¿Por qué el PLC no volvió a la Coalición Nacional, a pesar que finalizó la litis interna en este partido?

El PLC fue expulsado de la Coalición Nacional en octubre del 2020 mientras no resolviera su litis interna y no rompiera con el pacto que tiene con el FSLN

La depuración en el Partido Liberal Constitucionalista que ha emprendido su presidenta María Haydeé Osuna con la destitución de algunas personas consideradas como fichas de Arnoldo Alemán, no sería suficiente para que esta agrupación política vuelva a la Coalición Nacional

Diego Reyes, miembro de la Alianza Cívica por la Unidad Nacional, conformada por ex miembros de la Alianza Cívica que decidieron quedarse en la CN, explica que la resolución emitida por la Coalición Nacional en octubre del 2020 donde se separaba al PLC de ese bloque opositor fue “para que ellos resolvieran” la litis, que se mantiene por ver quién ocupaba la presidencia de ese partido, si Osuna ratificada por los convencionales en 2019 o Rosales impuesto al dedazo por Arnoldo Alemán en 2020.

Los sin partido, la mayoría absoluta de Nicaragua revela encuesta de Cid Gallup

Rosales recientemente reconoció a Osuna como presidenta del PLC y dejó de disputarle el puesto, empezando a dar finalidad a la litis interna, pero ese no era el único obstáculo para la permanencia del PLC en la Coalición Nacional. “La condición era que rompieran con el pacto. Significa que los funcionarios de primer, segundo y tercer nivel tendrán que renunciar”, enfatiza Reyes.

La presidenta del PLC respondió a señalamientos como estos en una conferencia de prensa la semana pasada y alegó que los cargos que ocupan ella y demás miembros del partido son porque la Ley se los otorga, pero Osuna no menciona que precisamente esos puestos en instituciones gubernamentales se los otorga la Ley tras el pacto que hizo Arnoldo Alemán con Daniel Ortega a finales de los 90s e inicios del 2000.

Miguel Rosales, otrora seguidor de Arnoldo Alemán, finalmente reconoció a María Haydeé Osuna como presidenta del PLC. Archivo NI

Resolver la litis no es lo mismo que resolver el problema que gira en torno al PLC “porque al final la gente lo mira ligado al gobierno y nosotros fuimos claros. Están separados y pueden regresar cuando rompan con el pacto” comenta Reyes.

Por su parte, Tamara Dávila señala que la cúpula del partido liberal tampoco ha dado “muestras claras de romper con la dictadura” y no cree que sea posible que el PLC como organización pueda volver a formar parte de la Coalición Nacional, pero detalla que las bases liberales que tengan el compromiso de buscar la salida de Daniel Ortega del poder y el retorno de la democracia son bienvenidas.

Además de la renuncia de sus funcionarios, el PLC deberá dejar de votar a favor o en conjunto con el FSLN en la Asamblea Nacional, menciona Dávila. Según la dirigente de la Coalición Nacional, el PLC votó a favor de la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros y de la Ley Especial de Ciberdelitos. “Esas leyes han pasado con el voto de los diputados del PLC y eso no puede ser”.

¿Es suficiente el esfuerzo de la Comisión de Buena Voluntad?

Estas Leyes forman parte del combo que ha impulsado el gobierno de Daniel Ortega para inhabilitar o perseguir a quienes se oponen a su gobierno, según han considerado sus detractores.

Por ahora, el PLC no ha expresado su interés en un posible retorno a la Coalición Nacional pero su misma presidenta ha dicho que ese partido no participará por su cuenta en los comicios presidenciales de noviembre próximo y que buscará una alianza electoral con otras fuerzas.

El otro bloque opositor con el que el PLC podría buscar esa alianza es con sus similares de Ciudadanos por la Libertad, que hoy integra la Alianza Ciudadana junto a la Alianza Cívica, aunque esto se ve todavía más complejo debido a los conflictos históricos que arrastran ambas tendencias liberales y sus dirigentes desde que se fraguó el pacto entre el PLC y FSLN.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.