Ortega cumple hoy 75 años. ¿Por qué este mandatario es uno de los más extraños del continente?

Ortega no ha sido ni por cerca un líder elocuente ni carismático como otros caudillos nicaragüenses, pero sí muy hábil, a tal punto que hoy controla Nicaragua.

Daniel Ortega ha acaparado la vida política nicaragüense desde hace más de 40 años cuando el 19 de julio de 1979 el Frente Sandinista se apropió del poder, por primera vez, tras derrocar al dictador Anastasio Somoza Debayle.

Ortega no ha sido ni por cerca un hombre elocuente ni carismático como otros caudillos nicaragüenses, pero él y sus allegados más cercanos si han sido muy hábiles para mantener el control del Frente Sandinista y debilitar a los adversarios políticos tanto dentro del partido como fuera de este.

En un país donde las familias de abolengo también acaparan la vida política, el caudillo sandinista es todo lo contrario. Nació en La Libertad, Chontales, el 11 de noviembre de 1945. Sus padres fueron Daniel Ortega y Lidia Saavedra. Siendo Ortega un niño la familia se trasladó a Managua en busca de mejores condiciones de vida.

Daniel Ortega junto a su hermano Humberto Ortega- Gretty Images.

En 1963 ingresó a la carrera de derecho en la Universidad Centroamericana (UCA). No estudió ni un año, pues inmediatamente ingresó al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). En 1967 fue arrestado por asaltar bancos. Fue liberado en 1974 luego de que un comando sandinista se tomó la Casa de Chema Castillo.

Cada una de esas etapas de su vida lo han marcado, guiando sus decisiones políticas y por tanto afectando al resto de Nicaragua, en muchas ocasiones diciendo quién vive y quien muere.

A continuación te presentamos algunas de esas características del caudillo sandinista:

1- Salió de la cárcel pero esta se fue con él

Cuenta el periodista Fabián Medina en su libro El preso 198 que Daniel Ortega pasó 7 años preso en La Modelo y cuando fue rescatado de la cárcel llevaba a esta con él.

“Ortega arrastra con él la cárcel. En toda su vida. Su primera escolta personal incorporó al menos a tres de sus antiguos carceleros. Su seudónimo más usado, “Enrique”, es el nombre de uno de los guardias con quien hizo amistad en la prisión. Construyó en su casa y en sus oficinas recreaciones de celdas para aislarse. Sus amigos más cercanos son aquellos con quienes compartió prisión, e hizo de sus hábitos de prisionero su sello personal de gobierno y la forma para interrelacionarse con los demás”, explica Medina.

-El FSLN en clandestinidad: El asalto como medio de financiamiento

2- Dice que su carro blindado «es Cristo», pero se moviliza en un Mercedes Benz

A mediados del 2019 Daniel Ortega declaró a The Grayzone que no usa vehículos blindados porque su carro blindado «es Cristo».

En realidad el líder sandinista es adepto a los vehículos de lujo y bien protegidos. Tiene varios Mercedes Benz G63 AMG V8 Biturbo. El último del que se tiene referencia que adquirió (año 2015) tenía un costo de 278 mil dólares, incluyendo el blindaje.

3- Cuidado por un ejército de hombres armados

En la entrevista con The Grayzone también aseguró: “El pueblo es que el que me cuida». Simple retórica para incautos.

Ortega y su familia viven en la Secretaría del FSLN en el reparto El Carmen, una verdadera fortaleza militar resguardada por una enorme cantidad de agentes policiales y soldados del Ejército de Nicaragua. Para poder acceder hasta la Secretaría hay que pasar varios retenes resguardados por hombres armados.

4- Ortega se adueñó del FSLN

No se puede concebir al FSLN sin Daniel Ortega. Si bien en los años ochenta la organización estuvo controlada por la Dirección Nacional, en la que Ortega era un comandante más, su designación como candidato presidencial en 1984, pese a sus pocas luces, lo catapultó políticamente.

Una vez perdido el poder, en 1994 se produce su principal cisma, cuando se fundó el MRS. Ortega tuvo que rehacer su liderazgo y poco a poco fue desplazando a los posibles rivales dentro del partido. En esa lista figuran Herty Lewites, Dionisio Marenco y Alejandro Martínez Cuenca.

“El FSLN no tiene congreso, no tiene ejecutivo nacional, no tiene comisión política, no tiene un secretariado general, Es un partido unipersonal en su dirección estratégica. Esa es una debilidad, eso no es cohesión”, declaró a inicios del 2020 el analista político Fanor Avendaño.

¿Cómo Edén Pastora, caído en desgracia volvió a convertirse en un protegido de Ortega y Murillo?

Viejos militantes del partido como Marlon Sáenz “El Chino Enoc”, se muestran contrarios al control que con el beneplácito de Ortega, ejerce Rosario Murillo sobre el partido y demandan la formación de un relevo generacional verdadero.

Edén Pastora en su momento cuestionó el control de Ortega sobre el FSLN

5- Estuvo en un combate, pero no en la «línea de fuego»

El 13 de octubre de 1977 Daniel Ortega tuvo su único combate como guerrillero contra la Guardia Nacional. Para ser más específicos Ortega estuvo presente en el combate, pero no participó propiamente dicho.

El combate se registró en la hacienda San Fabián, en Ocotal, Nueva Segovia. Los sandinistas tenían planificado tomarse el cuartel de Ocotal, pero fueron sorprendidos por la Guardia antes de llevar a cabo el operativo.

Abuso sexual, un mal silenciado en la guerra de los 80

El comando estaba integrado por destacados guerrilleros como Dora María Téllez, Joaquín Cuadra, Víctor Tirado y Germán Pomares.

Los sandinistas celebran cada año la “gesta” de San Fabián como un exitoso operativo militar dirigido por Ortega. Sin embargo, en septiembre del 2017 Téllez aclaró a la revista Magazine que “el jefe del operativo era el Danto (Germán Pomares) y el otro jefe operacional era Joaquín (Cuadra)”.

«No quiero volver a salir en la foto al lado de Daniel Ortega» así pensaba Rosario Murillo en 1990

Ortega era un hombre sin capacidad militar y con problemas de miopía. “Daniel se agotaba rápidamente. Daniel es un hombre con poquísima capacidad física, cegato, sin ninguna habilidad para la montaña”, manifestó Téllez.

Juan Ramón Ramos, uno de los guerrilleros sandinistas que participó en esa «gesta», sostuvo a Magazine que Ortega sí era líder del operativo, aunque admitió que no participó en el intercambio de disparos. “Exactamente en la línea de fuego no estuvo. Él estuvo en el puesto de mando, en un cerrito que está como a 300 varas, que hay un poste de luz. Ahí es el puesto de mando donde estaban ellos”, indicó.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.