Más de 13 mil nicaragüenses detenidos en la frontera sur de EEUU en un mes

En los últimos meses la cifra de nicaragüenses detenidos en la frontera sur de Estados Unidos se disparó vertiginosamente.

La grave crisis política y económica que atraviesa Nicaragua ha obligado a miles de personas a emigrar en busca de libertad y mejores oportunidades de vida. Uno de los destinos predilectos es Estados Unidos, aunque la travesía de manera ilegal hacia ese país conlleva grandes peligros y una vez en suelo americano se corre el riesgo casi seguro de ser deportado.

Para darse una idea de este éxodo basta ver las cifras del vertiginoso incremento de nicaragüense detenidos tratando de ingresar a Estados Unidos. Tiziano Breda, analista de la organización independiente Crisis Group, destacó que solo en el mes de julio 13,338 nicaragüenses fueron detenidos. Esto es 52 veces más que lo registrado en octubre del año pasado.

Más nicaragüenses buscan refugio en Costa Rica

“256 nicaragüenses fueron detenidos en la frontera sur de Estados Unidos en octubre de 2020. ¡13,338 el mes pasado, 52 veces más!”, destacó Breda en su cuenta de Twitter.

En noviembre del año pasado fueron 387 nicas los detenidos, en diciembre 640, en enero 537 y en febrero 706. Ya en marzo se empezaron a disparar las detenciones alcanzando los 1,930, en abril 3,074, en mayo 4,414, en junio 7,404, hasta superar los 13 mil en julio pasado.

La cifra total de nicas detenidos en estos 10 meses fue de 32,683.

¿Cómo solicitar asilo o refugio en Estados Unidos?

De un sueño a una pesadilla

Al igual que sucede con millones de personas que tratan de llegar a Estados Unidos, para muchísimos nicaragüenses la búsqueda del sueño americano termina reconvertirse en una tragedia. Ejemplos sobran.

El pasado 28 de mayo el joven  Jeyson Ismael Calderón Lira, de 22 años de edad, falleció ahogado en un caño afluente del río Bravo, en la frontera entre México y Estados Unidos. Su cuerpo fue encontrado hasta el 4 de junio. La familia, originaria de Condega, Estelí, por falta de dinero no pudo repatriar sus restos sino hasta la madrugada del 9 de agosto.

El pasado 1 de agosto el nicaragüense Óscar Javier Fuentes Torrez, de 50 años, fue asesinado a balazos en las afueras de un albergue en Tapachula, Chiapas. Otro compatriota de nombre Melvin Abel Altamirano Ruiz, de 36 años, resultó herido y falleció posteriormente.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.