Más de 7 millones de córdobas al mes le cuesta a los nicaragüenses mantener la bancada del FSLN

El Poder Legislativo viene constándoles a los nicaragüenses, según el Presupuesto General de la República, 682, 291,641 millones de córdobas, lo que equivale a unos 20 millones de dólares anuales

En la Asamblea Nacional de Nicaragua hay 90 diputados más sus respectivos suplentes. Un legislador gana mensualmente 109,760 mil córdobas lo que equivale a 3, 200 dólares. Los legisladores tienen sesiones parlamentarias semanas de por medio y solamente tienen tres encuentros en la semana en donde presentan y debaten leyes entre las nueve de la mañana y doce del mediodía.

El Poder Legislativo viene constándoles a los nicaragüenses, según el Presupuesto General de la República, 682, 291,641 millones de córdobas, lo que equivale a unos 20 millones de dólares anuales.  Sin embargo, el Frente Sandinistas de Liberación Nacional (FSLN) tiene 70 diputados en la Asamblea Nacional por lo que el salario mensual de esta bancada es más de 7 millones de córdobas.

Los 22 diputados restantes se dividen entre aliados a Ortega y una minoría opositora que no se le ve participación en el parlamento nicaragüense.

Gustavo Porras junto a otros diputados sandinistas en la Asamblea Nacional. Foto | Nicaragua Investiga
Avanza en la Asamblea Nacional la “Ley Especial de Ciberdelitos”

«Los diputados delegamos un salario en córdobas no en dólares, dicho salario es de 96,251 córdobas menos la cotización laboral y el IR (Impuesto sobre la Renta) lo que recibimos es de 69,586. Pero existe una gran diferencia entre los diputados sandinistas y los diputados del PLC, nosotros destinamos el 50% de nuestro salario para el trabajo organizativo de nuestro partido», dice Melba Martínez, diputada del PLC

«Sobre el salario de los diputados sandinistas desconozco si tienen alguna prebenda que no tenemos nosotros los opositores y el salario debería de ser igual», indicó la legisladora.

Por otro lado, los diputados tienen sesiones parlamentarias semanas de por medio y solamente tienen tres encuentros en la semana que sesionan, los cuales suelen iniciar a las nueve de la mañana y concluyen a las doce del mediodía. Es decir, dieciocho horas al mes, además de dos recesos parlamentarios en los meses de julio y diciembre. No obstante se le paga horas extras al personal permanente de 2,500 córdobas, según el presupuesto.

Los diputados tienen otros beneficios pocos claros como un fondo social que destina una partida de 466, 780 córdobas al año para otorgar ayuda supuestamente a las asociaciones, becas, entre otros. Sin embargo estos fondos fueron quitados desde el 2018 por el presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras.

Ministerio de Gobernación, el nuevo “super vigilante” del gobierno

La inoperancia de los diputados sandinistas que controlan la Asamblea Nacional

Según el exdiputado y hoy analista político Eliseo Núñez, el tema en Nicaragua no es tanto lo que se gasta en este Poder del Estado, sino que estos no tienen ningún contacto obligatorio con su base electoral.

Destaca que como los diputados son del partido y no de sí mismos, entonces, se le asignaría como los capitales accionarios una cantidad de votos a cada partido y el «partido lo usa a su gusto y antojo, porque los diputados ahí si votan en contra de lo que dice el partido, el partido los corre», dice como parte del trabajo que hacen los legisladores por un salario de más de tres mil dólares, y remarca que es un órgano infuncional porque no hay función de diputados puesto que no representan a nadie.

«El partido los manda ahí a que se ganen un salario nada más. El caso sería más fácil que junten a los dos presidentes de los dos partidos que sacaron ahí, entonces, vos tenés 50 votos, 30 y 10. En base a eso se hace una votación como que si fuera un capital accionario y no tendríamos de derogar semejante gasto», sugiere el exdiputado.

Resalta que los 70 diputaciones que mantiene el gobierno sandinista y que controla el parlamento nicaragüense son «robados». Afirma que si se lo hubieran ganado no se tendría nada qué decir en cuanto al gasto exorbitante y la gran cantidad de legisladores que tiene un solo partido.

«El tema no es que les pagues cinco córdobas o mil o lo que son 100 mil córdobas a cada uno, el tema es que en la manera en que está funcionado la Asamblea (Nacional) todo se resuelve con la voluntad de Ortega, para que hacer la payasada de tener a 70 señoras y señores ganando 3.000 mil dólares cada uno, si ninguno de ellos toman en cuenta decisiones por cuenta propia», critica Núñez como parte del gasto innecesario.

«El mayor problema es el control que ejerce el Poder Ejecutivo sobre la Asamblea Nacional, no permitiéndole ser un poder realmente autónomo a como lo establece la Constitución», dice la diputada Martínez.

Diputados inconformes amenazan con crear nueva bancada del PLC en Asamblea

Número de diputado puede ser reducido

Mientras tanto el abogado constitucionalista José Pallais, asevera que el número de diputados se puede reducir, incluso, se ha recomendado reducir los escaños para no tener el gasto excesivo. Destaca que se ha recomendado dejar los diputados departamentales y regionales.

«En otros países se ha venido reduciendo el número de diputados (…) llevarlo a un nivel de 70 diputados es factible ya que se mantendría un nivel de representación apropiado, y se podría trabajar en buenos ahorros y costos», indica Pallais.

Plenario de la Asamblea Nacional controlada por Ortega | Foto: Nicaragua Investiga

Considera que se debe hacer un estudio para que pueda ser manejable para los puestos de diputados más apropiados. Manifiesta que para reducir el número de diputados lo que se debe hacer es una constituyente. «Cualquier nuevo gobierno demócrata debería de comprometerse a llamar a una constituyente inmediatamente después del triunfo electoral, para lograr desmontar el aparato orteguista», consideró Pallais.

Pero la diputada Martínez manifiesta que el número de diputados están electos mediante sufragios directos de los cuales 20 son a nivel nacional y 70 por circunscripción departamental.

«Esos números están detallados en la ley electoral en base a la cantidad de habitantes por departamento. Si pretendiéramos modificar esa cantidad se tendrían que hacer reformas a la Ley Electoral y a la Constitución Política, por ser esta una ley de rango constitucional», considera la legisladora, y agrega que es un número establecido desde hace más de 20 años y al modificarlos algunos departamentos quedarían sin representación ante la asamblea nacional.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.