UCA responde: «Ponemos a disposición la revisión de nuestro quehacer»

De esa forma responden a los señalamientos falsos e infundados de Navarro.

La Universidad Centroamericana (UCA), a través de un correo enviado a sus estudiantes este miércoles, indicó estar al día con la documentación requerida para trabajar de forma adecuada en el país, respondiendo de forma indirecta a señalamientos de voceros del régimen que han indicado que la casa de estudios “no está al día con el Ministerio de Gobernación (…) por lo que se le han dado cuatro prórrogas”.

Dictadura amenaza con cancelar la UCA

La UCA expresó «estar a disposición de las autoridades nacionales facultadas por las leyes, con toda la información que se requiere, en tiempo y forma, para la revisión y fiscalización de nuestro quehacer según el marco legal del país».

La aclaración de la Universidad Centroamericana se da en el contexto del cierre de siete universidades en Nicaragua, bajo argumentaciones del Ministerio de Gobernación de supuesto incumplimiento de las normas correspondientes, algo que ha sido rechazado por los directores de estas casas de estudio.

También se dan luego de las acusaciones del diputado sandinista Wilfredo Navarro donde afirma que “es un centro de terrorismo y desinformación” y que supuestamente “no está al día con el Ministerio de Gobernación (…) por lo que se le han dado cuatro prórrogas”.

La UCA ha sido una de las pocas universidades que ha quedado en pie en Nicaragua, aunque se ha visto con dificultades económicas que le han impedido otorgar nuevas becas a la mayoría de los aspirantes de nuevo ingreso que han presentado solicitudes debido a una drástica reducción de la asignación presupuestaria que otorga el Consejo Nacional de Universidades (CNU) a las casas de estudio superiores.

Dictadura va tras Universidad Paulo Freire

“Hasta este momento la universidad no ha dejado de renovar anualmente las becas activas; sin embargo, se ha visto impedida de otorgar nuevas becas a la mayoría de los aspirantes de nuevo ingreso que han presentado solicitudes”, respondió la Dirección de la UCA a los medios consultados al respecto.

Los estudiantes de bajos recursos son los más afectados por esta decisión del CNU que mantiene desde el 2018, luego de la postura que mantuvo la universidad en proteger a los universitarios que se manifestaban en contra de las reformas del seguro social.

La primera reducción en la asignación presupuestaria ocurrió en 2019. En ese año el CNU destinó C$184 548 747, un 26.7% menos que el año anterior, que se elevaría al 30% por la devaluación de la moneda.

Esta disminución implicó que, en ese año, la UCA redujera 600 cupos de becas de los 1500 disponibles, que incluía la cancelación de becas de excelencia académica, reveló a la revista Niú, el sacerdote jesuita José Alberto Idiáquez, rector de esta casa de estudios. En ese momento la universidad tenía becados a cerca de 5000 estudiantes, de los 8500 activos.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.