El Teletrabajo: Claves para proteger la salud de los empleados

Teletrabajo puede mejorar el equilibrio entre el trabajo y vida personal, pero también provocar depresión, fatiga visual, obesidad, más consumo de tabaco y alcohol.

El Teletrabajo o trabajo a distancia es una modalidad de empleo tanto a nivel de empresas como de forma autónoma, que recobró notoriedad al surgir la crisis sanitaria generada por el Covid-19.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), instaron recientemente a empleadores y empresas a nivel global a implementar medidas para proteger la salud de las personas que realizan teletrabajo.

Un informe técnico que aborda el tema del teletrabajo seguro y saludable, publicado en febrero de este año por ambas agencias de la ONU, describe los beneficios y riesgos para la salud que tiene esta nueva forma de trabajar.

También señala los factores necesarios para adaptarse al cambio hacia diferentes formas de arreglos de trabajo remoto causados  por la pandemia del Covid-19 y la transformación digital del trabajo.

Los beneficios

Entre los beneficios, según el informe, se encuentra un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

Al hablar de oportunidades laborales con horarios flexibles se puede traducir en un mayor tiempo para realizar actividades físicas, en una reducción del tráfico vehicular y por ende de una menor contaminación del aire.

Todo esto se supone que podría mejorar la salud física y mental y el bienestar social.

Sin embargo, el informe advierte que sin una adecuada planificación, organización y apoyo a la salud y la seguridad, el impacto del teletrabajo en la salud física y mental y el bienestar social de los trabajadores puede ser nocivo.

Los riesgos

El teletrabajo puede provocar aislamiento, agotamiento, depresión, violencia doméstica, lesiones musculoesqueléticas y de otro tipo.

La fatiga visual es uno de los riesgos del trabajo a distancia, según reportes de la OMS.

Además fatiga visual, aumento del consumo de tabaco y alcohol, y aumento de peso no saludable por el tiempo prolongado sentado frente a una pantalla.

El informe describe los roles que deben jugar los gobiernos, empleadores, trabajadores y servicios de salud, para promover y proteger la salud y seguridad durante el teletrabajo.

La pandemia ha provocado un aumento del teletrabajo, cambiando la naturaleza del trabajo prácticamente de la noche a la mañana para muchos emlpeados.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Nicaragua Investiga (@nicaraguainvest)

“En los casi dos años transcurridos desde el comienzo de la pandemia, ha quedado muy claro que el teletrabajo fácilmente puede traer beneficios para la salud y también puede tener un impacto terrible”, indica María Neira, Directora del Departamento de Medio Ambiente, Cambio Climático y Salud de la OMS.

De qué manera oscile el péndulo depende completamente de si los gobiernos, los empleadores y los trabajadores trabajan juntos y si existen servicios de salud ocupacional ágiles e inventivos para implementar políticas y prácticas que beneficien tanto a los trabajadores como al trabajo, agrega Neira.

Un ganar-ganar para todos

“El teletrabajo y, en particular, el trabajo híbrido llegaron para quedarse y es probable que aumenten después de la pandemia”, dice Vera Paquete-Perdigão, Directora del Departamento de Gobernanza y Tripartismo de la OIT.

Paquete-Perdigão señala que tanto las empresas como las personas han experimentado su viabilidad y beneficios.

También agrega que “a medida que nos establecemos en una nueva normalidad, tenemos la oportunidad de incorporar nuevas políticas, prácticas y normas de apoyo”.

Desde que empezó hace dos dos años la pandemia, ha quedado muy claro que el teletrabajo puede traer beneficios para la salud y también puede tener un impacto nocivo.

Esto garantizará que millones de teletrabajadores tengan un trabajo saludable, feliz, productivo y decente”

El informe ofrece recomendaciones prácticas para organizar el teletrabajo, que  satisfaga las necesidades tanto de los trabajadores como de las organizaciones.

Estas incluyen discutir y desarrollar planes laborales de teletrabajo individuales y aclarar prioridades.

Se debe ser claro sobre los plazos y los resultados esperados; acordar un sistema común para señalar la disponibilidad para trabajar; y asegurar que los gerentes y colegas respeten el sistema

Las empresas con este tipo de personal deben desarrollar programas especiales para el teletrabajo, combinando medidas para gestionar el trabajo y el desempeño con tecnologías de la información y comunicación, con equipos adecuados y servicios de salud ocupacional para la salud general, apoyo ergonómico y psicosocial.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.