René Sándigo, el polémico obispo que no se atreve a condenar al régimen

Al indagar en la vida del obispo René Sándigo, uno se da cuenta que acarrea polémicas desde mucho antes de que iniciara la crisis política en el 2018.

Sócrates René Sándigo Jirón, es el nombre completo del actual obispo de León, el número 51 de la diócesis. Nació el 19 de abril de 1965 en Diriá, en el departamento de Granada. Es el noveno hijo de los 12 que tuvo el matrimonio entre Enrique Sándigo e Isabel Jirón.

Fue ordenado sacerdote el 11 de enero de 1992, tras culminar sus estudios en el Seminario Menor de la Diócesis de Granada. Estudió Filosofía en el Seminario Mayor Nuestra Señora de Fátima en Managua y, prosiguió con sus estudios de Teología en el Seminario Conciliar de Medellín en Colombia.

El obispo Sándigo es máster en Teología y posee una licenciatura en Teología Bíblica en la Universidad Pontificia Gregoriana, de Roma.

A los 38 años fue nombrado obispo por el papa Juan Pablo II, siendo ordenado por el cardenal Miguel Obando y Bravo, en ese momento arzobispo de Managua. Sándigo se convertía en uno de los obispos más jóvenes del país.

Polémica por nombramiento de René Sándigo como obispo de León

Recibido por el comisionado general Ramón Avellán

El 24 de agosto del 2019 tomó posesión en la Diócesis de León. Un grupo de feligreses lo acompañaban. Entre el humo de la pólvora y los banderines que colgaban de poste a poste en las calles de la ciudad, se lograba distinguir al  personaje vestido de púrpura que saludaba a la multitud. Pero la bienvenida se vio apañada por otro personaje.

La feligresía católica de León saludaba a su nuevo obispo, y también lo hacía el comisionado general Ramón Avellán, el no menos polémico subdirector de la Policía Nacional, señalado por Estados Unidos de ser responsable de más de 100 asesinados en el contexto de las protestas antigubernamentales del 2018.

«Él decidió estar rodeado y acuerpado por figuras altamente señaladas como violadores a los derechos humanos como los comisionados policiales Avellán y Domínguez. Ya establecido en el Palacio Episcopal de León, se ha mostrado cercanísimo a Róger Gurdián, el alcalde orteguista de León, entre otros funcionarios», indicó el periodista especialista en temas religiosos, Israel González Espinoza,

El obispo Sócrates René Sándigo administra la Diócesis de León, la única que recibe fondos estatales. Foto cortesía de Religión Digital

Crisis de los 80 tocó la puerta del seminario con él adentro

En una entrevista con el diario La Prensa, el obispo René Sándigo indicó que, en la década de 1980, con triunfo de la Revolución Sandinista, pasó por momentos “difíciles” ante el desabastecimiento de alimentos que, incluso se hacía sentir en el seminario donde llevaba sus estudios para la ordenación sacerdotal.

El obispo Sándigo recuerda ese momento en dos facetas: “Por una parte difíciles, pero por otra parte gozosos, por hacer una experiencia en el seminario en circunstancias difíciles desde el punto de vista alimenticio. No teníamos en el seminario suficiente comida. Era una vida muy limitada”.

Luego de esa faceta, el actual obispo de León recuerda que se fue a otro país y marcó distancia de la situación que vivía Nicaragua con la llegada del sandinismo al poder por medio de las armas.

Su familia enfrentó el exilio y el cierre de emisoras

Monseñor Sándigo también recuerda a Manuel Jirón, hermano de su mamá, Isabel Jirón, fue víctima del “sistema sandinista de los 80” que ordenó el cierre de las emisoras Radio Mi Preferida y Radio Amor.

Además, agrega que varios de sus familiares se enfrentaron a la muerte en el exilio.

“(El) hermano de mi mamá que sufrió mucho como tuvo que ir al exilio, ahora lo puedo decir en la valijera de un vehículo de un embajador. Si existiese una tendencia creo que no sería la de quien más bien ha sido de afectación y dolor para mi propia familia, con hermanos que tuvieron que emigrar. Lo sufrimos en carne propia de mi casa secuestrada en aquel entonces por varios días. Niño yo todavía de no poder salir”, indicó a La Prensa.

Su papel imagen dentro de la Iglesia católica de Nicaragua

Para Israel González Espinoza, monseñor Sándigo es una “figura polémica” en la iglesia nicaragüense por diferentes eventos que han transcurrido a lo largo de su vida.

