Aumentan matrículas e interés por aprender defensa personal en las mujeres

En el mes de febrero inició un curso de defensa personal para mujeres el cual tuvo tan buena aceptación que incluso muchas quedaron fuera del programa a falta de cupos. Pero este no pudo ser culminado debido a la pandemia.

A medida que se intensifica la violencia e inseguridad en el país, cada vez más mujeres se matriculan en clases de defensa personal o muestran interés en ello. Aníbal Pérez, Presidente de la Asociación Nicaragüense de Aikido Aiki Soku Seikatsu, confirma que ha habido un aumento en las matrículas debido a la ola de violencia contra las mujeres. Sin embargo, destaca que esta no surge de un mes hacia acá, sino que ha venido intensificándose desde el año pasado.

En el mes de febrero inició un curso de defensa personal para mujeres el cual tuvo tan buena aceptación que incluso muchas quedaron fuera del programa a falta de cupos. Pero este no pudo ser culminado debido a la pandemia. «Hay mucha demanda por parte de las muchachas, las jóvenes, y los padres también están preocupados por sus hijas» destaca Pérez.

Mujeres refuerzan sus mecanismos de defensa ante ola de violencia

Por ello, ante el repunte de inseguridad que se está experimentando actualmente, han decidido abrir un nuevo curso, pues considera que si en el pasado ya existía una notable preocupación y hubo una gran asistencia, ahora se verá en mayor medida.

Y aunque otras academias aún no logran confirmar si efectivamente ha aumentado el número de matrículas debido a su cierre temporal por la pandemia, Carlos Narváez, director de la Federación Nacional de Karv Maga, confirma que sí se ha notado un mayor interés al respecto, pues últimamente tienen varias consultas de mujeres preguntando por las clases a través de sus redes sociales o números telefónicos.

De mujeres para mujeres

Para Isis Wilson, entrenadora de boxeo de Medusa Fighting Team, han habido dos olas de violencia en este año, la que se vive actualmente y la que se presentó durante los primeros meses.

Durante la primera ola, indignada por la violencia que observaba contra las mujeres en las calles, decidió emprender una iniciativa junto a su hermano y otros compañeros para enseñar defensa personal a las mujeres de forma gratuita.

Wilson tuvo hace varios años una experiencia de violencia en la cual intentaron tomarla del brazo, y a pesar de que era muy pequeña, comparte que logró defenderse y huir de la situación. Desde entonces han pasado 10 años de que practica boxeo y ahora desea ayudar a que otras mujeres puedan defenderse.

«Somos mujeres y pienso que nosotras debemos de apoyarnos entre nosotras porque solo así vamos a salir adelante de todo esto» comenta.

Medusa Fighting Team es un equipo de mujeres con conocimientos en Jiujitsu, Muaythai y Boxeo, que ofrecen sus servicios a mujeres de todas las edades. Wilson aclara que las clases no son para que las mujeres peleen con los agresores, sino que son un medio para socorrerse y poder neutralizar la situación.

Destaca que incluso una de sus alumnas la contactó tres meses atrás comentándole que quisieron atacarla, pero pudo defenderse y huir del agresor. Para Wilson estas prácticas ayudan a cambiar un poco la mentalidad machista que «las ve como débiles (a las mujeres), pero eso no es así». De igual forma, Pérez agrega que aprender defensa personal es un mecanismo eficaz para fortalecer la autoconfianza de las mujeres.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.