Ministra española: «Los problemas en Nicaragua no son de orden de telegramas o misivas»

El gobierno de Daniel Ortega emitió una carta diplomática ofensiva contra España luego de pronunciarse con preocupación sobre la crisis política que vive Nicaragua.

«Los problemas en Nicaragua no son de orden de telegramas o misivas», ha sido el posicionamiento de la Ministra de Relaciones Exteriores del Gobierno de España, Arancha González Laya; luego de que el gobierno de Daniel Ortega le extendiera una fuerte carta insultándola debido a sus recientes pronunciamientos sobre la crisis política del país.

AMLO reconoce represión en Nicaragua y pide «con respeto» la adopción de medidas democráticas

La ministra española de Exteriores sostuvo que en Nicaragua «hay un serio problema de respeto de derechos humanos y de organización de un proceso electoral libre, transparente y democrático», y además confirmó que existe un «clamor internacional» sobre lo que acontece en el país, y que el mundo está a la espera de si los presos políticos serán liberados y si habrá un cese de la represión estatal.

Las declaraciones de González fueron otorgadas este lunes en Roma —donde participa de una reunión de la coalición global contra el Estado Islámico— a la agencia internacional de noticias EFE. La diplomática española insistió en que las demandas contra el gobierno de Nicaragua no han sido realizadas solo por España, «esto es un clamor en la comunidad internacional, lo dice desde Estados Unidos, hasta México y Argentina, lo dicen los países centroamericanos, lo está diciendo la Unión Europea y por supuesto que lo está diciendo España, y lo dice porque lo dicen los ciudadanos nicaragüenses».

¿Qué responderá Ortega?

González Laya dijo que «la cuestión ahora es qué va a hacer el gobierno nicaragüense, qué va hacer el presidente Ortega para responder a este clamor que es nacional e internacional; si va a liberar a los presos políticos, si va a cesar la represión y si se van a dar unas condiciones libres y transparentes».

«Esa es la pregunta, y la respuesta por supuesto está en Managua, no está en Madrid ni está en Washington, ni está en Ciudad de México ni en Buenos Aires. Está en Managua y la estamos esperando todos con gran interés», indicó la ministra española.

Hasta el momento, Ortega se ha mostrado poco anuente ante la comunidad internacional que le demanda liberar a los líderes de oposición que mantiene en prisión y a que brinde las garantías necesarias para que el país pueda celebrar unos comicios transparentes durante la jornada electoral de noviembre próximo. El mandatario sandinista mantiene todo tipo de negociación cerrada y se ha limitado a extender críticas a quienes se pronuncian sobre la situación actual del país.

Este pasado 26 de junio, el canciller Denis Moncada dirigió una carta a González Laya calificándola de «ignorante atrevida» y «mandamás», por supuestamente meterse en asuntos internos de un «pueblo libre y soberano, con voz de alguacil». Los funcionarios nicaragüenses han utilizado la misma retórica de Ortega durante sus intervenciones con otros países, tal y como ha hecho el representante de Nicaragua ante la OEA, Luis Alvarado, a quien incluso en diversas ocasiones se le ha instado a mantener el respeto y evitar los ataques a otros gobiernos en lugar de responder a los señalamientos por violaciones a los derechos humanos que se le atribuyen a su gobierno.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.