Wilfredo Navarro, el exreo político que ahora defiende a sus antiguos verdugos

Nicaragua Investiga te presenta una semblanza del polémico legislador tránsfuga de la política, Wilfredo Navarro.

Wilfredo Navarro fue preso político y lo fue en los años ochenta, durante el primer gobierno del FSLN. En esa época nadie hubiera imaginado que ese joven que estaba encarcelado en las mazmorras sandinistas, más de 30 años después sería una destacada ficha de sus verdugos de entonces.

Navarro es de los políticos nicaragüenses que han logrado sobrevivir a las debacles partidarias y las disputas de poder. Ha sido activista y dirigente político, ministro, diputado, candidato a alcalde, amigo hoy y enemigo mañana.

Nació un 16 de enero de 1951 con el nombre de Carlos Wilfredo Navarro Moreira. Su familia era de escasos recursos y con fuerte arraigo somocista.

Cursó la secundaria en el colegio Primero de Febrero, donde estudiaban los hijos y familiares de los guardias. Inició su activismo político en la Juventud del Partido Liberal Nacionalista (PLN), el partido de la familia Somoza, según un reportaje de La Prensa del 24 de marzo del 2019.

Su hermano, Edwin de Jesús Navarro Moreira, era miembro de la Guardia Nacional. Este fue herido en combate el 27 de mayo de 1979 en León, en plena ofensiva final de los sandinistas contra la dictadura. Edwin integraba la Brigada Especial Anti Terrorismo (BECAT). Murió desangrado.

La historia de Edwin Castro, el actual representante legal del FSLN

Con la debacle del somocismo, Wilfredo Navarro se unió al Partido Liberal Constitucionalista (PLI), una organización política liderada por Virgilio Godoy, un antisomocista férreo.

Dentro de esta organización pronto empezó a destacarse y ya en 1990 se le reconocía como un cercano colaborador de Virgilio Godoy, quien había resultado electo vicepresidente de Nicaragua, tras el triunfo de Violeta Barrios.

Con la caída de los sandinistas en 1990, por su cercanía con Godoy fue colocado en un cargo administrativo en la Asamblea Nacional.

Navarro era leal al expresidente y exconvicto Arnoldo Alemán. Archivo END

No pudo ser vicepresidente de Nicaragua

Sin embargo, su ascenso político no puede explicarse sin la aparición en su vida del expresidente Arnoldo Alemán, el caudillo liberal por quien Navarro alguna vez dijo que estaba dispuesto a dar la vida.

De cara a las elecciones de 1996 Virgilio Godoy fue con él a una reunión con Arnoldo Alemán . En esta le propuso a Alemán que llevara a Navarro como su fórmula. Alemán adujo que ya le había ofrecido la vicepresidencia a Enrique Bolaños. (La Prensa del 24 de marzo del 2019)

Entre Navarro y Alemán hubo química. Poco después abandonó a Godoy y se integró al Partido Liberal Constitucionalista (PLC). Navarro resultó electo diputado y Alemán lo nombró Ministro del Trabajo.

En las elecciones municipales del 2000 fue candidato a Alcalde de Managua por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC). Perdió frente a Herty Lewites. Un año después resultaría electo para un nuevo período en la Asamblea Nacional.

Preparación académica

Navarro es un hombre orgulloso de sus títulos académicos y de sus libros. Estudió derecho en la elitista Universidad Centroamericana (UCA), gracias al sacerdote jesuita Juan Bautista Arríen, quien lo metió a jugar como portero en el equipo de fútbol de la universidad.

Según el reportaje de La Prensa, quienes lo conocieron en esa época lo definen como una persona tímida, poco comunicativa y apagada, que no participaba en las actividades, lo cual contrasta con el Wilfredo que todos conocemos en la actualidad.

También tiene una Maestría en Administración de Empresas y una especialización en gestión pública, realizadas en el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE), la más prestigiosa escuela de negocios de la región.

Estudioso del liberalismo

En su perfil biográfico de la Asamblea Nacional se le destaca como escritor e historiador y miembro de Número de la Academia de Geografía e Historia de Nicaragua.

Hasta el primer quinquenio de la década pasada nadie ponía en dudas su ideología liberal. No solo porque dedicaba su mordacidad para fustigar a los sandinistas y a Daniel Ortega y Rosario Murillo, sino porque había ocupado mucho tiempo a estudiar el liberalismo. Prueba de ello son sus libros: El Liberalismo Siempre Vivo, Apuntes sobre el Liberalismo en Nicaragua, La Revolución Liberal de 1893, Rubén Darío y el General Zelaya, Documentos Históricos Liberales, Pensamientos de Liberales y sobre Liberales, Gestas Heroicas Liberales, Zeledón: Vida y legado”.

