¿Cómo impacta económicamente el cierre de empresas y oenegés en Nicaragua?

El cierre de empresas de parte del gobierno, genera una mala imagen para todo inversionista nacional e internacional, de los que se necesita para hacer crecer la economía y generar empleos que cada día son más necesarios.

La economía de miles de familias nicaragüenses se ha visto fuertemente afectada por el cierre de negocios durante y después de la crisis sociopolítica de 2018, los efectos de la pandemia de coronavirus entre 2020 y 2021, y actualmente los allanamientos arbitrarios a oenegés y empresas. Todo ello deja pérdidas millonarias, pobreza y migración forzada.

Cerrar una empresa, por pequeña que sea, genera un efecto dominó en la economía: desempleo en trabajadores directos e indirectos, menos cotizantes al seguros social, menos consumo y recaudación de impuestos, afectaciones en usuarios de determinados servicios, carestía de la vida y pobreza, y el que más ha impactado en los últimos meses, migración forzada, cuyos efectos negativos se extienden a un largo plazo.

“Toda economía, cuando hay cierre de empresas, más de manera arbitraria, causa un mal impacto porque se violenta el estado de derecho, que es muy importante en la estabilidad de las empresas, se violenta la estabilidad social porque queda mucha gente sin empleo, no solo empleo directo que trabajan en dicha empresa sino empleos indirectos que son todas las personas que colaboran con la cadena de actividades”, explica a Nicaragua Investiga un economista que pidió anonimato.

EE.UU. nombra una ministra consejera para embajada en Nicaragua

Mala imagen a nivel nacional e internacional

Sin embargo, cuando la clausura de una organización viene de manos del Estado, tal como ha ocurrido con el cierre de más de 1,500 organizaciones no gubernamentales (ONG) y la toma “arbitraria” de propiedades como ha ocurrido con las organizaciones antes mencionadas, ya genera una zozobra para quienes tenían planeado invertir sus recursos.

El problema va más allá cuando las autoridades gubernamentales se toman empresas meramente privadas como ocurrió con la empresa de empeños Prisa, de quien el gobierno se apropió de todos sus bienes y hasta de los productos que miles de nicaragüenses tenía empeñados.

Esto genera una mala imagen para todo inversor nacional e internacional, de los que se necesita para hacer crecer la economía y generar empleos que cada día son más necesarios.

Detienen a nueve migrantes nicaragüenses en Liberia, Costa Rica

“En el caso de la casa de empeño Prisa, si ponés en promedio un administrador o gerente de cada sucursal, un recepcionista de las prendas, digamos que tres trabajadores como mínimo por las 38 sucursales, estás hablando de unas 120 familias, porque esto no solo es la persona, si no el impacto en el ingreso familiar”, expone el economista a quien consultamos.

Según el experto, “el cierre de la empresa Prisa fue escandaloso porque se tomaron las propiedades físicas, la oficina, los bienes inmuebles, los mobiliarios, los equipos, las computadoras, etc.; entonces es una confiscación que viola la Constitución Política que dice que se respeta el derecho a la propiedad privada”.

“Hay esa incertidumbre que al final tiene otro impacto y es la estabilidad institucional, la estabilidad para un inversionista sea de cualquier índole que quiera invertir en Nicaragua, sea extranjero, todas esas son señales negativas, son cortinas de humo”, explica el economista.

El desempleo y sus efectos

No obstante, el mayor sufrimiento lo tienen miles de nicaragüenses que se quedan en el desempleo, muchos de ellos inician pequeños negocios con los pocos recursos con los que cuentan o con el dinero de sus liquidaciones, pero éstos no siempre obtienen los resultados esperados.

La decepción hace que miles de nicaragüenses se vean obligados a migrar en busca de oportunidades, hacia destinos como Estados Unidos, que ya reporta la detención de unos 100 mil nicas en lo que va del año y las noticias de fallecidos en la peligrosa travesía.

En tan solo 3 meses (mayo-junio-julio), el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) reporta una caída de casi 5 mil cotizantes. El dato no es ajeno a la realidad que se vive día a día con, el impacto del cierre de oenegés y empresas está golpeando fuertemente la seguridad social, el motivo principal que desencadenó las protestas de 2018 debido a las reformas anunciadas y luego implementadas por la dictadura.

¿Qué impacto tendría en la economía de Nicaragua un eventual freno a las exportaciones hacia EEUU?

Los datos van más allá, el cerrar una empresa no solo afecta a los trabajadores directos, hay otros indirectos como vigilantes, comiderías y hasta el mismo transporte público, que se ven golpeados por medidas como éstas.

“Todas éstas empresas tienen lugares donde sus empleados van a comer, usan transporte, entonces el efecto multiplicador del impacto negativo es tres o cuatro veces más que el que vemos aquí. Esto afecta también a los prestadores de servicios que giran alrededor de estos negocios y eso se llama contracción en la demanda de una economía”, agrega el experto.

Hay otra cosa de la que muchos no hablan: La gran fuga de cerebros que con los años le pasará factura a Nicaragua.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.