¿Quién puede ser considerado clase media en Nicaragua?

La reducida clase media refleja que Nicaragua “es un país altamente desigual” y que “cuando hay estrechez económica y cuando el mercado laboral interno no logra retener y absorber la fuerza de trabajo, la clase media también se adelgaza”.

Para nadie es un secreto que la economía mundial y especialmente la de Nicaragua está en problemas. Los pronósticos para los próximos dos años no son nada alentadores y quienes más sufren las consecuencias son los pobres y la clase media.

Según estimaciones del Banco Mundial, en 2022 el índice de pobreza en Nicaragua cerró en 13 %, un punto porcentual más que el 2021, cuando se ubicó en 12 %. Para este 2023 las proyecciones no son alentadoras, el impacto en la economía de Nicaragua tras una posible recesión económica en Estados Unidos, principal socio comercial, podrían hacer que el nivel de pobreza aumente y con ello que haya menos personas en la raquítica clase media. ¿Pero quiénes forman parte de la clase media en Nicaragua? Muchos de quienes son considerados como tales, experimentan los mismos problemas de los pobres e incluso no se sienten parte de tal grupo.

Para clasificar a las personas como clase media, se pueden tomar dos patrones de medición, uno del Banco Mundial (BM) que expresa que son todos aquellos que tienen “ganancias entre $ 14 y $ 81 por día” ($ 420 – $ 2,430 por mes) o bien, se puede usar el parámetro definido por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que estima a “la población con ingresos entre US$ 12.4 y 62 por día” ($ 372 – $ 1,860 por mes) en este estatus socioeconómico.

¿Quiénes están en la clase media?

Partiendo de esto, el economista Marco Aurelio Peña explica que en esta clasificación caben aquellas personas que estén trabajando en un call center, sector informático, algunos abogados, los gerentes y subgerentes de las grandes compañías comerciales e industriales y del sector financiero. Así como “una élite dentro del sector público que gana muy bien”.

¿En qué otros países puede usted solicitar asilo político además de EEUU?

“En términos generales, una clase media, es una clase educada, capacitada, con educación formal o informal, con capacitación técnica, con formación profesional. Es la clase que le trabaja a la clase alta… hay gente muy bien pagada y gente relativamente bien pagada. Significa que esta gente puede tener acceso a servicios básicos y no básicos”, explica.

Según las estimaciones de Peña, estas personas pueden darse sus gustos, “ir a la playa, darse unas buenas vacaciones, adquirir un vehículo, darle mantenimiento a ese vehículo, tener ingresos estables… e incluso de entrar y salir del país”. Sin embargo, aunque esto suene muy real para unos, en otros no es más que un sueño.

Las dos caras de la clase media

Ruth Álvarez es abogada de profesión, sus ingresos oscilan entre los $ 600 y $ 800 mensuales, sin embargo, no siempre puede cubrir todas sus necesidades como el pago del colegio de su hijo y los gastos del hogar. Lleva años intentando adquirir un vehículo que le permita movilizarse para sus gestiones laborales, y la vivienda en donde habita fue heredada y no adquirida a través de sus ingresos.

“Actualmente mis ingresos me permiten darme una calidad de vida entre supervivencia y estabilidad. En esta profesión de abogados y notarios públicos, hay días de glorias, vacas gordas podríamos decir y hay días de vacas flacas… mis ingresos actuales me permiten pagar servicios básicos agua, luz, línea convencional telefónica, Internet, casa no me han permitido comprar, ni vehículo”, nos cuenta Ruth.

En contraposición a la situación de Ruth. Ramón Valdez, un asesor de viajes que también es considerado de clase media, logra cubrir todos sus gastos y darse sus gustitos consecutivamente. En su caso no tiene hijos y su salario es un poco mayor, ronda entre los mil y hasta mil cuatrocientos dólares mensuales. Dos razones por las que quizá no se sienta tan ajustado con sus ingresos.

Nicaragüenses hacen “malabares” para poder comer

“Mis ingresos me cubren todo, mi renta, mis gastos, recreación, ropa nueva, zapatos nuevos, dinero en la cartera”, explica Valdez y agrega que además logra comprar sin problemas la canasta básica, pago de transporte selectivo y viajar de vez en cuando.

