Temen que tras eliminación de exámenes de admisión, cupos en universidades sean politizados

Selección de estudiantes no debe ser por razones políticas, sugieren expertos académicos.

Los exámenes de admisión fueron eliminados de las universidades públicas de Nicaragua. La presidenta del Consejo Nacional de Universidades (CNU), Ramona Rodríguez, justificó la medida ante los medios oficialista como un ingreso «injusto» de parte de las universidades y a su juicio, no se perjudica al estudiante porque «no pierden calidad».

A pesar de que QS World University, que se encarga de la clasificación mundial de universidades, no ha registrado un alma máter de Nicaragua entre las 100 mejores en este año, el gobierno de Daniel Ortega ha venido en detrimento con la calidad educativa, según expertos.

A diferencia de Nicaragua, QS World University ubicó a la Universidad Nacional Costa Rica y el Tecnológico de Costa Rica (TEC) como unas de las mejores de la región.

La Universidad Autónoma de Nicaragua está en el bloque 250 entre las mejores de este año. Sin embargo, los expertos en temas de educación advierten que éstas podrían ir en retroceso con la nueva modalidad de no realizar un examen de admisión y viene a afectar la calidad de la educación superior en el país.

«Vamos a tener una generación de jóvenes que van a tener una educación de calidad disminuida por su bachillerato que no se preparó lo suficiente para la educación superior. Los estudiantes que sean estudiosos pueden superarse de manera individual, pero la generalidad va a tener dificultades y deficiencias en su formación», prevé uno de los intelectuales más respetados de la historia moderna de Nicaragua, Carlos Tünnermann.

Carlos Tünnermann, historiador, escritor y educador. Foto | Nicaragua Investiga
A más de sesenta años, la lucha por autonomía universitaria continúa vigente

¿Desde cuándo existía el examen de admisión en las universidades?

Tünnermann relató a Nicaragua Investiga que los exámenes de admisión primeramente fueron en la UNAN-Managua y UNAN-León. Explica que en León fue por la Facultad de Medicina, y destaca que en las demás facultades no había necesidad de hacer un examen de admisión. «A principio de la década de los años 60 se estableció el examen de admisión, y se estableció por un cupo limitado de no más de 100 estudiantes de primer año de medicina», rememora el escritor.

Tünnermann relata que cuando era rector de la UNAN-León, los exámenes de admisión se extendió para las escuelas de arquitectura. «A finales de los años 70s se extendió a otras escuelas y en la década de los 90 comienza el examen de admisión en general», destaca el historiador.

El académico Ernesto Medina, afirma que en el año 1970 ya había un sistema de selección o preselección de los estudiantes para las carreras de mayor demanda que eran Medicina y Derecho. «Como la mayoría de los estudiantes ingresaban a la universidad, se estableció un sistema de selección para escoger los que al final iban a ingresar a estas carreras», menciona.

Se había establecido un cupo, y en el caso de medicina, era de 50 estudiantes. El procedimiento consistía en hacer los estudios generales que había sido una «pieza clave de las reformas universitarias que inició Mariano Fiallos Gil y que lo continuó el doctor Tünnermann, cuando lo sucedió al fallecer el doctor Fiallos», dice Medina.

«Las 50 mejores notas entraban a la carrera de medicina y el resto entraban libremente a las demás carreras que ofrecía la universidad», expone Medina, y recuerda durante el año básico se hacia un test psicométrico que se trababa para definir la carrera que un estudiante quería estudiar.

Ernesto Medina, académico nicaragüense. Foto | Nicaragua Investiga

¿Cómo se fue suspendiendo el examen de admisión?

En el año 2017, el Consejo Académico de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), determinó la suspensión de la prueba de admisión en 31 carreras universitarias. Mientras que en otras 18 carreras tendrían que efectuarse un examen de admisión. La modificación fue justificada como «un bloque de carreras que han presentado una demanda bastante baja».

Los expertos en temas educativos reaccionaron con la opinión de que esta modificación no solucionaba el problema de fondo, que es la calidad de la educación con la que los muchachos llegan a la universidad. Para ese entonces criticaron que en Matemáticas estaban reprobados y en Español deficientes, pero no se tomaron medidas para resolver el problema de raíz.

Ahora, como pretexto se usa el COVID19 para eliminar el examen de admisión, y solamente se tomará de referencia las notas de cuarto y quinto año de un estudiante y el examen psicométrico.

«Hemos venido aplicando un examen de ingreso, que ha sido un mecanismo de ubicación, de clasificación. Pero ahora hemos valorado que podemos hacer las cosas diferentes y hemos acordado en el CNU (Consejo Nacional de Universidades), de no hacerlo, de no hacer examen de ingreso», justificó Ramona Rodríguez, titular del CNU y rectora de la UNAN-Managua.

UNAN-Managua elimina examen de admisión

Examen de admisión se elimina para que no haya espectáculo

Los expertos en temas de educación consideran que la eliminación de examen de admisión tampoco mejora el problema de educación integral y el pretexto del virus ha sido una doble moral, pues durante la pandemia no hubo suspensión de clases y los estudiantes fueron expuestos al contagio. Muchos se mostraron indiferentes y prefirieron resguardarse en sus casas, pero las autoridades de las universidades públicas amenazó a los estudiantes con expulsarlos si dejaban de asistir a clases, denunciaron para ese entonces.

«Esa eliminación del examen de admisión es porque las autoridades del país están convencidos que el año lectivo 2020 fue un año afectado por la pandemia, y los estudiantes han tenido una educación bastante irregular», destaca Tünnermann, y agrega que los bachilleres «no van a tener la misma formación que tuvieron en los años anteriores».

Destaca que por la irregularidad que hubo en este año, los estudiantes no adquirieron los conocimientos ni la preparación para un examen de admisión. «Para que no se haga el espectáculo de que la inmensa mayoría no va a pasar y va a quedar en evidencia que el años lectivo 2020, fue un año perdido», señala Tünnermann.

Examen psicométrico no es para demostrar conocimiento

Destaca que habrá una laguna educativa en los estudiantes con grandes deficiencias en matemáticas y español. A su vez explica que la educación superior se verá gravemente afectada por eximir el examen de admisión. «Pudieron haber encontrado otra manera, pero el examen psicométrico no es para demostrar conocimiento, sino para ver la capacidad de raciocinio y la capacidad de una lectura comprensiva», acota Tünnermann.

Medina concuerda con Tünnermann indicando que el test psicométrico «para medir que este estudiante está más capacitado para estudiar en la universidad». Añade que hay muchas preguntas que surgen al tomar la decisión de un examen psicométrico por el proceso de selección delicado que se toman en los cupos.

Adoctrinamiento escolar de Ortega vuelve fanáticos a los futuros jóvenes

«Con la diversidad de colegios que tenemos, la falta de controles, la corrupción y el tema de las notas también hay que analizar y discutir, porque permitir que se desarrolle todo un sistema de corrupción a través de estas notas no le conviene al país», dice Medina.

Por otra parte asegura que se debe pedir información de quiénes estarán a cargo del procesamiento de los datos y de la asignación final de los cupos. «Estar pendientes de apoyar a los estudiantes que sientan que se les vaya a discriminar por razones que no tienen nada que ver con lo académico», afirma Medina, y deja claro que se debe alertar a los jóvenes desde ya para que no sean marginados por razones políticas y no sean violados sus derechos a estudiar.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.