Agresiones de Carlos Blandón, apoderado del «Chocolatito» cada vez son más comunes

Las agresiones de Carlos Blandón, el representante legal del boxeador Román «El Chocolatito» González, contra periodistas deportivos nicaragüenses, sigue escalando niveles aún más altos mientras el tetracampeon continúa siendo el ojo del huracán debido a la excesa propaganda política a favor de la dictadura de Daniel Ortega.

Al toque de la media noche del sábado 5 de marzo, tras la victoria de Román frente al mexicano Julio César «Rey» Martínez, en la que el nicaragüense resultó ganador por decisión unánime llevándose el cinturón conmemorativo Diamante del Consejo Mundial de Boxeo, Blandón arremetió contra el editor de deportes del diario La prensa, German García.

Mientras García entrevistaba al entrenador Marcos Caballero, el apoderado de Román le insultó llamándolo «detractor» y «mentiroso», pero al ser cuestionado por los descalificativos contra el periodista, gritó «sí, que no sabes nada de boxeo, sos un detractor, siempre buscas el lado negativo, me das lástima igual que Osman (Rosales), por eso no tienen acceso ni lo van a tener».

Así ha golpeado a Ortega la caída en desgracia o muerte de sus aliados y benefactores

«Mentiroso, mentiroso, es un medio mentiroso que no sabe (…) solo buscas la noticia negativa de Román cuando sabes que soñas porque es el mejor boxeador», continuó diciendo Blandón.

Para el cronista deportivo Bayron Saavedra, la actitud agresiva del representante de Román, es un acto «recurrente» e «intransigente» que sucede en cada pelea boxística de «El Chocolatito». A su criterio, lo que sucedió el sábado «cruzó toda línea de respeto» y fue evidente descubrir la» verdadera cara» del apoderado de Román.

«Él piensa en su mente que nosotros llegamos a darle cobertura a las peleas de Román para atacarlo, pero no es verdad, buscamos darle seguimiento a su carrera», explicó Saavedra en entrevista a este medio.

«Lo que le molesta (a Blandón) es la crítica en general; nosotros también hemos señalado que El Chocolatito utiliza propaganda alusiva al partido de gobierno y que, cómo puede un boxeador representar a nivel internacional la figura de un partido político acusado de delitos de lesa humanidad manejado con mano dura por un dictador», agregó.

Blandón arremetió contra otros cronistas nicaragüenses

El pasado primero de marzo, Blandón evitó que Román se dirigiera a la prensa para brindar entrevistas; posterior, el 3 de marzo -durante la conferencia de prensa previa a la pelea- el apoderado volvió a quitar al boxeador ante las cámaras de medios nicaragüenses, y el 5 de marzo culminó su odio con ofensas directas a periodistas.

«¡Ay atacando!, la niña, la víctima; pobrecito», fue la frase con que Blandón continuó su burla contra el periodista.

Algunos de los cronistas que han observado la actitud de Blandón y fueron víctimas de las palabras descalificativas que usa, han sido Osmar Rosales, Germán garcía, Erick Martínez, Byron Saavedra, entre otros.

Este último recuerda que durante la conferencia de prensa post pelea, el primer agredido por Blandón fue Osmar Rosales cuando se encontraba dando cobertura. Según sus declaraciones el apoderado «llegó y le gritó que se apartara de su camino (porque Osmar estaba grabando), ‘si no te apartas te voy aventar’, le dijo», por lo que el periodista lo enfrentó y lo enfrentó señalándole «que lo hiciera, que lo aventara».

«Ya son varios hechos marcados al interponerse en las labores de reporteros, entrevista; desde hace tres años hacia acá es una actitud bastante hostil contra nosotros», asegura el cronista deportivo.

Años anteriores, mientras Saavedra le daba cobertura a un entrenamiento de «El Chocolatito» en el gimnasio Róger Deshón, en Managua, Blandón limitó con gritos la grabación del periodista, y se dirigió al camarógrafo diciéndole que «apagara esa mierda, refiriéndose a la cámara».

«Tuve otro encuentro en California cuando el René «El Gemelo Alvarado» se coronó allá. El chocolatito fue a ver la pelea, y cuando lo entrevistaba sobre el combate, Blandón se lo llevó y lo saca diciendo que ‘no tiene nada que hablar con nosotros'», como si se tratara de «un padre que corrige a un hijo», narró Saavedra.

«Mientras Chocolatito sigue haciendo crecer su figura, su legado, su manejador no hace nada célebre, y tan pronto como se retire Román, él será olvidado, caerá en el anonimato, como cuando comenzó, y nosotros seguiremos en la misma línea, detrás de los boxeadores del momento, recordando estas anécdotas, de alguien que pudo colaborar, y prefirió ser un estorbo», reaccionó Saavedra en sus redes sociales.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.