El obispo Sándigo “es un hombre sumamente polémico. De talante autoritario y demagógico, ha sido conocido por sus exabruptos a la hora de ofrecer declaraciones a los medios de comunicación”, indica.

Uno de los hitos que rodea la vida del obispo Sándigo, fueron sus declaraciones a los medios de comunicación oficialistas, en el contexto de las reuniones que sostuvo la Conferencia Episcopal de Nicaragua junto al Secretario de la Organización de Estados Americanos, OEA, Luis Almagro, en octubre del 2016.

Obispo de León se muestra a favor de un diálogo para resolver la crisis

En aquel momento, los periodistas consultaron al obispo sobre si el extinto Movimiento Renovador Sandinista (MRS) manipulaba al Movimiento Campesino en su demanda por la derogación de la ley 840, Ley Especial para el Desarrollo de Infraestructura y Transporte Nicaragüense Atingente a El Canal, Zonas de Libre Comercio e Infraestructuras Asociadas.

Israel González recuerda ese episodio. Precisamente él se encontraba realizando cobertura, siendo el único periodista independiente que estaba en ese momento.

“Cuando Luis Almagro, secretario de la OEA, se reunió con los obispos de Nicaragua en Managua, Sándigo dio unas declaraciones totalmente en contra del movimiento campesino. Yo era el único periodista independiente que estaba presente cuando lo abordaron los propagandistas del régimen. Él abiertamente se dejó manipular por ellos para decir que el Movimiento Renovador Sandinista (MRS)”, recuerda González.

Además, destaca que el obispo Sándigo “nunca tuvo una palabra en esa intervención para denunciar la represión contra los campesinos ejercida por el régimen orteguista en la zona de Chontales y Río San Juan. Al final, los campesinos si pudieron llegar para hablar con Almagro en Managua; pero Sándigo quedó como una voz discordante al interior de la Iglesia”.

Un costoso viaje a Tierra Santa

Monseñor Sándigo en el 2017 realizó un viaje a Tierra Santa valorado en casi 3.4 millones de córdobas, de acuerdo a un reporte del diario La Prensa.

A ese viaje fueron 26 personas en total, incluyendo al obispo Sándigo.

“Si uno tiene que pagarlo o pagarlo con dinero de la parroquia o algo, entonces yo creo que es un gasto fuerte y cada uno tenía que reflexionar si está justificado y si es una donación, bendito sea, pero hay que ver, porque hay donaciones que también nos amarran las manos, nos quitan independencia”; criticó en ese momento el obispo emérito de Juigalpa monseñor Bernardo Hombach.

Un sacerdote de familia liberal

Tras las críticas recibidas en redes sociales sobre su supuesto acercamiento con la administración Ortega-Murillo, el obispo Sándigo dijo en una entrevista publicada el 01 de octubre del 2019 por el Diario a La Prensa, que su familia es de origen liberal.

“Yo soy obispo, pastor de la iglesia, acompaño a los miembros de la iglesia que se revisten de un color o de otro de manera que ese ámbito político para mi ocupa otra esfera. Si inclinaciones hubiese en mi vida de esta índole pues vengo de una familia liberal muy afectada por el sistema sandinista de los años 80”, indicó en la entrevista.

Diócesis de León recibe fondos estatales

El periodista Israel González, afirma que la Diócesis manejada por el obispo Sócrates René Sándigo es la única diócesis a nivel nacional que recibe fondos estatales.

“Oficialmente, se supone que la Diócesis de León utiliza esos fondos para la Catedral de León, que es Patrimonio de la Humanidad y debe tener fondos estatales para su mantenimiento, según el acuerdo firmado entre el Estado de Nicaragua y la UNESCO. Aunque no puedo caer en especulaciones, sí te puedo decir que es lamentable que, en plena ola de persecución religiosa, él no ha tenido una palabra de solidaridad con el obispo Rolando Álvarez, con los curas y templos asediados en otras Diócesis del país”, aseguró.

La Ley Creadora de un Fondo para el Mantenimiento y Restauración de la Catedral de León, publicada en el Diario La Gaceta, indica en su artículo uno, que la Diócesis de León podrá administrar “un monto de cuatro millones de córdobas, para ser invertidos en la conservación, restauración, reparación, mejoras y mantenimiento de la Catedral de León”

Cada año, se realizará un estudio para “hacerse los ajustes e indexaciones correspondientes, para el mantenimiento de su valor”.

