Unión Europea y sus 28 Estados miembros urgen a Ortega parar represión

28 Estados miembros de la Unión Europea emitieron una declaración conjunta en la que expresan su extrema preocupación por la situación de Nicaragua a 5 meses de haber estallado la crisis sociopolítica  «Los principios básicos de democracia, rendición de cuentas y estado de derecho siguen siendo severamente socavados por el entorno represivo, que crea un clima de temor y desconfianza», dice el escrito.

La declaración señala la falta de compromiso del gobierno por abrirse a un diálogo genuino que permita la solución a la crisis, al tiempo que instan a Ortega a permitir el regreso de la delegación de la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU  «y proporcionar el apoyo necesario solicitado por el Mecanismo de Seguimiento de Nicaragua (MESENI) y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) para llevar a cabo su mandato».

«Hacemos un llamado al gobierno de Nicaragua para que detenga el uso desproporcionado de la fuerza contra los manifestantes, detenga los arrestos basados ​​en leyes que criminalizan la protesta pacífica, libere a los manifestantes pacíficos y restablezca el pleno respeto del debido proceso para todos los detenidos», continua la declaratoria.

En este sentido los paramilitares son un problema demasiado serio para la Unión Europea, que llama a su desmantelamiento. «Hacemos un llamado al gobierno de Nicaragua para que actúe sobre los hallazgos y recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el ACNUDH, en particular para garantizar la plena rendición de cuentas de los autores de abusos contra los derechos humanos y el desarme y la disolución de los grupos armados», expresan categóricamente en la misiva, que finaliza llamando a Ortega a iniciar un diálogo inclusivo con base en la justicia y la democracia para poner fin a la crisis actual.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.