Ortega premia a transportistas sandinistas con 21 títulos de propiedad

Aunque Ortega asumió el poder hace más de 15 años, los transportistas continuaban culpando a los anteriores gobiernos de sus problemas de titulación.

El régimen de Daniel Ortega continúa premiando a sus más leales, y este jueves un total de 21 cooperativas del transporte urbano colectivo de Managua recibieron títulos de propiedad.

Los delegados por el régimen para entregar estos títulos fueron Denis Sánchez, Subprocurador General de la República; el Secretario General de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno; y Francisco López, tesorero del FSLN y uno de los más cercanos colaboradores del dictador nicaragüense.

Aunque Daniel Ortega asumió el poder hace más de 15 años, los transportistas continuaban culpando a los gobiernos de Violeta Barrios, Arnoldo Alemán y de Enrique Bolaños por la falta de estos documentos.

Ortega premia con otra propiedad al Ejército de Nicaragua

“El título les garantiza seguridad, ya no serán perturbados en la posesión porque tienen un título con el respaldo del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional”, manifestó el subprocurador Sánchez.

“Este documento les da seguridad jurídica a las cooperativas, por tanto, ya siendo propietarios de sus planteles pueden hacer inversiones con más confianza”, dijo por su parte Fidel Moreno.

Las violentas huelgas

Hay que recordar que los transportistas fueron uno de los principales instrumentos de desestabilización usados por el Frente Sandinista de 1990 al 2006. Eran tan poderosos y sangrientos sus paros que llegaron a paralizar el país en varias ocasiones.

Danilo Sánchez, presidente de la Unión Regional de Cooperativas de Transporte Colectivo de Managua (Urecootraco), dijo que durante años “lucharon” y que “en total fueron 22 huelgas” las que llevaron a cabo contra los gobiernos anteriores.

“Nunca nos dieron títulos, ni unidades de trasporte, estas propiedades fueron embargadas, las peleamos en las calles”, admitió en declaraciones a medios oficialistas.

Así los secretarios políticos y alcaldes del FSLN fueron piezas fundamentales de la represión del 2018

Esas violentas protestas dejaron enormes pérdidas económicas, una Nicaragua en continua crisis políticas, así como también muertos.

Entre los muertos figura un jefe policial, el subcomandante Saúl Álvarez, asesinado a balazos por transportistas en septiembre de 1993 en un tranque en Managua. En esas protestas también fue asesinada Ronelda Martínez, una ama de casa que fue sorprendida en un intercambio de disparos.

Luego de que Ortega llegó al poder en enero del 2007, los transportistas cesaron sus violentas huelgas, y aunque en no una ocasión se han quejado de problemas como incremento en los costos operativos y los altos precios de los combustibles, nunca han paralizado el país como se lo hicieron a anteriores gobiernos.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.