Se agudiza desempleo en Masaya luego de tres años de crisis sociopolítica

El epicentro de las protestas de abril de 2018 se encuentra en una etapa crítica tras la caída de su principal actividad económica; el turismo

La población profesional de Masaya resiente el desempleo, ya que no hay oportunidades de trabajo que ofrezcan estabilidad laboral. Muchas empresas y negocios cerraron tras la crisis de 2018 y cientos de plazas de trabajo dejaron de existir.

Debido al desempleo, existe la necesidad de emprender, sin embargo, estos negocios son “temerosos de las políticas fiscales, que este gobierno ha implementado hacia la población”, enfatizó Walter Solís, Máster en Educación.

Sindicatos sandinistas callan ante constantes alzas en los combustibles

Muchos de los negocios que han surgido debido al desempleo optan por no usar letreros, porque temen recibir multas por parte de la alcaldía quienes pueden recurrir a la Ley de Rótulos que fue aprobada en diciembre del año pasado por la Asamblea Nacional.

“La gente tiene miedo hasta de poner un rótulo, por ejemplo: ¡hay helado!, no sabes si te van a cobrar (…) las municipalidades están siendo agentes recaudatorios” expresó Solís, quien inició una pequeña pulpería en su casa.

Solís, también trabaja por contrato de horas en la Universidad Evangélica de Nicaragua (UENIC) en Masaya, y explicó que sus alumnos apuestan por trabajar y estudiar al mismo tiempo debido a la situación económica del país.

“Ellos (los estudiantes) también se ven afectados porque hay recortes en las zonas francas, hay recortes en los ingresos de ellos mismos,” incluso “muchos se retiran (de las clases)” dijo Solís.

Proyectan crecimiento en las remesas para 2021 pero prevalece incertidumbre

La joven Jennifer Chávez, nutrióloga e instructora de aeróbicos, actualmente emprendió una tienda de ropa en Monimbó, pero siempre ha anhelado desempeñar su profesión en el área clínica.

“No se me ha dado la oportunidad porque mi familia y yo no somos partidarias del gobierno actual (…) yo considero que hoy en día conseguir un puesto” de trabajo “es algo político”, expresó Chávez.

No hay turismo extranjero

Masaya es una de las ciudades con más dinamismo turístico del país, sin embargo, tras la crisis sociopolítica iniciada en 2018 se registró una caída histórica en ese sector y la falta de visitantes extranjeros también impactó en el comercio y cerró fuentes de empleo que se generaban a través de la actividad del turismo. La población tiene que migrar a otros departamentos para seguir vendiendo sus productos.

“Me siento triste, porque yo veo a mi alrededor y Masaya, principalmente Monimbó es un pueblo artesano, todas estas personas se han visto afectadas de gran manera porque turistas no hay, personas que vengan del extranjero a visitar o a comprar no hay”, concluyó Chávez.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.