Docente de seminaristas

El obispo Sándigo también tiene una faceta de formador. Se conoce que formó parte del cuerpo docente en los tres Seminarios Mayores de la Provincia Eclesiástica de Nicaragua, según se lee en una reseña de la Conferencia Episcopal.

Además, tuvo cargos como vicario parroquial y párroco en San Antonio María Claret, Medellín. Colombia; Vicario Parroquial en la Parroquia El Salvador, también en Medellín; y Párroco en Diriá, Granada.

Así mismo, fue rector del Seminario Mayor San Pedro Apóstol, Diócesis de Granada; párroco en Buenos Aires, Rivas; párroco de San Jorge y vicario Episcopal en la zona sur de la Diócesis de Granada.

Un caso de pederastia sin resolver

En los archivos de julio del 2017 del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), se registra un caso de impunidad por parte de las autoridades judiciales de Chontales y de las autoridades eclesiásticas de ese departamento.  Un sacerdote de nombre Wilberto Antonio Pérez Díaz, de 33 años, estaba siendo acusado de violación en perjuicio de una menor de edad, y la familia de la víctima demandaba justicia.

“El día 24 de febrero, el CENIDH solicitó audiencia con el Obispo de la Diócesis de Chontales y Río San Juan, Monseñor René Sándigo, quien tres días después concedió de manera cortés la audiencia solicitada, recibiendo la documentación y la solicitud para que se inicie un proceso canónico como lo establece la Santa Sede, con la finalidad de que el sacerdote fuera investigado y sancionado, en caso proceda”, cita el informe presentado por el CENIDH.

Sin embargo, el documento publicado en el sitio web de dicha institución relata que, tras la denuncia interpuesta ante la Policía Nacional en contra del sacerdote, monseñor Sándigo ordenó la realización de respectivas investigaciones contra el sacerdote, pero no dio resultados para la detención.

“Después de esta entrevista, monseñor Sándigo nombró un equipo de investigación, el que a la fecha de la presente ni siquiera abordó a los familiares ni realizó alguna diligencia de la que se tenga conocimiento para esclarecer el hecho.  Más bien, el sacerdote en mención fue trasladado a la parroquia de Cuisalá /Comalapa y nombrado párroco de esa localidad”, describe el informe.

Un video que, según Sándigo, salió del contexto

En mayo del 2018, cuando se cumplían 38 años de la aparición de la Virgen de Cuapa, monseñor Sándigo, siendo obispo de la diócesis de Chontales pidió perdón por “la violencia en nuestro país”.

En esa ocasión, delante de los feligreses y medios de comunicación dijo: “¡Hasta has llorado, madre, en estos días! ¡Hasta lágrimas han salido de tus ojos! Al ver a tus hijos nicaragüenses otra vez volviéndose unos contra otros”,

Para mayo del 2018, ya se registraban varias muertes a causa de la represión gubernamental.

“Madre, hemos venido ante ti para pedirte perdón por la violencia en nuestro país. ¡Hasta has llorado, madre, en estos días! ¡Hasta lágrimas han salido de tus ojos! Al ver a tus hijos nicaragüenses otra vez volviéndose unos contra otros”, dijo Sándigo en esa homilía.

En la homilía, se dio a entender que los obispos habían sido causante de esta violencia y por incitar a la violencia. Porque, también hemos pecado incitando a la violencia; cuando el papel nuestro debió de ser de mediadores, de apaciguadores y de promotores del diálogo y de la paz.

Sócrates Sándigo se defendió diciendo que “fue una manipulación de una homilía. Precisamente con base a la misma crisis, queriendo hacerme quedar mal a mí y queriendo como sacar provecho de una reflexión ante la virgen en la que nunca mencioné a la Conferencia Episcopal.

El obispo dijo en esta ocasión al Diario La Prensa, en la entrevista publicada en octubre del 2019 que cuando decía “hemos”, él se refería a todos los nicaragüenses.

Israel Gonzáles enfatizó que «Sándigo jamás ha condenado la represión del orteguismo contra la población y ahora contra la Iglesia, y eso evidentemente lo pone en una posición difícil porque todas sus actuaciones y declaraciones más bien parecen estar orientadas a llevarse bien con el régimen».

 

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.