Diario La Nación de Costa Rica compara juicios de Nicaragua a los «Procesos de Moscú»

La Nación considera que en Nicaragua se está ejecutando el "manual estalinista aligerado y adaptado a nuevas circunstancias, pero con similar ímpetu de perversión".

Como «juicios arbitrarios» calificó en una editorial el diario La Nación, de Costa Rica, los procesos judiciales reanudados en Nicaragua el 1 de febrero contra varios dirigentes de la oposición al régimen de Daniel Ortega.

Para La Nación estos juicios se asemejan a los «Procesos de Moscú», la purga desatada en 1936 por el dictador Iósif Stalin contra los altos cuadros bolcheviques en la Unión Soviética. El diario recordó que Stalin instaló un tribunal especial que entre 1936 y 1938 organizó «siniestros simulacros de juicio» que culminaron con 54 dirigentes soviéticos «sentenciados a muerte».

«Más que organizadas con la pretensión de seguir procedimientos legítimos, estaban destinadas a infundir mayor terror en la población», señala en relación a los Procesos de Moscú.

El nuevo Chipote, la siniestra cárcel a la que Ortega envía a sus rivales

«Mucho tiempo ha pasado y las circunstancias de Nicaragua son muy distintas, pero, aun así, la serie de arbitrarios juicios abiertos o reanudados el martes 1.° de este mes, contra más de 40 presos de conciencia y opositores a la dictadura de Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, son herederos de esa tradición típica de los regímenes terroristas», subraya el reconocido medio de comunicación.

Expresa que si bien el régimen de Ortega no impondrá la pena de muerte, «la estrategia es la misma» y los tribunales están controlados por la cúpula política. «La finalidad última de estos Procesos de Managua es la misma: escenificaciones que pretenden ser justicia, pero se tornan en espectáculos de vendetta, con mayor ensañamiento mientras más cercanas hayan estado sus víctimas a los cabecillas del régimen».

Indica que los procesos de Managua se desarrollan sin garantías mínimas y mediante audiencias cerradas en el penal conocido como nuevo Chipote. «La mayoría de los inexistentes delitos en que se basan las acusaciones fueron inventados por diez leyes represivas aprobadas entre setiembre del 2019 y abril del 2020, e incluyen traición a la patria, subversión, incitación al odio y la violencia, lavado de dinero, conspiración y menoscabo de la soberanía nacional», asegura.

Es una “crueldad” que no liberen a presos políticos de la tercera edad, dicen opositores

Para La Nación la Fiscalía nicaragüense no es otra cosa que parte integral «el aparato represivo de Ortega, Murillo y sus cómplices», de tal forma que «no ha hecho ningún esfuerzo por parecer profesional o apegada a derecho». «Por ejemplo, en un comunicado divulgado el 31 de enero, aseguró, en referencia a los procesados, que “estos mismos criminales y delincuentes han reincidido, atentado contra los derechos del pueblo y la sociedad nicaragüense, comprometiendo la paz y la seguridad”. Y como para no dejar duda de que ejercer libertades básicas en Nicaragua —como manifestarse— resulta inaceptable, calificaron las protestas de abril del 2018 como “actos terroristas” orientados a un “golpe de Estado”, critica.

La Nación considera que en Nicaragua se está ejecutando el «manual estalinista aligerado y adaptado a nuevas circunstancias, pero con similar ímpetu de perversión».

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.