Critican discurso homofóbico de Milton Arcia: «No voy a permitir que me llamen cochón»

Para el líder estudiantil Byron Estrada, las recientes declaraciones del empresario reafirman "la falta de preparación y la falta de humanismo" dentro de los espacios políticos del país.

Milton Arcia, empresario de transporte de la isla de Ometepe, anunció esta semana su regreso al Partido Liberal Constitucionalista (PLC) a pesar de los numerosos cuestionamientos que tiene dicha casilla. Durante recientes entrevistas brindadas a Canal 10, Arcia aseguró que es un «hombre de retos» y por ello ha decidido retornar al partido, sin descartar su ofrecimiento como candidato presidencial. Pero su anuncio ha generado algunas reacciones.

En la última entrevista brindada al canal, se mostró complacido por la respuesta que ha tenido su retorno al PLC y sostuvo que no le importa si es llamado «indio» o «lanchero» pero lo que si no iba a permitir «es que me digan cochón, ladrón o narcotraficante», lo que ocasionó algunas negativas y cuestionamientos respecto a la condición y calidad de los actuales discursos políticos en Nicaragua.

Solo días antes de las recientes declaraciones, el empresario sostuvo en otra entrevista para el mismo medio, que sus padres le habían enseñado tres cosas «respetar a los mayores, tener dignidad y principios, y ser hombre que verdaderamente tenga el pantalón y el coraje».

Especial sobre la comunidad LGBTI en Nicaragua. Conozca los retos que enfrentan en su día

Discursos políticos sin preparación y humanismo

Para el líder estudiantil Byron Estrada, las recientes declaraciones del empresario reafirman «la falta de preparación y además la falta de humanismo ante los nuevos paradigmas» que existe dentro de los espacios políticos del país, y asegura que el tema LGBT ha estado siempre alejado de los mismos.

Estrada sostiene que el vocabulario, y más el de un político, causa violencia. «Vivimos en un país muy violento en el que los derechos de las mujeres y los derechos de la diversidad sexual no son reconocidos, y por lo tanto al hablar de esto como pre candidato te imaginas ¿qué podría hacer el señor Milton Arcia en el poder con los que él a su paso llama cochones? ¿qué leyes podría implementar?»

Diputado sandinista hace apología del delito al despreciar a comunidad LGBTI, según Azahálea Solís

El joven asegura que la oposición nicaragüense debe respetar los derechos humanos y la posición que han tomado organizaciones de derechos humanos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que es en favor de los derechos de la diversidad sexual. «Si vamos a empezar viendo y tachando a los ciudadanos, que unos son cochones o que otras son mujeres machorras —como han dicho otras personas— pues yo creo que es un error político, porque no va a dar pie a una pluralidad de pensamiento ni mucho menos a la defensa de los derechos de los nicaragüenses».

La comunidad LGBTI ha ocupado un papel fundamental durante las protestas. Algunos incluso se han exiliado. Ezequiel BECERRA / AFP

Lenguaje excluyente

Estrada señala que «debemos pensar en un país inclusivo» y llama al empresario y resto de políticos del país que han expresado intenciones de precandidaturas a pensar «en un país plural, un país para todas y todos, porque si nosotros vamos pensando en un país en que vamos a coartar los derechos de las otras personas, vamos en decadencia».

Frente a un año en el cual muchos expresan desear cambios para el desarrollo del país, Estrada destaca que «es el momento de cambiar no solo el lenguaje, sino el pensamiento, ese pensamiento limitado de ver las cosas y respetar derechos» y que «así como exigimos libertad de expresión y libertad de oportunidades en este país, dentro de las libertades también está la libertad de ser, sin ser tachado y sin condiciones».

La comunidad LGBTI protestando contra Ortega en junio de 2018. MARVIN RECINOS / AFP

Homofobia en los espacios políticos

Recientemente la Asociación Agentes de Cambio lanzó una declaratoria «en contra de las narrativas discursivas que desde los diversos espacios de oposición política a la dictadura de Ortega – Murillo se vienen expresando en contra de las compañeras feministas y personas LGBTIQ+».

El pronunciamiento demanda que más allá de la tolerancia exista respeto y destacan que «no vamos a permitir que absolutamente NADIE en NINGUNA de las organizaciones de oposición siga utilizando a las feministas y población LGBTIQ como motivos de insultos, odio y exclusión».

Matrimonio igualitario y el aborto: los temas más polémicos de las agendas políticas nicaragüenses

Alex Aguirre, del sector juvenil de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), destaca que esta iniciativa #AlClosetNuncaMás surge de una indignación colectiva de liderazgos LGBT por la violencia que hay en los espacios políticos, que asegura está presente en todos, solo que en diferentes niveles.

Destaca que dentro de la UNAB «hay mucha gente respetuosa de los derechos humanos y siempre están poniendo esas barreras de contención contra cualquier opinión violenta, no así en otros espacios políticos». Comparte que hay otros espacios «que toman esa violencia y la institucionalizan, como Ciudadanos por la Libertad (CxL) que tiene institucionalizada una política conservadora contra las personas y los derechos LGBT».

Sin embargo, asegura que ninguna organización o partido político está excento de estas prácticas, pues dentro del mismo espacio juvenil del que forma parte ha escuchado señalamientos o ha visto de manera simbólica la violencia LGBT «entonces no se puede decir que hay un espacio que está libre».

Aguirre destaca que esta no sería la primera vez que un representante político hace tales referencias pues anteriormente otras personalidades de la oposición han utilizado la orientación sexual o identidad de género para desacreditar las acciones políticas de otros liderazgos y sus participaciones.

«He tenido conversaciones con otros liderazgos LGBT dentro de partidos políticos y me han dicho abiertamente que los políticos, sobre todo los mayores, utilizan estos elementos de la vida personal para desacreditar» y agrega que «esos elementos arcaicos basados en las decisiones personales no son válidos, no son necesarios, y no son incluso estrategicos, porque no te podes echar encima a un movimiento que es tan amplio, que es tan potente, que es tan influenciador, en esta etapa de la historia».

Dámaso Vargas, vocera de la Mesa Nacional LGBTIQ+ Nicaragua, coincide en que «si la política continúa fundándose en discursos de odio para sus debates, no vamos a llegar a tener nada mejor que con Ortega. No creo que discursos represivos, violentos y abusivos, nos prometan una Nicaragua mejor que la que ya vivimos ahora».

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.