Tünnermann: Futuro del país depende del candidato de la oposición

Ambas agrupaciones no lograron la unificar sus fuerzas “cuando el interés de Nicaragua está de primero”, dice Carlos Tünnermann, integrante de la Comisión de la Buena Voluntad (CBV).

La oposición nicaragüense enfrenta otro panorama luego que el partido Ciudadanos Por la Libertad (CxL), inscribió oficialmente su alianza ante el Consejo Supremo Electoral (CSE). Pero ahora le queda otro reto a los grupos políticos de negociar entre los precandidatos y respetar el acuerdo firmado llamado Unida Nicaragua Primero, para despertar el entusiasmo en los nicaragüenses de votar en las próximas elecciones.

Carlos Tünnermann, integrante de la Comisión de la Buena Voluntad (CBV), dijo a este medio de comunicación que la negociación entre los aspirantes a la presidencia tienen que ponerse de acuerdo todos para elegir un candidato único. Además señala que los dos partidos políticos tienen que acceder mediante un procedimiento consensuado para la escogencia de un candidato y que así no se divida el voto.

Desconfianza mutua: Así se tejió la división de la oposición

“Ahí saldría un candidato que despertaría el entusiasmo de la población para ir a votar y hacerse presente masivamente en las urnas. Y de esta manera dificultar a Ortega que haya un fraude. En cambio; si tenemos el panorama similar al del 2006 con dos candidatos, uno por la Coalición Nacional y el otro por la Alianza Ciudadana, la población no podría definir su voto”, señala.

Explica que de esta manera podría dificultarle a Daniel Ortega que haya un fraude. “En cambio, si tenemos el panorama similar al del 2006 con dos candidatos, uno por la Coalición Nacional y el otro por la Alianza Ciudadana, la población no podría definir su voto”, señala.

Frente Sandinista inscribe su «Alianza Unida Nicaragua Triunfa»

En el 2006, el voto entre liberales se dividió por los escándalos de corrupción del expresidente Arnoldo Alemán y por el pacto que firmó con Ortega. Esto permitió que compitieran los liberales con candidatos separados y le permitió al líder sandinista retornar al poder ganando con apenas el 38%.

Tünnermann dice que el voto útil que apuesta la Alianza Ciudadana es una presunción que no se convierte en realidad, porque podría haber mucha gente que diga: “como no se unieron, como van divididos, ya está todo perdido y Ortega supere a estos candidatos”, advierte.

Candidatos divididos no le ganarían a Ortega

“Creo que la Alianza Ciudadana se apunta a que el voto útil del 70% de los nicaragüenses que rechazan al régimen de Ortega, sería todo para ellos como sucedió en el año 90, pero los escenarios son diferentes”, apunta Tünnermann, quien recuerda que Violeta Barrios era la líder de la oposición y los otros partidos que compitieron en el mismo proceso electoral, no representaban mayor cosa. “Por supuesto que el voto útil se fue con doña Violeta”, dice.

“Aquí son dos grupos electoralmente por parte de la Coalición Nacional y la Alianza Ciudadana que pueden dividir el voto, y aunque ganara uno de ellos por encima de la votación de Ortega, Ortega haría un fraude y diría: “perdieron porque iban desunidos”, indica.

Por otra parte, deja claro que faltó voluntad política para encontrar una solución a los problemas que se habían planteado en la discusión entre CxL y el PRD. A pesar que “cuando el interés del futuro de este país está en juego, hay que deponer ciertas posiciones y reclamos”.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.