Ortega asigna más de 7 millones de córdobas a la Comisión del Canal Interoceánico para el 2021

Desde 2018 hasta 2021 se suman más de 28 millones de córdobas que ha recibido la Comisión del Gran Canal Interoceánico.

El Presupuesto General de la República 2021, no ha tenido modificaciones sobre la partida de las asignaciones y subvenciones del proyecto fallido del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua. La Comisión de dicho «megaproyecto» recibirá  7 millones 603 mil córdobas para el 2021. Para el año 2020 la partida fue exactamente la misma para una delegación «fantasma» que no rinde cuentas, según la opinión de los expertos consultados por Nicaragua Investiga.

En la planificación original, el canal debía ser inaugurado en el año 2020 tras una «inversión» de 50.000 millones de dólares. Pero ha sido un proyecto faraónico del presidente Daniel Ortega y los avances constructivos no se visualizan por donde supuestamente atravesaría el «megaproyecto».

Derroche del CNU en restaurantes de lujos y viajes al extranjero

Derroche de dinero para una Comisión «fantasma»

Desde 2014 hasta la fecha, se asignó más de 33 millones de córdobas del Presupuesto de la República para sostener a esa entidad. Nunca se ha rendido cuentas de qué se ha hecho con el dinero, y tampoco se sabe a ciencia cierta para qué sigue «funcionando», tomando en cuenta que el plazo establecido en la Ley de Concesión para que la empresa HKND iniciara operaciones, se venció el 14 de junio de 2019.

En el 2018 el presupuesto disminuyó a 6 mil 896 millones de córdobas, pero en el 2019 aumentó a 7 mil 241.  En los años 2020 y 2021 las partidas se mantuvieron en 7.6 millones de córdobas.

Desde 2018 hasta 2021 se suman más de 28 millones de córdobas que ha recibido la Comisión del Gran Canal Interoceánico. «En este periodo de crisis deberían utilizarse (estos recursos) en algún otro rublo que son más necesarios y no seguir manteniendo un elefante blanco que nunca va a prosperar», destaca el economista Luis Murillo sobre las partidas asignadas a las autoridades del proyecto.

Desde 2018 hasta 2021 se suman más de 28 millones de córdobas que ha recibido la Comisión del Gran Canal Interoceánico. Ilustración | Erick Muñoz.

Murillo manifiesta que los gastos que se le asignan a esta entidad son para uso operativos, pero señala que se trata de un proyecto que se «nunca se va a realizar».

Gasto inmoral para la Comisión del Canal Interoceánico

El economista señala que el gasto es «inmoral» por muy pequeño que sea la partida, y destaca que el «megaproyecto» ha comprometido la soberanía del país y el grado de influencia que tienen los territorios. «El proyecto del Gran Canal tenía una ruta (…) pero estoy más preocupado porque se está comprometiendo el crecimiento y desarrollo económico en el futuro de Nicaragua de un proyecto que no se va a realizar», insiste Murillo.

Destaca que las designaciones tienen efectos negativos como el compromiso de esas áreas de influencias donde «China continental podría establecer algún tipo de proyectos de inversión que no tenga nada qué ver con el Canal Interoceánico».

De acuerdo al economista y abogado Luis Núñez, este es uno de los «grandes enigmas del presupuesto» desde el año 2013. Cuestionó que se le está dando dinero a una oficina que «no hace absolutamente nada» y dice que ni siquiera se han hecho trabajos de mercadeo para atraer inversionistas, o algo que justifique esa abultada partida presupuestaria.

«Cuándo se aprobó la Ley (840) se le asignó de inmediato estos recursos, a partir desde el año 2013, cuando se creó la famosa Comisión del Gran Canal. Se ha estado asignado cada año un dinero de lo cual los nicaragüense no han visto absolutamente nada y no van a ver nada. Este canal no se va a hacer nunca», manifestó Núñez en una entrevista a Nicaragua Investiga.

Agrega que el gobierno tranquilamente le asigna los 7 millones de córdobas cada año, por lo cual le parece increíblemente ilegal. «Lo más triste de esto es dónde está la Contraloría diciendo: ‘¿en qué se invirtieron?, ¿qué se está haciendo con este dinero?, ¿a quién le está quedando todo ese dinero’. Realmente el Canal Interoceánico no es más que una empresa fantasma, que no existe», señala el experto.

La ciega e inoperativa Contraloría General de la República de Nicaragua

De acuerdo a su opinión respecto a las partidas, según Núñez, se hubieran realizado reuniones con los inversionistas en el extranjero «donde hay gente que si tiene experiencia en la construcción de Canal Interoceánico para proponerle» el proyecto. «Nunca ha habido una partida destinada a los estudio técnicos de ingeniería, financiero o de medio ambiente: no han presentado ni un estudio», añade.

¿Por qué la Comisión del Canal Interoceánico sigue recibiendo dinero público?

Núñez señala que la Ley 840 ya debió derogarse por su periodo y de no tener una señal que el proyecto siga en pie para sostenerse con las partidas. «La Ley está dirigida no a construir un Canal Interoceánico, sino para favorecer a una empresa y a un grupo de socios de empresas (…) ya debería ser declarada inexistente», agrega.

Manifiesta que no hay ningún manejo transparente de la Comisión, por lo que se le sigue asignando dinero público por «corrupción», porque no hay información que indique una idea que se está ocupando exclusivamente para el Canal.

Ortega se niega a derogar Ley del Canal Interoceánico pese a incumplimiento

Por otra parte señala que se venció el contrato administrativo firmado por el gobierno y la empresa HKND, pero la Ley no da plazo para el vencimiento, por lo que considera un choque de criterios de que si «prevalece la Ley o el contrato administrativo, en este caso prevalece la Ley”, remarca.

«Aquí la Ley se está administrando de una manera poco transparente, de hecho, se mantiene viva la Ley, se mantiene vivo el contrato. Entonces congelemos este proyecto y no lo estemos pasando a una entidad administrativa una enorme cantidad de dinero que no están ocupando», dejó claro Luis Núñez.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.