Fernanda Guevara preocupada por salud de su esposo tras anunciar huelga de hambre

La desesperación de Reyes por querer reunirse con sus hijas lo han llevado a tomar la decisión de mantenerse en huelga de hambre desde este martes recién pasado, según lo denunció su esposa Fernanda Guevara.

Róger Reyes lleva casi 400 días detenido “injustamente”, desde que la dictadura lo apresó y lo llevó a las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocido como el Nuevo Chipote; no ha podido ver a sus hijas, pese a que a otros presos políticos les han otorgado ese derecho.

La desesperación de Reyes por querer reunirse con sus hijas lo han llevado a tomar la decisión de mantenerse en huelga de hambre desde este martes recién pasado, según lo denunció su esposa Fernanda Guevara.

“Tras la última visita del 28 de agosto, Róger me expresó lo desesperado que se sentía por no poder ver, ni escuchar a sus hijas, niñas de 3 y 5 años de edad, expuso Fernanda en tono muy triste.

Cosep también pide amnistía para los presos políticos

Separación entre padre e hijas “es cruel”

La madre de las pequeñas expresa que la separación entre padre e hijas “es cruel, violenta los derechos de la niñez y la incomunicación a la que están siendo sometidas mis hijas y su padre es considerada tortura”.

Guevara está muy preocupada por lo que le pueda pasar a su esposo, desconoce cuál es su estado de salud, luego de dejar de ingerir alimentos, como modo de ejercer presión para que la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo le permitan ver a sus hijas.

“Róger me manifestó que si para antes del 20 de septiembre no le concedían vistas con sus hijas, iniciaría una huelga de hambre. Como su familiar, me encuentro sumamente preocupada por su estado de salud física y emocional al no estar ingiriendo alimentos”, cuenta.

Familiares de Chino Enoc piden se le otorgue “perdón” y régimen de “convivencia familiar”

“Los niños y las niñas tienen derecho de ver a sus padres”

Denuncia que es lamentable que las personas presas políticas, especialmente su marido, “tengan que recurrir a estrategias tan drásticas y peligrosas para que se les garantice sus derechos básicos” como lo es poder ver a sus hijas, una llamado que viene haciendo durante todos estos meses de encierro. Clamor que no es solo de los presos políticos, sino de los familiares y especialmente de los menores de edad que anhelan ver a sus padres.

Concluye que “los niños y las niñas tienen derecho de ver a sus padres” y exige incansablemente la “libertad para los presos políticos de Nicaragua”.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.