Transportistas atentan contra la salud pública por aglomeraciones y falta de medidas en buses

Una fuente médica aseguró bajo anonimato que el riego de contagio en el transporte público puede ser de hasta un 30% ya que actualmente muchos usuarios no hacen uso de mascarilla.

Ante la nueva ola de contagios de COVID-19 en Nicaragua, médicos independientes han advertido que los Transportes Urbanos Colectivos (TUC) se convierten en un foco de contagio debido a las aglomeraciones, principalmente en las horas de mayor demanda, llamadas hora pico.

En entrevista a Nicaragua Investiga, el epidemiólogo Leonel Argüello dijo que es «un delito» la falta de responsabilidad por parte del gobierno y los dueños de transporte frente al incremento de casos positivos en el país, ya que a su criterio, «los buses son una forma de aglomerar de manera irresponsable a la gente».

¿Es posible el contagio del COVID-19 en playas y piscinas?

«Hay responsabilidad del gobierno, de los dueños de ruta, de los dueños de buses, porque están contagiando gente y es prohibido. Uno no puede estar contagiando gente. No tenés ningún derecho a quitarle la salud a otra persona», manifestó Argüello.

«Es el colmo que sigamos a estas alturas como el único país en el mundo donde los buses todavía van como que no ha pasado nada», agregó.

Caldo de cultivo por contagios de COVID-19 en los buses

Por su parte, el médico nicaragüense José Luis Borgen aseguró que los buses, los taxis y las caponeras son algunos de los medios de transporten que producen mayores contagios de coronavirus, y se convierten en un «caldo de cultivo» en el país.

«Todos los que usamos buses hemos visto que no se guardan las medidas de protección individual, es decir, la gente se sube sin mascarilla y no hay distanciamiento social, ni los buses cuentan con las exigencias para usar alcohol gel, o lavarse las manos con agua y jabón», dijo Borgen.

Un reportaje publicado por la agencia de noticias española El País, reveló que estudios en varios países han descartado que los transportes públicos sean principales fuentes de contagios debido al uso de mascarillas y desinfección en las unidades de transporte. Aunque en España persiste el temor de contagio luego que una encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) revelara que el transporte público es el espacio percibido como más peligroso.

Contrario a esto, en Nicaragua es común observar los transportes públicos completamente abarrotados, principalmente en Managua, lo cual  imposibilita el cumplimiento del distanciamiento social, y en muchos casos, no existe el uso de mascarillas. Tampoco las unidades de transporte -en su mayoría- utilizan alcohol gel para los clientes.

Los contagios en los buses son un problema actual

Ante este escenario, una fuente médica – bajo anonimato – aseguró que el riego de contagio en el transporte público puede ser de hasta un 30 por ciento aún si la persona toma las medidas de protección. Pero, si las medidas sanitarias son adoptadas por todos los usuarios dentro de las unidades de transporte, el nivel de seguridad podría estar entre el 90 y 95 por ciento.

«Si ellos (conductor y cobrador) que son el ejemplo en las unidades de transportes, no usan mascarillas ni se aplican alcohol en las manos, entonces los pasajeros no se sienten comprometidos», agregó el doctor.

La impactante historia de un sobreviviente de COVID19: «Me dijeron que era bronquitis, casi muero»

Asimismo, explicó que las cifras de contagios podrían continuar en aumento durante el tiempo de invierno, ya que muchas unidades de transporte permanecen con las ventanas cerradas impidiendo la ventilación, incluso, los conductores sobrepasan el límite de capacidad del vehículo, lo cual podría generar mayor incremento en los casos de contagios.

¿Existen multan para los transportistas?

Ante este escenario, varios médicos se cuestionan si existe alguna ley que sanciones a los transportistas por el riego a la salud de las personas.

La abogada Blanca Parrales lamentó que en el país no exista «una legislación» que regule las condiciones que deben ofrecer los transportistas en situaciones de riesgo a la salud de los usuarios.

«Los legisladores son quienes deben tomar alguna norma legal para orientar y volver la situación de ineludible cumplimiento, pero efectivamente en nuestra legislatura no hay ese proyecto de ley que regule o multe al sector transporte, y por ende, a las cooperativas no les interesa tampoco poner tales medidas de prevención porque no hay una base legal», aseguró Parrales.

Ante esta situación, la abogada dijo que solo queda «tomar medidas de protección individual» luego de observar que muchos conductores de transporte público no usan mascarilla ni practican el lavado de mano con agua y jabón, o alcohol gel.

Asperguillus pulmonar, la nueva complicación de los pacientes con COVID-19

«El llamado a que se tomen las medidas preventivas, lavado de mano, mascarilla, distancia social, para menguar el rebrote», concluyó.

Hasta el viernes 10 de septiembre, la última actualización de la OMS reveló que más de 223 millones de personas se han contagiado de la enfermedad en el mundo, mientras se contabiliza un saldo de 4.6 millones de fallecidos por la misma causa.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.