Banco Central rompe el silencio y brinda sus proyecciones económicas para Nicaragua

A pesar de que la economía nicaragüense se ha visto golpeada tanto por una crisis sociopolítica como por una crisis sanitaria mundial, autoridades pronostican recuperación este 2020.

Finalmente, en medio del secretismo que se mantuvo por meses sobre el rumbo económico del país, directivos del Banco Central de Nicaragua (BCN) dieron a conocer un informe sobre las condiciones actuales. De acuerdo a la información brindada por el presidente del BCN, Ovidio Reyes, Nicaragua es el país menos afectado por la pandemia del COVID-19 en la región, y sostiene sus previsiones iniciales sobre una tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de -4.5% al cierre del año.

A pesar de que la economía nicaragüense se ha visto golpeada tanto por una crisis sociopolítica interna como por una crisis sanitaria mundial, el Banco Central de Nicaragua (BCN) continúa optimista y proyecta una recuperación en las principales variables de la economía para este 2020.

Nicaragüenses cada vez más pobres, según informe del FUNIDES

Sin embargo, las estimaciones de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) reflejan que el PIB cerrará el 2020 con un -5%. Una caída que se compara al PIB presentado en 1962 según el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Michael Healy.

Reactivación en la economía

El Fondo Monetario Internacional (FMI) presentó el martes nuevas previsiones sobre el crecimiento económico ligeramente más positivas a las presentadas en junio, esto debido a la reciente reactivación en algunas economías.

Reyes compartió que durante el I trimestre la economía nicaragüense mantuvo una trayectoria de «estabilización y recuperación que se venía observando desde mediados de 2019», el PIB reflejó un crecimiento de 1.7% y la tasa de desempleo abierto disminuyó en 4.8%. Fue hasta el II trimestre, a partir de marzo, en el que ya se inició a manifestar directamente el impacto del COVID-19 ante la reducción del comercio y de la producción mundial. Sin embargo, para este tercer trimestre prevé una recuperación económica ante las recientes señales.

El sector turismo y de servicios ha sido el más golpeado durante la crisis sanitaria ante el cierre de fronteras | NI

«En esta recuperación se destaca la evolución positiva de las exportaciones de mercancías, depósitos bancarios y reservas internacionales. La producción y el empleo muestran señales de recomposición, pues el número de afiliados al INSS creció en agosto y septiembre en 2,391 y 958 afiliados respectivamente, luego de 4 meses consecutivos de desafiliación neta. Además, hasta septiembre de 2020 la inflación ha presentado una tendencia hacia la baja, influido por baja en los precios de los alimentos, menores precios del petróleo, y menor presión de costos por la reducción del deslizamiento cambiario del 5% al 3% en octubre de 2019» dijo Reyes.

Pero a pesar de esto, el panorama económico en Nicaragua continúa siendo negativo. Los datos del FMI proyectan una contracción del 5.5% para el 2020.

Estado económico durante II trimestre

La economía de Nicaragua se vio afectada principalmente durante el segundo trimestre del 2020, en el cual el PIB registró una reducción interanual del 7.9%.

Ortega aumentó más del 300% el número de trabajadores del Estado desde que llegó al poder

Aunque el presidente del BCN asegura que las afectaciones fueron sectoriales, mientras el sector primario continuaba creciendo, el sector servicio presentaba reducciones.

Las actividades que se mantuvieron con crecimiento fueron el pecuario con un 2.1% y la agricultura con 1.1%. Mientras tanto, las actividades que se redujeron fueron las de hoteles y restaurantes con un -53%, explotación de minas y canteras con -30.2%, y la industria manufacturera con -18.8%.

La tasa de desempleo abierto pasó de 4.8% en el I trimestre, a 5.4% en el II trimestre. La tasa global de participación laboral pasó de 71% en el I trimestre, a 66.5% en el II trimestre; una reducción que para Reyes podría estar asociada a «la decisión de una parte de la población económicamente activa de no buscar trabajo, tanto por motivos precautorios sanitarios, como por las perspectivas menos alentadoras de encontrar empleo por la reducción de la actividad económica». En cuanto a la tasa de subempleo, esta pasó de 44.7% en el I trimestre, a 45.9% en el II trimestre.

Los datos del BCN muestran que el mes de abril fue el de mayor impacto por la pandemia, con una reducción del 9.9%.

En relación a los países de la región de Centroamérica y República Dominicana, Reyes sostuvo que el PIB trimestral de Nicaragua muestra el mejor desempeño en términos de variación interanual, tanto en el I como en el II trimestre de 2020. Ante esto, alegó que puede relacionarse al hecho de que en el país no se adoptaron medidas generales de confinamiento.

A pesar de las previsiones optimistas brindadas este jueves por el BCN, economistas ya habían alertado previamente que la economía del país no mejoraría solo con el paso de la pandemia del COVID-19, pues además de la situación sanitaria, Nicaragua enfrenta otras tensiones internas.

Anteriormente el economista Luis Núñez señalaba que aunque se de esta ligera recuperación económica en el PIB, la incertidumbre política en Nicaragua dificulta la recuperación de otros factores que el país ya ha perdido como son la inversión extranjero, el turismo y la confianza de los inversionistas; sin los cuales la economía nunca podrá dinamizarse.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.