad respiratoria y saturación de oxígeno baja «es necesario acudir a los hospitales para ser sometidos a vigilancia y tratamientos de acuerdo a las complicaciones en su salud.

La automedicación puede traer graves consecuencias

Tras la desconfianza al sistema de salud público, médicos han observado «la automedicación» en muchas personas que presentan los primeros síntomas relacionados a la enfermedad, lo cual puede «predisponer» complicaciones a futuro.

Borgen lamentó que la Ivermectina como la Cloroquina sean fármacos muy recurrentes a recetar contra el COVID-19, cuando estudios médicos han determinado que no funcionan contra esta enfermedad. Incluso, la Cloroquina puede ocasionar «arritmia cardíaca» al no estar bajo seguimiento médico, lo cual es una alerta para pacientes que padecen «enfermedad cardíaca crónica, hipertensión, diabetes; ya que puede desencadenar un problema grave del corazón».

La Cloroquina «funciona cuando tiene indicación en algunos pacientes que generalmente es de uso hospitalario. Automedicarse con esos medicamentos es uno de los peligros precisamente que se dan cuando la población deja de confiar en el sistema de salud público y por eso acude a la experiencia del vecino, a algún curandero o en las mismas farmacias» agregó.

Doctor José Luis Borgen. Foto: NI

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que un grupo de expertos internacionales independientes estudiaron los efectos de la Ivermectina concluyendo que la reducción de complicaciones clínicas ante los padecimientos del COVID-19 «eran muy poco fiables». Por ello, la OMS desaconseja utilizar la Ivermectina para tratar el nuevo coronavirus si no es en ensayos clínicos.

El uso de antibióticos contra la pandemia

El uso de antibióticos también es otro tratamiento ampliamente utilizado contra la pandemia en Nicaragua. Borges explicó que «no funcionan de nada porque» el COVID-19 «es una enfermedad viral», y que las alternativa son; la prevención y fortalecer las defensas del organismo a través de una buena alimentación.

El médico nicaragüense desmintió que el antibiótico ocasionara bajas en las defensa del ser humano, y en cambio destacó que se está recetando Azitromicina, Cloroquina e Ivermectina durante tiempos prolongados, lo cual calificó como una «bomba» para el organismo.

Las secuelas que podrían derivarse tras el contagio de COVID19

«Cuando las personas se toman esas tres pastillas juntas, ocasiona una reacción de gastritis severa, y l agente a los días empieza a presentar dolor abdominal, ardor, distensión, náuseas y vómito. Entonces por esa complicación regresan a la unidad de salud» dijo Borgen.

Recomendaciones caceras ante sintomatología sospechosa

Ante las posibilidades de presentar dolor de cabeza, fiebre y decaimiento, el doctor recomendó guardar reposo absoluto, aislamiento para evitar el contagio hacia las otras personas, ingesta de líquido y alimentación, «y cuando mucho empezar a utilizar acetaminofén».

Asimismo, explicó que al presentar problemas respiratorios como cansancio a causa de bajas en la saturación de oxígeno, podría utilizar Prednisona o hidrocortisona, o bien nebulizarse con bromuro de ipratropio, en caso de no acudir a un hospital público.

Pero si los síntomas trasciendan a un cuadro digestivo como diarrea, náuseas y vómitos, será necesario acudir al centro hospitalario para recibir tratamiento indicado por médicos.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.