Ómicron: una variante «ruleta rusa» del COVID-19

Al no tomar las medidas de prevención contra la variante ómicron podrías estar tentando a la suerte.

La variante ómicron del COVID-19 fue confirmada en circulación en Nicaragua hace más de una semana, y tan sólo días después, el Observatorio Ciudadano COVID-19 reportó un incremento significativo en los casos, y el hecho de conocer que esta variante es menos contagiosa, podría implicar relajamiento de las medidas preventivas contra el coronavirus, y esto no debe ser así, según especialistas.

Los síntomas de ómicron son similares a los de una gripe común, y cada sistema inmunológico reacciona diferente, es por eso que si para unas personas es una enfermedad leve, otros podrían tener consecuencias graves.

Nicaragua confirma circulación de la variante Ómicron

Una epidemióloga que prefirió omitir su nombre por motivos de seguridad, afirma que «nadie está asegurado» con esta variante, porque incluso las personas vacunadas corren el riesgo de contagiarse.

«Es cierto que Ómicron produce una enfermedad más leve, pero nadie tiene asegurado que no le dará una forma más severa o que no contagiará a alguien con factores de riesgo», explica. La especialista también explicó que en caso de que una persona desarrolle la enfermedad con gravedad, existe el riesgo que las unidades de salud estén sobrecargadas con pacientes o el personal cansado.

No hay que correr el riesgo

Debido a la similitud entre los síntomas con un resfriado común, algunas personas podrían relajarse y no adoptar las medidas necesarias, pero no hay que correr el riesgo, porque se desconoce cuándo una persona puede estar en peligro.

¿Se puede distinguir una gripe común de la variante Ómicron?

«No hay manera de saberlo, se han reportado casos de personas sanas y jóvenes cuya enfermedad se complica, entonces ¿para que correr el riesgo?
Es una enfermedad medio ruleta rusa», señala.

Las aglomeraciones continúan siendo de los puntos más criticados con respecto a las medidas que se han adoptado en Nicaragua. Recientemente, en la final de la serie de béisbol profesional entre Rivas y León, el Estadio Nacional Dennis Martínez albergó alrededor de 13,000 personas. «Imagínate, gritando, sin mascarilla, muy cerca entre sí, tocándose la cara y sin vacunarse algunos. Con una sola persona que haya estado infectada basta para infectar a muchos», explicó.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.