Estas diferencias notorias en la clase media son bastante comunes y se deben a la cantidad de ingresos y al hecho que el tipo y ritmo de vida es diferente en este estatus socioeconómico, por lo que algunos expertos como Marco Aurelio Peña, tienden a subdividirla en clase media alta y clase media baja, esta última la más vulnerable.

“No es lo mismo la persona que gane mil dólares, que es joven de unos 29 años, que no tiene pareja y se vale de sí mismo, se costea sus gastos, que no tiene ningún padecimiento crónico y no tiene dependientes, a la persona que gane mil dólares, pero tiene que apoyar a su familia… A pesar de que en los dos casos hay una persona que tiene un nivel de renta, sus gastos son distintos”, ejemplifica Peña.

Clase media entre el 10 % y 15 %

En Nicaragua no existen datos oficiales recientes que indiquen exactamente de cuánto es el porcentaje de la clase media, los pocos centros de pensamientos que se dedicaban a estudios como estos fueron desmantelados por el aparato estatal. El único índice que se maneja es de 2014 cuando el BID estimó que el 10.4 % de la población ganaba entre 12.4 y 62 dólares al día, ubicando al país con la clase media más reducida de América Latina, seguida por Honduras con el 13.7 %.

Otro de los datos que se manejan es el que dio a conocer, en junio de 2020 el economista y catedrático Luis Murillo a La Prensa, donde explicó que “antes de la crisis del 2018, la clase alta andaba en un 10 por ciento, la clase media en un 25 por ciento y un 60 por ciento en pobreza; sin embargo, con estas dos crisis la clase media se ha venido reduciendo entre un 11 y 15 por ciento (al nivel del 2014)”. Este es un dato en el que también coincidió el economista y sociólogo, Óscar René Vargas en agosto de 2021.

Comisionado de la Policía nuevo director de Aeropuertos

“Si hacemos una definición de la gente en cuanto a su ingreso, hablamos que el 80 por ciento de los nicaragüenses tienen ingresos menores de 10,000 córdobas mensuales (unos 285 dólares mensuales). Esta gente vive arrancame la vida, un 15 por ciento es parte clase media, aquellos que ganan más de 500 dólares mensuales y cinco por ciento concentra la riqueza de este país”, dijo Vargas a La Prensa.

Vulnerabilidad de la clase media

Ese número cambiante en la clase media se debe a la inestabilidad económica del país, por lo que la hace un sector vulnerable de perder su estatus y ubicarse en posiciones más bajas, y casi con la imposibilidad de escalar un peldaño socioeconómico.

“La clase media ha sido muy vulnerable en los últimos años. La evolución de las clases o la dinámica de estas, permanece rígida, al menos de la clase media hacia arriba. De la clase media hacia abajo es completa vulnerabilidad”, agrega Marco Aurelio Peña.

A criterio del economista, el que la clase media en Nicaragua sea muy reducida, refleja que “es un país altamente desigual” y que “cuando hay estrechez económica y cuando el mercado laboral interno no logra retener y absorber la fuerza de trabajo, la clase media también se adelgaza”. Es lo que precisamente está corriendo en la actualidad.

Costa Rica pide apoyo financiero para hacer frente a la ola migratoria nicaragüense

Ramón Valdez dice tener “una vida muy cómoda”, pero reconoce que lo que gana es únicamente para él y que si bien tiene una casa y un camión, son heredados y no conseguidos con sus ingresos. A pesar de tener un buen salario dice que su estatus no es de “lujos”.

Ruth Álvarez, por su parte, confiesa que el “vehículo está en planes”, algo que ha tenido que postergar porque ha preferido tener buena comida en su mesa, lidiando así con los altos precios de la canasta básica. Destaca que lo más importante es cubrir la alimentación especial, terapias, maestra particular y pago de colegio adecuado ($ 150) para su pequeño hijo con condición de autismo.

El economista Marco Aurelio Peña concluye que es muy importante que exista un florecimiento de clase media para crear “una sociedad más igualitaria” y de “equidad”, pero que de continuar en el nivel de rigidez que mantiene actualmente, lo que provocaría sería más “pobreza y desigualdad” que acabaría en “conflictos sociales que generaría mucha inestabilidad política”.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.