Más de C$2 mil millones provenientes del FMI amortizarán el déficit del INSS

Para amortizar el creciente déficit que presenta el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), Nicaragua utilizará más de 2 mil millones de córdobas de los montos otorgados por el Fondo Monetario Internacional (FMI). Este pago está establecido en la reciente modificación a la Ley de Presupuesto General de la República 2020, la cual fue aprobada este miércoles.

¿INSS al borde de la quiebra?

La modificación aprobada por la Asamblea Nacional señala que una de las instituciones principalmente afectada por los efectos de la pandemia del COVID-19 es el aporte estatal INSS «por caída del empleo nacional afiliados y por ende de la facturación de los cotizantes».

Por lo que el gobierno ha modificado su presupuesto de este año, aumentándolo a C$ 3,063.6 millones «que corresponde a adelantos de pagos de nueve cuotas anuales de la deuda histórica y con destino a financiar su déficit para el pago de pensiones a jubilados».

De este monto,  C$ 2,361.1 millones provendrán del préstamo otorgado por el FMI y 978.9 millones serán dispuestos con recursos del Tesoro. Los fondos destinados al INSS forman parte de los U$ 186.8 millones que desembolsó recientemente el FMI a Nicaragua para atender la emergencia del COVID-19.

De acuerdo al gobierno, estos fondos ayudarán a financiar «el déficit de liquidez que enfrenta el INSS«, el cuál se ha agudizado este 2020 por la pandemia, pero cuya caída en el número de cotizantes viene presentándose desde el inicio de la crisis en 2018.

En caída libre

El número de cotizantes del INSS pasó de 818,396 en 2018 a 707,913 en octubre de este año. Expertos han alertado sobre la crisis que vive el seguro social desde antes de 2018, pues la misma crisis que enfrenta Nicaragua se originó tras la aplicación de unas polémicas reformas para salvar a la institución.

El economista Luis Murillo considera que aunque la medida es pertinente debido al déficit que agobia al seguro social, a largo plazo esta solo generará mayores endeudamientos externos, como ya está realizándose con el FMI al recurrir a estos fondos.

Presupuesto 2021 ya está publicado en La Gaceta

El economista Óscar René Vargas ya señalaba que el endeudamiento neto del país «está entrando a niveles de riesgo porque la capacidad que tiene el país para pagar esa deuda disminuye». Hasta el segundo trimestre del año 2020, la deuda externa asciende los 11 millones de dólares, por lo que continuar recurriendo a préstamos internacionales para asegurar la liquidez de la institución podría ser una decisión no acertada.

Murillo asegura que aunque se adquieran estos fondos los problemas continuarán persistiendo pues la solución se encuentra en la implementación de «verdaderos ajustes al sistema del INSS«.

«Se requiere de un mejor manejo de las partidas de inversión, bajar el personal supernumerario, revisar las pensiones o extraordinarias, disminuir el costo de administración financiera que tiene el Seguro Social y sobre todo, buscar como generar empleo para aumentar el número de cotizantes», son algunas medidas que Murillo advierte deben implementarse dentro de la institución para evitar «mayores crisis estructurales».

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.