Periodistas cubrirán votaciones municipales en un ambiente aún más represivo

En Nicaragua cubrir las votaciones es un reto cada vez más dificil para los periodistas independientes. La censura y las amenazas dificultan documentar el proceso.

En Nicaragua cubrir un proceso electoral es un reto cada vez más grande para los periodistas independientes. En los últimos años ha crecido la censura para medios de comunicación y periodistas, haciendo aún más difícil documentar las votaciones en el país, siempre realizadas bajo un fuerte hostigamiento.

Tras el retorno del sandinismo al poder en el 2006, producto de un pacto entre el caudillo liberal Arnoldo Alemán y Daniel Ortega, la información se centralizó en el Consejo de Comunicación y Ciudadanía, un órgano dirigido por Rosario Murillo cuyo principal fin es imponer una política de “información incontaminada” desde las instituciones públicas y poderes del Estado nicaragüense, entre ellas, el Consejo Supremo Electoral (CSE).

Dictadura quiere «evitar fiscalización” de las elecciones, afirma Urnas Abiertas

En el 2018, después del estallido social, que dejó más de 300 personas fallecidas, los espacios informativos independientes fueron siendo cerrados y actualmente ya practicamente no existen dentro del país. Los medios que siguen reportando lo hacen desde el exilio. En el 2021, durante las votaciones presidenciales, los periodistas documentaron lo que pasó, pero superando enormes dificultades; ahora en el 2022, en las elecciones municipales, programadas para el 6 de noviembre, tienen el reto de sortear un ambiente aún más represivo.

La peligrosa cobertura en procesos electorales

Para Víctor Manuel Pérez, periodista exiliado en Costa Rica y miembro de Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), la cobertura de los procesos de votaciones en Nicaragua representan un peligro.

“Sabemos lo peligroso que es cubrir procesos electorales en nuestro país, el riesgo que corremos en nuestra integridad físicas y emocional”, indicó Pérez.

Piden a Ortega garantizar el libre ejercicio de la prensa independiente

Los robos de equipos, las amenazas e incluso la exposición de los familiares de los periodistas, son otros de los factores de riesgos a los que se enfrentan los comunicadores al momento de una cobertura de un proceso electoral, algo que, para Pérez está presente incluso desde antes del 2018.

“En tanto a la seguridad, no tenemos garantía alguna de que se nos respete nuestra integridad al momento de dar cobertura o que se respete la integridad de hombres y mujeres de prensa en cuidarnos, protegernos de cualquier intento de dañar nuestros equipos o de golpearnos”, indicó Pérez.

En tanto Olga Valle, directora de Urnas Abiertas dijo a Nicaragua Investiga que «en el marco de los procesos electorales la violencia política ha tenido el objetivo de eliminar la competencia electoral y limitar la participación política».

Dictadura sandinista cancela radio Stereo Sol de Jinotega

Además, añade que «por esa razón se han detenido candidatos, cancelado partidos, prohibido reuniones y perseguido a liderazgos opositores. Todas las instituciones han participado en esta violencia política, desde actores armados como policía y militares, hasta ministerios y otros entes autónomos como universidades y alcaldías».

Para Valle, «no se trata únicamente de que los medios independientes se ven impedidos de acceder a información o hechos oficiales, sino que todo su trabajo es perseguido». «Muestra de eso es la decena de medios cancelados en las últimas semanas, la detención arbitraria de periodistas y otros trabajadores de los medios», indicó.

Cubrir desde el exilio “es complicado”

Entre el 2020 y el 2021, la cifra de periodistas nicaragüenses que buscaron refugio en otros países incrementó. Solo PCIN contabiliza que más de 120 periodistas han tenido que salir ya sea de manera regular o irregular de Nicaragua para salvaguardar su integridad.

El exilio forzado, la persecución y la expulsión de hombres y mujeres de prensa, así como la negación de documentos de viaje o la retención de los  pasaportes constituyen una «violencia política» para Urnas Abiertas.

«Ya la violencia política no es solamente la persecución policial, sino la negación de servicios brindados por el estado (pasaportes, permisos, matrículas) y otro tipo de sanciones administrativas (multas desproporcionadas, exclusión de programas sociales, cancelación de personeria)», indicó Olga Valle.

El periodista Víctor Manuel Pérez, director de Intetextual, indicó que realizarán un llamado a la población para contribuir al desarrollo de la información en este proceso electoral.

“Lo que vamos a necesitar es meramente el apoyo de la población porque algunos medios hemos decidido no exponer a nuestros corresponsales en los departamentos porque sabemos la situación que se esta llevando en este momento en Nicaragua”, dijo Pérez.

Consejo Supremo Electoral no acredita a periodistas independientes

En el 2021, en el contexto de las votaciones presidenciales en Nicaragua, el principal órgano de elecciones no emitió credenciales para el acceso a periodistas ni medios de prensa en el país.

Por ello, Priodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN) llamó a la administración de Daniel Ortega y Rosario Murillo a garantizar el libre ejercicio de la prensa en el país.

“En el contexto del proceso de votaciones, le periodismo de Nicaragua exhorta a las autoridades del Estado de Nicaragua, especialmente a las autoridades al Consejo Supremo Electoral (CSE), Policía y autoridades locales, incluyendo el llamado a grupos políticos a garantizar el libre ejercicio de la labor periodística con absoluto respeto a los derechos de los ciudadanos que permita informar adecuadamente”, cita el comunicado publicado en el 2021.

52 agresiones a la libertad de prensa en votaciones pasadas

Días después de haber emitido el comunicado donde exhortaban a las autoridades de Nicaragua respetar la labor periodística, PCIN presentó un informe donde recopilaba 52 agresiones a la libertad de prensa en el contexto electoral.

El régimen en ese momento también prohibió la entrada de las corporaciones periodísticas que, tradicionalmente cubrían las elecciones en el país.

«Si nos viven echando maldiciones y quieren entrar a cubrir las elecciones. Ya sabemos, son empleados de las agencias de inteligencia de los Estados Unidos de Norteamérica. Esos no entran aquí», dijo Daniel Ortega, justificando la negativa para el ingreso de los periodistas.

Hasta el momento, el CSE no ha convocado a los medios de comunicación independientes para iniciar el proceso de acreditación que le permita la cobertura y el acceso al proceso de votaciones municipales en Nicaragua.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.