Aborrecía a los sandinistas

Lo que Navarro sentía por los sandinistas antes de arrimarse a estos bien podía calificarse como verdadero aborrecimiento. Tan así era el asunto, que cuando pocas personas se atrevían a señalar al FSLN y a Ortega de quedarse con dinero proveniente del narcotráfico, Navarro sí lo hizo.

“El FSLN ha montado toda una estructura en la Corte Suprema de Justicia y el Poder Judicial para obtener dinero, ya sea del narcotráfico o de donde provenga, para financiar sus campañas electorales”, declaró a medios de comunicación en diciembre del 2005.

Navarro se refería al robo de 609 mil dólares de una cuenta de la Corte Suprema de Justicia, un caso en el que supuestamente estaban involucrados varios jueces y abogados.

Por esas afirmaciones, el legislador denunció que había recibido amenazas. “Wilfredito, tus declaraciones te van a perder”, le dijo en esa ocasión vía telefónica una voz anónima. Navarro también denunció que le habían advertido que no siguiera “jodiendo” con el caso del dinero de la Corte Suprema.

“El FSLN ha montado toda una estructura en la Corte Suprema de Justicia y el Poder Judicial para obtener dinero, ya sea del narcotráfico o de donde provenga, para financiar sus campañas electorales”, declaró Navarro a medios de comunicación en diciembre del 2005.

¡Y se volvió sandinista!

Fue reelecto diputado por el PLC en los comicios del 2006. Nada hacía indicar que tuviera simpatías por Daniel Ortega, quien había regresado al poder tras esas elecciones. En el 2010 Navarro todavía juró que sería  opositor de Daniel Ortega hasta la muerte (La Prensa. Julio del 2010)

Sin embargo, luego de las elecciones del 2011, fue evidente que algo había cambiado en él. En julio del 2012 votó a favor de la cuestionada Ley del Canal Interoceánico, con la que los sandinistas entregaban la soberanía nacional a Wang Jing, un oscuro empresario chino.

En el 2014 se solicito su expulsión del PLC, pero esta no prosperó sino hasta noviembre del 2015. El PLC argumentó que Navarrro de había “autoexcluido” desde hacía más de dos años.

“Nací liberal, crecí liberal y soy liberal”, respondió Navarro al conocer su expulsión.

El corazón liberal se le vació rápidamente y el 26 de junio del 2016 firmó una alianza con el FSLN y corrió como candidato a diputado bajo esa cobija. Navarro se presentó ante el FSLN como líder del Movimiento Liberal Constitucionalista Independiente. En declaraciones a Informe Pastrán, Navarro argumentó que Daniel Ortega no era el “mismo” de los años ochenta.

No obstante, antes de aliarse con FSLN, ya gozaba del “aprecio” del oficialismo. El 21 de marzo del 2016 El 19 Digital, un portal de noticias gubernamental, publicó una nota de duelo por el sensible fallecimiento a los 99 años de edad de Carmencita Navarro Moreira, madre del diputado. La progenitora de Navarro había muerto en California, Estados Unidos.

Alyeris Arias, la diputada tiktokera

El preso Político

Esa alianza de hecho fue sorprendente porque Navarro era conocido por su verborrea antisandinista y por su propia historia personal. El nicaragüense promedio ignora que durante la década de los ochenta Navarro pasó un año preso en la cárcel La Modelo. “Hubo una denuncia contra mí, que era contra, porque yo hablaba más de la cuenta”, manifestó Navarro, de acuerdo a un reportaje de La Prensa del 11 de diciembre del 2016).

Mejor ficha que los sandinistas de siempre

En las filas del FSLN Navarro es un destacado cuadro debido a su probada experiencia legislativa, a tal punto que es a él al que le delegan asignaciones y no a otros legisladores de reconocida trayectoria sandinista, pero que en el Parlamento son prácticamente un cero a la izquierda.

De esta manera fue a él que se le vio en el fracasado Diálogo Nacional del 2019. De ese hecho es recordado por sus virulentos ataques a los opositores y por negar la existencia de presos políticos en Nicaragua. “Están hablando de que no se están liberando los “presos políticos”… ¿Cuáles “presos políticos”? Son políticos presos por la comisión de delitos comunes. Y la liberación está clarísima, hay una fecha tope, el 18 de Junio, que la dio el Gobierno; pero ellos están diciendo que no regresan a la Mesa si no se liberan los políticos presos”, declaró el 20 de mayo de ese año a medios de comunicación oficialistas.

