La única vez que Rosario Murillo abrió las puertas de su casa a un periodista para mostrar su extraña navidad

Rosario Murillo sin pudor alguno dice adorar al Jesús recién nacido, a la Virgen María, a Sai Baba y a la vez ser reconocida por haber convocado a un congreso internacional de brujos.

Era la navidad del 2006. El periodista Arturo McFields, en ese entonces de Canal 12, se había colado con el permiso, o a instancias, de sus propios moradores, en El Carmen, la residencia de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Ese día los nicaragüenses que aún no le daban credibilidad a los comentarios sobre la esposa de Ortega, despejaron cualquier duda: Rosario Murillo tiene una rara comprensión del cristianismo y no tiene reparo alguno en hacer una mescolanza de creencias religiosas, pudiendo hablar como seguidora de Jesús, pero al mismo tiempo admirar el budismo y ser firme creyente del esoterismo.

En una casa pintada con colores pasteles, atollada de estrambóticos adornos, incluyendo ángeles por todas partes, al periodista le llamó la atención la presencia de una estatua de Buda, a lo que Murillo aclaró que este “es el símbolo de la unión con el universo a través del desprendimiento, del desapego”.

“Yo admiro mucho el budismo en tanto que predica el desapego, el desprendimiento, el no apegarse a nada, porque uno no es eterno, uno es movimiento, la vida es eso, la vida es movimiento y uno debe de fluir con ese movimiento y uno debe de ser desprendido y saber que un día estás aquí y otro día estás allá (muerto), pero lo único que cuenta es que tu espíritu prevalezca”, manifestó.

Murillo dijo que por esa razón es que que uno siempre lo que debe cultivar es su alma y su espíritu.

También mostró unos platos de pared con símbolos en espiral, que para ella simbolizan “movimiento”.

Sobre la gran cantidad de ángeles, para Murillo subrayó que estos son “seres de luz”.

La única vez que Rosario Murillo permitió el ingreso de la prensa a su vivienda. en El Carmen, Managua, fue antes de llegar al poder. Captura de pantalla

Sandino con candelas y sal

En uno de los pasillos estaba una estatuilla en madera del héroe nacional Augusto Sandino, rodeada por velas encendidas y una pana con sal. “Yo tengo velas por todas partes porque las velas para mi representan poder atraer la luz”, explicó.

Al consultarle McFields sobre la sal, Murillo refirió: “La sal en el día de navidad, la sal atrae las cosas negativas, porque la sal es el mar, es el infinito es la inmensidad, entonces esto te sirve para atraer las energías negativas y que no haya negatividad en el ambiente, que haya armonía”.

-El falso catolicismo de Rosario Murillo

Sin dejar sus otras creencias, pero preferentemente más «cristiana»

Luego de eso, y ya en el poder, Rosario Murillo prefirió darle mayor énfasis al cristianismo. La propaganda oficial empezó a llenarse de alusiones a un supuesto modelo de gobierno Cristiano, Socialista y Solidario, con una empalagosa manipulación de las figuras de Jesús, Dios, María, el Papa y todo el santoral católico.

En esos años la familia Ortega celebraba la Gritería, principal festividad religiosa de Nicaragua, y la Navidad regalando bolsas de granos básicos y juguetes a las familias más pobres, obligándolas a hacer interminables filas. Más tarde también mandó a instalar en la Avenida Bolívar costosísimos altares a la Virgen María y nacimientos del Niño Jesús, lo que se vino a sumar a los no menos costosísimos adornos navideños por toda la capital Managua.

La pareja presidencial divulgó una fotografía en 2019 mostrándose «devotos» del catolicismo. Foto tomada de El 19 Digital

Gritería del 2019 en El Carmen

El 7 de diciembre del 2019, poco más de un año de la masacre del 2018, se vio a Rosario Murillo y a Ortega rodeada de sus nietos, nueras e hijos celebrando la Gritería a la Virgen María dentro de la fortaleza militar de El Carmen. Un escenario extraño, con un altar a la virgen y Murillo con un “indio” en la cabeza” sonriendo, como recordando su niñez como devota católica y amante de las tradiciones, como ella misma se ha definido. En las fotografías que circularon los medios de comunicación oficialistas, entre todos los presentes era ella la que se veía feliz, tal vez exageradamente.

-Tensiones entre el sandinismo y la Iglesia Católica datan de la década de 1980

Odio a los sacerdotes católicos

Sin embargo, esos esfuerzos de presentarse como una devota católica han chocado durante estos últimos años con ataques a los sacerdotes, a quienes acusa de “terroristas” y “golpistas”, por apoyar supuestamente lo que el oficialismo considera un intento de golpe de estado contra ella y Ortega, durante las protestas antigubernamentales del 2018. A raíz de ello, al gobierno sandinista se le ha visto más cercano con los líderes cristianos evangélicos.

En ese intento de mostrar la misma fe de la mayoría de los nicaragüenses, la vicepresidenta no ha abandonado del todo sus referencias esotéricas, pero evita darles preponderancia o más bien las manda a un segundo plano frente a sus supuestas creencias cristianas católicas.

Padre Edwin Román llama cínica a Rosario Murillo por condolencias a la iglesia por muerte de Bosco Vivas

De esta manera, para ella, los héroes y mártires del Frente Sandinista y otros líderes con quienes ha tenido afinidad, como Hugo Chávez y Fidel Castro, no murieron sino que “pasaron a otro plano de vida” y desde allí guían los procesos revolucionarios.

Un ejemplo de ello ocurrió el 15 de abril del 2020 cuando recordando a un grupo de sandinistas que cayeron en combate más de 40 años atrás, dijo que ella había conversado con estos a pesar que ya estaban muertos.

“Estaba recordando su entrega, admirando su entrega, y conversando, porque uno conversa con los seres que ya están en otro plano de vida (…), conversando y diciéndoles cuánto nos inspiran, cuánto nos dejaron. Son parte de nuestro patrimonio heroico”, expresó.

El 18 de junio del 2018, en plena masacre de civiles, tratando justificar el accionar del gobierno, aseguró que Nicaragua estaba siendo invadida por “espíritus malignos”.

Ese día dijo que la paz se había extraviado por Nicaragua por «esta invasión de malos sentimientos, invasión de odio que hemos tenido y que tenemos que ver y reconocer como invasión de malignidad, de espíritus que no son positivos, de espíritus malignos que quieren el mal, y quieren que reine el mal en Nicaragua».

Sai Baba

Rosario Murillo también es seguidora de Sathya Sai Baba, un gurú indio fallecido en abril del 2011. Los seguidores de Sai Baba lo adoraban como a un dios, pero sus detractores lo tachaban de charlatán. El dios hecho hombre estuvo señalado de abuso sexual.

Lea algunos cortes de memoria histórica haciendo click aquí 

La vicepresidenta también es recordada porque antes de las elecciones del 1990 había hecho intentos de realizar un congreso internacional de brujos en Nicaragua, el cual no se llevó a cabo porque el FSLN perdió el poder.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.