El PRD, del «colaboracionismo» a ser clave en la oposición

El PRD pasó del anonimato al protagonismo súbito durante el proceso de negociación de la unidad opositora que resultó fallido, pero para su consolidación, muy conveniente.

El Partido Restauración Democrática (PRD) es una agrupación relativamente nueva y pequeña que ha generado mucha desconfianza porque en procesos electorales anteriores, se le identificó como «colaboracionista», del Frente Sandinista.

Otro de los cuestionamientos que hay sobre el PRD se generan por su inclinación con la ideología evangélica, grupo religioso que en su mayoría, guardó silencio durante la matanza de abril de 2018. Luego de estos acontecimientos, el partido de Cerrato comenzó a participar en la Coalición Nacional y logró un súbito protagonismo por su involucramiento en este bloque opositor, que no tenía casilla partidaria para lanzarse al ruedo electoral.

Pero la falta de credibilidad que se le ha atribuido al PRD vienen principalmente por su presidente, Saturnino Cerrato, tras haber participado en varias elecciones en el país y por respaldar la reelección de Daniel Ortega en varios comicios cuando otros partidos políticos la catalogaron como fraudulentas.

Saturnino Cerrato, Presidente Nacional de PRD | Foto: NI

Cerrato, logró de alguna manera tener el foco de atención y conseguir más poder político, al participar activamente en la Coalición Nacional y por intentar concertar una alianza electoral con Ciudadanos por la Libertad (CxL), para tratar unificar las fuerzas políticas y derrotar a Ortega el mes de noviembre. El resultado de esas negociaciones fueron de interés público, pero finalmente no prosperaron.

La separación definitiva de los dos bloques de oposición, representan de cierta forma un «revivir» para Cerrato y su partido en clara decadencia. La Coalición Nacional sin duda necesita de este partido si es que quiere tener oportunidad en las elecciones de noviembre, y será el controversial pastor evangélico quien defina las reglas del juego y tenga un significativo poder de decisión al tratarse de su casilla.

Edgar Tijerino: “Yo ni sabía que existía” el PRD

El reconocido cronista nicaragüense, Edgar Tijerino, afirmó recientemente que el PRD no tenía significado antes de abril de 2018. “Yo ni sabía que existía”, dijo. Incluso, Tijerino retó a este partido político a realizar una encuesta en la calle para ver cuánta gente lo conocía verdaderamente.

Descalificaciones: la estrategia política tradicional que alcanza a los grupos juveniles

“Yo reto a los del PRD a que vayamos junto a una esquina y hagamos una encuesta con las primeras 20 personas si saben lo que es PRD”, retó. Y además, remarcó que si ven que personas saben lo que es el PRD, ni siquiera lograría descifrar el significado de la “R”.

“Vamos a un centro comercial, no sabe la gente que es el PRD. No nos enredemos”, apuntó. Tijerino se refiere a la «falta de voluntad y la arrogancia» que también mostraron los del PRD, al dejar supuestamente plantados a los delegados de CxL y Dennis Martínez, para seguir las pláticas de la fallida alianza electoral.

Vicepresidente de CxL retó estructuras del PRD

Óscar Sobalvarro, vicepresidente de CxL, también retó al PRD que las diputaciones se podrían distribuir en base a datos reales mediante la representatividad y fuerza que tenga cada una de las organizaciones los departamentos.

“Hay que ver cuál es la fuerza, el peso político que tiene cada una de las organizaciones porque los diputados no están concentrados en un solo lugar, están distribuido en todos los departamentos”, insistió Sobalvarro.

Además ejemplificó que si en el departamento de Estelí, la Alianza Ciudadana o una organización que integra la Coalición, tiene más fuerza que Ciudadanos por la Libertad, “pues es lógico que se puede ceder un espacio” en esa localidad.

Cerrato reconoció victoria de Ortega

En las elecciones de 2016, Cerrato corrió como candidato a la presidencia por parte de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN). En esos comicios reconoció la “legitimidad” y la “validez” de la reelección de Ortega mientras los organismos nacionales e internacionales lo catalogaron como fraudulentas.

“Yo quiero reconocer y aceptar los resultados en relación a la elección del Presidente de la República, en torno al cual no ha habido ninguna discusión, ninguna objeción de parte de nadie sino que todos aceptamos que él obtuvo la victoria electoral como Presidente de la República y su esposa, Rosario Murillo, igualmente como vicepresidente”, celebró Cerrato en declaraciones a los medios oficialistas.

Tras la participación de esas elecciones presidenciales, fue como Mauricio Orúe de ALN, logró llegar al parlarmento. Orúe  propuso como magistrado ante el CSE a Cairo Amador recientemente. Por eso es que muchos detractores de Ortega han señalado al PRD desde 2011 de ser “colaboracionista” del Frente Sandinista y haber participado en varios procesos electorales solamente para dar credibilidad a las elecciones organizadas por el actual gobierno.

La sorprendente historia de la médico nicaragüense en la OMS

“No es cierto que aquí hay un sucio y un limpio”

Tamara Dávila, integrante de la UNAB que forma parte de la Coalición Nacional, dijo a Nicaragua Investiga que todos los partido político en este país tienen su trayectoria como aliados del Frente Sandinista y han tenido que pagar ese costo.

“Ningún partido político en este país, ni CxL ni el PRD están libre de todo mal. Todos los partidos políticos dependen de la voluntad de Ortega y todos han tenido que pagar esos favores. No es cierto que aquí hay un sucio y un limpio; los dos partidos tienen cola que le pisen”, reconoció la política.

«CxL corrió en las elecciones municipales del 2018 en mera crisis de abril», dijo Dávila.

