Ana Julia Guido y Paul Oquist, piezas claves del poder de Daniel Ortega

El gobierno de Estados Unidos es claro al señalar que estas sanciones apuntan a operaciones financieras claves y “a funcionarios gubernamentales que continúan socavando la democracia de Nicaragua”.

Estados Unidos sancionó este 9 de octubre a la poderosa cooperativa de ahorro y crédito Caja Rural Nacional (Caruna) y también a la Fiscal General de la República, Ana Julia Guido, y al secretario presidencial, Paul Oquist, dos personajes que sin lugar a dudas han contribuido desde hace hace más de una década a consolidar el poder de Daniel Ortega y de su esposa Rosario Murillo.

El gobierno de Estados Unidos es claro al señalar que estas sanciones apuntan a operaciones financieras claves y “a funcionarios gubernamentales que continúan socavando la democracia de Nicaragua”.

Ana Julio Guido, artífice de montajes para encarcelar a opositores

La Fiscal General Ana Julia Guido tiene 61 años de edad. Es una comisionada general en retiro de la Policía Nacional, que en el 2006 sonó como fuerte candidata a ocupar la jefatura de la institución, aunque finalmente el expresidente Enrique Bolaños se decantó por Aminta Granera.

Estados Unidos sanciona a CARUNA y dos funcionarios de Ortega

Desde que era miembro de la Policía Nacional se sabía de sus cercanías con el líder sandinista Daniel Ortega y cuando este llegó al poder en el 2007 no se olvidó de ella y la puso como «Adjunta» en la Fiscalía. Ya atornillado en la presidencia de Nicaragua y con el control de la Asamblea Nacional, en el 2014 la nombró Fiscal General de la República.

Ana Julia Guido, Fiscal General de la República y sancionada por los Estados Unidos – Prensa Oficial

Al ser sancionada, el departamento del Tesoro de Estados Unidos señala que “Guido formó un grupo de fiscales que trabajaron con la Policía Nacional designada para fabricar casos contra presos políticos y sus familias. Según estos informes, la unidad ha pasado los últimos dos años presentando cargos contra los presos detenidos por protestar pacíficamente, incluidos los jóvenes aguadores que fueron detenidos por entregar agua a madres de víctimas del régimen en huelga de hambre en Masaya, Nicaragua, en 2019”.

Caso Ocupa INSS

No obstante, Guido, como fiel servidora de los intereses de Daniel Ortega, ha estado involucrada en muchos escándalos desde antes de las protestas antigubernamentales del 2018. Siempre ha fungido como un arma fundamental de la política represiva del gobierno sandinista.

Uno de los casos más emblemáticos es el de Ocupa INSS, ocurrido el 22 de junio del 2013. Ese día miembros de la Juventud Sandinista asaltaron brutalmente un plantón de ciudadanos que apoyaban a unos ancianos que demandaban la pensión reducida al Estado. Durante el asalto hubo muchos golpeados y se registraron robos, incluso de vehículos. Sobre este caso, la fiscal Guido aseguró que eran delitos “difíciles de investigar”, pese a todas las evidencias de lo ocurrido.

Ortega repudiado por socialistas europeos

En las últimas semanas la Fiscal también ha participado en las consultas de la Asamblea Nacional para aprobar la Ley Especial de Ciberdelitos, la cual representa un arma de persecución para ciudadanos opositores y periodistas que critican la administración de Daniel Ortega.

Paul Oquist, un mentiroso de primera

Paul Herbert Oquist Kelley, tiene 77 años. Es un estadounidense nacido el 19 de octubre de 1943 en Oak Park , Illinois. Tiene nacionalidad nicaragüense. Se graduó en Ciencias Políticas en la Universidad de California en 1965 y en 1967 obtuvo un posgrado en la Escuela Latinoamericana de Ciencias Políticas y Administración Pública, en el Departamento de Ciencias Sociales de América Latina (FLACSO), de Santiago, Chile. Un año después obtuvo la maestría en Ciencias Políticas en la Universidad de California en Berkeley, y en 1976 el doctorado en esa misma universidad.

Actualmente es Secretario Ejecutivo de la Comisión de Nicaragua Gran Canal Interoceánico, uno de los faraónicos y fracasados megaproyectos de Ortega.

Paul Oquist, secretario presidencial – Prensa Oficial

Admirado por Ortega y Murillo

Como Secretario de Políticas Públicas es uno de los superministros del gobierno Ortega, y tanto Ortega como Murillo hacen recurrentes referencia a él en sus intervenciones públicas. Es un “gringo bueno” han dicho los mandatarios sandinistas.

Al ser sancionado, el Departamento del Tesoro indicó que este se ha dedicado a vertir mentiras a nivel internacional en defensa del gobierno nicaragüense.

Así fue el último debate presidencial que se dio en Nicaragua y al que Ortega no asistió

“Representa al Gobierno de Nicaragua a nivel internacional en una variedad de roles y juega un papel principal en la difusión de desinformación para encubrir los crímenes del régimen y las fechorías de horribles abusos a los derechos humanos. En numerosas entrevistas con medios internacionales de habla inglesa y en reuniones con representantes extranjeros, Oquist ha difundido las falsas narrativas y la propaganda del régimen de Ortega. Además, Oquist ha defendido el caso de Ortega a nivel internacional con un flujo incesante de mentiras para ocultar o justificar los abusos del régimen”, subraya el gobierno estadounidense.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.