Valeska Sandoval fue deportada de Estados Unidos

La joven Valeska Sandoval es deportada de Estados Unidos sin posibilidad de solicitar asilo a pesar de que su vida peligra en Nicaragua.

Valeska Alemán Sandoval, cuyo rostro dio a conocerse mediante un video grabado el día en que paramilitares atacaron la iglesia de la Divina Misericordia en 2018, fue deportada de Estados Unidos, donde planeaba solicitar asilo ante el riesgo de permanecer en Nicaragua.

Sandoval, de 22 años, ha sido una de las jóvenes cuyos nombres fueron mediáticos tras el estallido de la crisis sociopolítica de Nicaragua, y además es parte de la lista de centenares de nicaragüenses que han sido excarcelados por el gobierno de Daniel Ortega.

Nicas varados enfrentan riesgo de vencimiento de la prueba Covid-19 antes de su ingreso

Desde entonces, los jóvenes que estuvieron en las protestas, han continuado bajo constante asedio, lo que ha obligado a la mayoría a abandonar el país. Tal y como planeaba Sandoval para garantizar su seguridad.

Ante la clara inseguridad que enfrenta Sandoval en Nicaragua, decidió emigrar hacia Estados Unidos. Sin embargo, 17 días después de cruzar a Texas en julio, fue deportada junto a otros cien nicaragüenses en un avión hacia Managua, pues el gobierno de Estados Unidos mantiene severas políticas debido a la pandemia del COVID-19, las cuales impiden las solicitudes de asilo.

Sandoval compartió a The Washington Post que su mochila se encontraba llena de documentos que corroboraban que el gobierno de Nicaragua aparentemente se encuentra listo para asesinarla, pero ningún oficial de inmigración se detuvo a verlos y fue enviada de regreso al país.

“Pensé, ok entonces me van a meter directo a la cárcel, voy a volver a ser torturada” dijo Sandoval al medio.

Joven fue retenida por 17 días

Sandoval fue retenida en una celda de protección fronteriza por 17 días, donde pidió en reiteradas ocasiones que se le permitiera presentar una solicitud de asilo, pero asegura que fue ignorada.

Ministerio de Educación presiona a docentes para ir en busca de estudiantes ausentes

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha mostrado su preocupación ante estas políticas.

“Los refugiados que huyen de la guerra y la persecución no deben ser castigados o criminalizados simplemente por ejercer su derecho humano fundamental a solicitar asilo. Las medidas para hacer frente a la pandemia no justifican que se les detenga cuando llegan a un país», expresó en un comunicado la Alta Comisionada de ACNUR.

Otra familia afectada

La joven Sandoval viajaba junto a otra familia de nicaragüenses, quienes también han sido enviados de regreso al país.

Moisés Alberto Ortega Valdivia y Jessica Carolina Pavón Pavón viajaron junto a su hija de nueve años, pues ambos han sido víctimas de los abusos de agentes policiales nicaragüenses.

El grupo se presentó ante los agentes de inmigración en Texas, pero fueron rechazados, por lo que se dispusieron a cruzar por el Río Grande, donde minutos después de pisar suelo estadounidense fueron detenidos por una Patrulla Fronteriza.

Crónica de un día bajo fuego: Ataque a la iglesia Divina Misericordia

Tras llegar a Nicaragua, aseguran que fueron abordados por vehículos del gobierno y llevados a una celda en donde fueron interrogados. Desde entonces alegan que patrullas policiales se mantienen asediando sus hogares.

Sandoval y Ortega intentaron volver a salir del país este mes, pero se regresaron tras observar a uniformados en la frontera con Honduras, y actualmente se mantienen en casas de seguridad.

“La única opción es irse así que lo intentaremos de nuevo cuando podamos” aseguró Sandoval a The Washington Post.

Nicaragüenses en doble riesgo ante pandemia

Los nicaragüenses que se encuentran inseguros dentro de su propio país, ven imposibilitada su oportunidad de moverse hacia otros para solicitar asilo debido a la pandemia del COVID-19.

En 2019, más de 300 mil nicaragüenses emigraron hacia Estados Unidos, el cual continúa siendo el destino más recurrente, seguido de Costa Rica y España.

La fuerte polarización política y el aumento de la inseguridad nacional continúan obligando a que más nicaragüenses tomen la decisión de desplazarse, pero ante una pandemia mundial, sus opciones se encuentran cada vez más limitadas.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.