Navarro estuvo en el segundo diálogo nacional en 2019. El 19 Digital.

Pero una de las funciones en las que más destaca es fustigando a sus excorreligionarios liberales y a enemigos políticos de Daniel Ortega. Así, del diputado liberal Maximino Rodríguez se ha burlado llamándolo “Maximinino”; y a la exdiputada María Fernanda Flores le “destapó” el caso de un anillo de 100,000 dólares que supuestamente le había regalado el expresidente Alemán con fondos del erario.

Wilfredo Navarro admite que su trabajo como legislador y sus estudios le han permitido vivir dignamente.

“Tengo una casa, un carro, una casa en el mar, pero una casa… no una mansión como tienen otros (…) Con dos millones de dólares ya me hubiera jubilado”, señaló en enero del 2018 a 100% Noticias, cuando dejó plasmada su famosa frase: “Yo no soy cualquier gato”.

Nayib Bukele le responde a Wilfredo Navarro por llamarlo «dictador africano»

La casa que Navarro tiene en Managua se ubica en el exclusivo residencial Las Cumbres de Santo Domingo.

Repudiado hasta por su familia

Navarro ha sido repudiado incluso por su propia hermana y sobrinas. El Boletín Ecológico publicó el 9 de octubre del 2019 declaraciones de Nidia Moreira y de sus hijas Ivette y María Elena López. Estas lo tacharon de traidor, sinvergüenza y sin escrúpulos.

“Hoy aparece en la mafia del dictador. Ello lo convierte en una vergüenza para la familia”, dijo su hermana.

Las palabras de María Elena fueron igualmente fuertes. “Hasta lo metieron preso los sandinistas y toda nuestra familia andaba sufriendo lo que hoy son los presos políticos, pero eso no es lo que ve el sinvergüenza que hoy es la vergüenza de la familia por ser un traidor sin escrúpulos”, aseguró López.

Ivette fue mucho más allá y hasta puso en dura la honradez de su tío.

“Ese sinvergüenza, toda su vida fue antisandinista porque le asesinaron a su hermano, y ahora aparece sin autoridad moral. Más bien que lo investiguen a él porque se vendió a los sandinistas. “¿Cuánto le dieron para aparecer como un judas que hoy en día, se beneficia y ríe por encima de la sangre de mi tío, asesinado por los que ahora le pagan?”, preguntó.

Más de C$13 millones paga la asamblea en seguro médico y de vida para diputados

La marcha “Amor en los tiempos del COVID-19”

A mediados de mayo del 2020 murió de COVID-19 Roberto Moreira primo hermano de Navarro y asesor gubernamental. Esto ocurrió días después de que el diputado se había burlado de los legisladores liberales que llegaban protegiéndose de la pandemia.

A inicios de junio se conoció que Navarro había pedido al presidente de la Asamblea, Gustavo Porras, extremar las medidas de protección, pero se encontró con una negativa. Pese a ello Navarro ya tenía varias semanas protegiéndose con mascarillas y alcohol.

“Wilfredo está tan paranoico que cuando le sirven los bocadillos los fumiga con alcohol. En la última reunión me quedé poca abierta porque está afectado psicológicamente al punto de fumigar los bocadillos”, dijo en esa ocasión a Nicaragua Investiga el diputado Maximino Rodríguez.

Meses antes, el 14 de marzo Navarro había participado en la tristemente célebre marcha “Amor en los tiempos del COVID-19”. Eran momentos en que la pandemia ya causaba estragos en Europa y Asia.

“Démosle gracias a Dios, a la virgen y démosle gracias a nuestro gobierno que está haciendo todo lo posible para impedir que esta pandemia venga a Nicaragua. Y si viniera a Nicaragua la enfrentamos, la combatimos y la derrotamos como a cualquier enemigo en nuestro país”, manifestó a medios de comunicación gubernamentales.

Navarro ya había sido visto en actividades partidarias bailando y cantando «El Comandante Zekeda», pero en esta ocasión se mostraba más fanatizado, desafiante, aguerrido, como si fuera un militante histórico curtido en la montaña combatiendo a la Guardia, un sandinista de pura sepa… a despecho de sus orígenes somocistas.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.