Pobladores se toman instalaciones de cancelada ong «Padre Fabretto» en Madriz

Esta era una organización que en Nicaragua se encargó durante año de apoyar a miles de niños, hasta que a inicios de febrero se le quitó su personería jurídica.

Cientos de pobladores de diferentes comunidades del municipio de San José de Cusmapa, en el departamento de Madriz, se han tomado las instalaciones del oratorio de «Padre Fabretto», una de las organizaciones a las que el régimen de Daniel Ortega le canceló la personería jurídica el pasado 2 de febrero.

El objetivo de estos pobladores es evitar que la nueva administración tome posición de la propiedad.

Elthon Rivera: el universitario prefiere el exilio que estudiar bajo régimen del CNU

En los videos que se están publicando en redes sociales se pueden ver a mujeres, niños y hombres gritando «Somos Fabretto» y «Cristo reine siempre», en protesta por la medida tomada contra tan importante organización social.

La docente de secundaria Claudia Lovo, quien es militante del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en San José de Cusmapa, y que impartía clases en el edificio Fabretto de esta localidad madricense, manifestó que existe un rechazo total de la población de esta zona por la decisión de las autoridades del gobierno de anexar de forma arbitraria al Estado los bienes de la Fundación Fabretto.

Lo expuesto por la maestra Claudia Lovo se reflejó cuando decenas de familias indígenas procedentes de las 19 comunidades de San José Cusmapa llegaron hasta el edificio de la fundación para rechazar enérgicamente la toma del local, que el gobierno de la pareja presidencial de Daniel Ortega y Rosario Murillo quiere adjudicar al Estado.      

Mientras en las calles del poblado ya se puede ver a equipos de inteligencia de la Policía Orteguista, vestidos de civil y procedentes desde la ciudad de Somoto. También a patrullas de agentes uniformados y hasta sujetos de civil, “esos son los famosos paramilitares que vienen a meter miedo, pero aquí la gente sandinista y no sandinista no estamos dispuesto a que el Ministerio de Educación (Mined) se apodere de lo que por años le pertenece a la Fundación Fabretto”, expuso José Emilio Bustos García, de una comunidad indígena.

 

Familias se oponen a que el gobierno imponga adoctrinamiento partidario a sus hijos.

Se oponen al adoctrinamiento sandinista

“Ha esta hora hay más de 700 personas que hemos venido de todas las comunidades y que van a seguir llegando, porque no estamos dispuesto que se despoje de un bien que es de la Fundación Fabretto que ha ayudado mucho en la educación y la formación laboral de nuestros hijos, mucho menos que despojen de los beneficios que seguimos recibiendo en el campo”, manifestó doña Bertha Emiliana Chavarría Gutiérrez, de la comunidad indígena del Ángel Uno de San José de Cusmapa.

“Yo prefiero renunciar que a continuar dando clases y someterme al adoctrinamiento partidario que aquí quieren imponernos”, afirmó una de las docentes de la Fundación Fabretto de Cusmapa que omitió su nombre por temor a represalias, “ya andan los de la alcaldía amenazando a todos lo que nos opongamos a que las propiedades de Fabretto pasen a manos del Estado”, finalizó diciendo.  

Padre Fabretto era una organización que en Nicaragua se encargó durante año de apoyar a miles de niños, en especial de comunidades rurales, como las de San José de Cusmapa, uno de los municipios con mayores índices de pobreza del país.

Los comunitarios se han tomado desde horas tempranas la casa infantil y el centro oratorio propiedad de la Fundación Padre Rafael María Fabretto Michelli en San José de Cusmapa, en rechazo a la cancelación de la personería jurídica de esta asociación con presencia, además de Cusmapa, en Somoto, donde funciona el centro Mamá Margarita y en Estelí como también en la ciudad de Ocotal, cabecera del departamento de Nueva Segovia.

Más de 50 mil niños y niñas han recibido durante más de 70 años educación, alimentos, medicina, ropa y calzado, también han aprendido diversas carreras técnicas en el campo y en talleres de manualidades en los más de cinco Oratorios (centros donde vivían niños y niñas pobres) existentes en zonas como Somoto, Las Sabanas y Cusmapa en Madriz, y en la ciudad de Estelí y Ocotal. 

La arremetida del régimen nicaragüense contra organizaciones que no están bajo su control, también ha incluido varias importantes universidades como la Upoli, un símbolo de las protestas antigubernamentales del 2018. Esta, por ejemplo, tras la cancelación de su personería jurídica y ser asumida por el Consejo Nacional de Universidades (ONG) se pasó a llamar Universidad Nacional Politécnica (UNP). Llama la atención que estudiar en estas «nuevas» universidades no será gratis.

 

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.