Dávila sostiene que cualquier partido político con personería jurídica en este país, depende de la voluntad de la pareja presidencial y alega que “ningún partido político tiene el tendido territorial que dice tener”. La integrante de la UNAB se refiere a los señalamientos de varios opositores de que el PRD es una agrupación sin estructura electoral sólida en los departamentos de Nicaragua.

«Las estructuras las vamos a llenar las organizaciones y la población que decidamos salir de Ortega y Murillo», aseguró.

Sin embargo, reconoce que el PRD ha tomado ahora un papel clave y expresa que no permitirán que ese partido tome un control «hegemónico», para lo cual asegura que todas las organizaciones que integran la Coalición Nacional se sentarán a definir términos claros con ese partido.

» (…) las organizaciones de sociedad civil que estamos en la Coalición Nacional (…) no van a aceptar ningún libretazo, estos días lo que nos ha mostrado es que también necesitamos un acuerdo en libre con el PRD para que aquí no hayan libretazos», manifestó.

Dijo que esos acuerdos estarán enfocados en que «El PRD tiene que entender que necesita a las fuerzas de sociedad civil» y que se debe ir a elecciones sin «afanes de zancudeo ni afanes de legitimar» a Daniel Ortega.

Elecciones ¿o la guerra?, pregunta Miguel Mora

El poder del PRD dentro de la Coalición Nacional

En la actualidad el PRD ha tomado poder dentro de la Coalición Nacional por ser un partido legalmente constituido y tener la casilla para correr en las próximas elecciones. Este control se muestra con la participación del precandidato Miguel Mora, quien aparece en las conferencias de prensa del bloque opositor en nombre del PRD para “transmitir” el mensaje de la agrupación política sin ser el vocal.

Mora dijo en una entrevista con Nicaragua Investiga que no avala «el dedazo» para la elección de lo que se esperaba fuera el candidato de un bloque opositor único, sin embargo nunca se conoció cuál fue el mecanismo de selección del PRD para elegirlo como precandidato.

Por otra parte, los periodistas han cuestionado en su momento por qué razón no están los representantes del PRD y solamente envían como “delegados” a Miguel Mora y Rolando Chavarría, quien es secretario de finanzas de ese partido y no suele responder preguntas.

Y a pesar que el PRD tiene su vocal para este tipo de participaciones, no se le ve públicamente y ni se le conoce durante las comparecencias de este partido, sino que siempre asisten Saturnino Cerrato, Julio González y Miguel Mora, pese que este último no es directivo de la agrupación.

Además, el PRD no tiene un vicepresidente desde que falleció en julio del año pasado, el pastor Harold Bismarck Robleto Mendoza, según la ficha del Consejo Supremo Electoral (CSE).

Mora ha dicho sobre los cuestionamientos al partido al que ahora representa, que este ya no es el mismo de 2016 y que ha crecido en estructuras para enfrentar este histórico proceso electoral.

«Muchos piden a la oposición en medio de una férrea represión que nosotros demostremos estadísticas, que nosotros demostremos gente, que nosotros demostremos lo otro, como que no estamos viviendo en Nicaragua, en Nicaragua no podés hacer eso, incluso tenés que hacer reuniones clandestinas», dijo el candidato aliado de Saturnino Cerrato luego de llamar al periodismo a «aterrizar en la realidad»

PRD es un partido “descolorido”

Bonifacio Miranda, abogado constitucionalista, emitió señalamientos fuertes hacia el PRD al afirmar que es un partido que está completamente solo y que se quedó sin hacer alianza electoral. “Es un partido descolorido, desconocido con pocas probabilidades de impactar ante el electorado”, vaticinó en una entrevista al Canal 10.

El experto prevé que hay probabilidad que la UNAB se retire del PRD por su “corte evangélica” y eso “sería peligrosísimo”, porque el pilar que sostiene la Coalición Nacional es la misma UNAB, movimiento donde convergen al menos 56 organizaciones sectoriales, entre ellas, sociedad civil, estudiantil y política.

Además de 134 consejos municipales, ocho distritales y 17 consejos departamentales incluyendo el Caribe Norte y sur de Nicaragua.

“Mi recomendación a los compañeros de la UNAB es, sálganse de la Coalición negocien bilateralmente con la Alianza Ciudadana, los cargos que ellos consideren con el peso social que ellos tienen”, sugirió Miranda.

Desconfianza mutua: Así se tejió la división de la oposición

El constitucionalista dio esta sugerencia porque “el perfil del PRD es fundamentalista evangélico y la UNAB supuestamente representan los movimientos sociales de avanzada. Ahí hay un choque total”.

Y es que ciertamente el corte ideológico es otra de las debilidades que hay para una consolidación de alianza entre el PRD y la Coalición Nacional, donde convergen organizaciones de sociedad civil que promueven temas como el respeto a la comunidad LGBTI o el aborto como un derecho femenino, lo que resulta muy controversial para las conservadoras ideas de un partido de corte evangélico.

Además Miranda, señaló que ahora que se constituyan las alianzas y se presenten las ternas para los órganos electorales, “nos vamos a dar cuenta quién es cada quién” y la fuerza que tiene cada uno de los grupos.

“Ellos creen que todo mundo los conoce, pero no es así. El CxL: ¿Qué significado tiene? Ah, que es dueño de una casilla, pero seamos claros, aquí entre los dos apuñalaron las esperanzas de la gente”, apuntó Edgar Tijerino en una dura crítica a ambas agrupaciones políticas por no mostrar voluntad política a pesar de los más de 100 presos políticos, más de 300 muertos y miles de exiliados por la represión de abril de 2018.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.