Ortega y Murillo ¿aseguran su control del poder gracias a sus aliados?

Aunque la Economist Intelligence Unit considera que las alianzas de Ortega le aseguran el control al poder; un activista político destaca que la cooperación brindada por estos no es suficiente para el sostenimiento del sandinismo.

Tras las recientes votaciones generales en Nicaragua, con las cuales Daniel Ortega se aseguró un cuarto mandato consecutivo en el poder, varios gobiernos a nivel internacional se han sumado a una ola de condenas al polémico proceso, el cual señalan como ilegítimo. Sin embargo, hay algunos que se han negado a desconocer al líder sandinista.

Canadá sanciona a 11 funcionarios sandinistas

La Economist Intelligence Unit (EIU) señala en su última publicación que ciertos líderes se niegan a condenar a Ortega “porque les gustan sus métodos”. Entre estos mencionan al dictador venezolano Nicolás Maduro, quien felicitó al caudillo del Frente Sandinista por su “tremenda victoria” el pasado 7 de noviembre; a pesar de que los registros del observatorio Urnas Abiertas indican que el verdadero triunfo este 2021 se lo llevó el abstencionismo.

Otros de los gobiernos que se han pronunciado a favor de una nueva reelección de Ortega han sido Cuba y Rusia. Ambos fieles aliados al supuesto socialismo implementado por Ortega en Nicaragua.

Los grandes «amigos»

Los pronunciamientos de Cuba, Venezuela y Rusia, no son de sorprender, se tratan de los principales países aliados al régimen de Ortega de los últimos años, quienes han demostrado su fidelidad a pesar de la represión y persecución política que desató el mandatario desde 2018.

¿Quiénes son los últimos sandinistas sancionados por EEUU y de qué se les acusa?

«El régimen de Maduro ha proporcionado dinero en efectivo para ayudar a los Ortega a consolidar su control de los medios. La policía cubana ha ayudado a capacitar a sus pares nicaragüenses en técnicas de “autodefensa” y de interrogatorio. Rusia suministra el 90% de las importaciones militares de Nicaragua. Con amigos como estos, el control del poder de Ortega y Murillo parece seguro» reconoce la EIU.

Daniel Ortega (izquierda) junto al mandatario venezolano Nicolás Maduro (derecha). AFP/NI

El activista político Juan Diego Barberena explica que la relación entre Nicaragua, Venezuela y Cuba “no está sentada en cooperación económica financiera o de satisfacción de necesidades de la ciudadanía, sino que está ligada desde una perspectiva ideológica de la defensa del socialismo que está siendo atacado por el imperialismo yankee”.

“En ese sentido, lo que busca el régimen de Ortega es algún tipo de viabilidad y legitimidad política en otro lugar, porque no la pudo conseguir en las elecciones. Busca la legitimidad a través de la polaridad entre Nicaragua y Estados Unidos, entre el expansionismo del imperialismo yankee y la defensa de la revolución; y esas relaciones con Cuba y Venezuela le permite aumentar esa polaridad y obtener algún tipo de legitimidad” detalla.

Además, este acercamiento entre estos países “tiene como objetivo defenderse a capa y espada entre ellos, para evitar que las presiones y la comunidad internacional, en consonancia con las presiones populares internas, los derroquen”.

En cuanto a Rusia, destaca que existe «un interés geoestratégico, geopolítico», por lo que el país «proporciona ayuda militar en armamentos, en entrenamiento de tropas especiales, pues tiene un interés y un objetivo más geoestratégico y menos de una relación internacional normal entre estados».

¿Alianzas brindan estabilidad al régimen?

Aunque la EIU considera que estas alianzas le aseguran el control del poder a la familia de Ortega; para el activista, la cooperación brindada por estos “amigos” no es suficiente para el sostenimiento del sandinismo durante los próximos cinco años.

El presidente ruso Vladimir Putin (izquierda), junto al mandatario nicaragüense Daniel Ortega (derecha). AFP/NI

“Para que un régimen se sostenga en el poder necesita legitimidad interna, necesita satisfacer las necesidades de la ciudadanía, que haya sido electo democráticamente por la mayoría de la ciudadanía a través del voto popular debidamente depositado en las urnas, pero además necesita tener la capacidad para que la comunidad internacional lo reconozca como tal” asegura Barberena.

Gustavo Porras convoca sesión especial contra OEA

“El apoyo ideológico «legítimo» que puedan dar estos países no es suficiente para que Ortega se sostenga en el poder” y asegura que “el mismo régimen está cavando su propia tumba”, pues al incumplir con los convenios internacionales suscritos por el Estado, “perjudica a la mayoría de nicaragüenses, porque Nicaragua no va a poder ser beneficiada con créditos y préstamos” debido a las presiones a las que está siendo sometida la actual administración.

Solo este lunes 15 de noviembre Canadá, Estados Unidos y Reino Unido, dirigieron una serie de sanciones en contra de funcionarios allegados a la familia Ortega Murillo. Acciones que podrían verse incrementadas con el paso del tiempo y agravarse para la ciudadanía, como es el caso de la revisión de la participación de Nicaragua en el DR-CAFTA.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.