¿Qué se sabe sobre la masacre de indígenas en la Roca del Diablo en Mayangna?

Se registró una masacre el 23 de agosto donde 13 indígenas fueron asesinados por colonos invasores. Tres días después de los ocurrido, la Policía Nacional y el Ejército de Nicaragua guardan silencio.

Una masacre perpetrada por colonos invasores dejó como saldo la muerte de al menos 13 indígenas en el cerro Kiwakumbaih, del territorio Mayangna Sauni As, en el Caribe Norte de Nicaragua. En el lugar fueron violadas y asesinadas dos mujeres indígenas, y un niño de 6 años también ultimado por estas personas.

Según información del Centro de Asistencia Legal a Pueblos Indígenas (Calpi), dos mujeres fueron asesinadas y abusadas sexualmente en presencia de las otras víctimas. La mujer de 31 años, su cuerpo fue desmembrado. La otra persona de 42 años, asesinaron a su esposo en frente de ella.

Así Ortega y Murillo instauraron una especie de monarquía absoluta en Nicaragua

Los otros indígenas asesinados son: Albert Hernández Palacio, de 21 años; Armando Pérez Medina de 48, ambos originarios de Sauni As. El resto de las víctimas son de aproximadamente entre 11 y 16, y el niño de 6 años. El organismo indica que solo registran las muertes de 13 personas, pero sospechan que el número de asesinados puede ser mayor.

“Un menor de edad logró huir del lugar y posteriormente fue rescatado”, indicó Calpi.

El ataque sucedió el pasado 23 de agosto, al caer la noche en el Kiwakumbaih, conocida como la Roca del Diablo en Mayangna, ubicado en el corazón de la Reserva de Bosawás. Este lugar es considerado como histórico y sagrado por los indígenas donde solían practicar la caza y pesca.

Un grupo de guardabosques de la zona de Sauni As llegaron hasta el lugar para trasladar los cuerpos, los cuales dos fueron trasladados hasta Musawas. Los demás cuerpos fueron sepultados donde ocurrió la matanza porque se encontraban en estado de descomposición.

¿Quiénes son los presuntos autores?

De acuerdo con la información de Calpi, los atacantes forman parte de la banda Kukalón conformada por entre 40 y 100 hombres no indígenas que portan armas de guerra. El grupo de armados presuntamente es liderada por Isabel Meneses, alias Chavelo.

“La banda delincuencial también señalada de haber perpetrado la masacre de la Comunidad de Alal en enero de 2020 y que desde hace varios años opera libremente en la Reserva de Bosawás”, denuncian y agregan que esta situación se viene registrando desde hace muchos años atrás.

Los colonos invasores enviaron un mensaje desde el cerro Kiwakumbaih: “Ningún mayangna debe venir aquí porque serán asesinados”.

Muere vicario de la iglesia San Juan Bautista de Muy Muy

La Alianza de los Pueblos Indígenas y Afrodescendientes de Nicaragua (APIAN) se pronunció alegando que este ataque evidencia que la declaración de los derechos de los Pueblos Indígenas y el Decenio de los Pueblos Afrodescendientes, “no significan nada para el gobierno de Nicaragua”.

“Permiten que los colonos armados continúen sus ataques matando a nuestros comunitarios, destruyendo nuestros bosques, robando las tierras comunales, todo bajo la indiferencia de la Policía Nacional y del Ejército de Nicaragua”, agregaron en su pronunciamiento.

Ausencia del Ejército y la Policía

Hasta la fecha no se han pronunciado oficialmente de la Policía Nacional y del Ejército, a pesar que los líderes comunitarios están exigiendo que realicen una visita in situ para dar con los presuntos autores de la masacre y seguir evitando más muertes.

“Llamamos nuevamente a que el gobierno de Nicaragua investigue y tome las medidas necesarias para que todos los malhechores sean castigados con todo el peso de la Ley por esta matanza”, reclamaron los líderes indígenas en otro comunicado.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.