Funides prevé crecimiento del 1% en la actividad económica para 2021

A pesar de los estragos provocados por Iota y Eta, Funides prevé un crecimiento en la actividad económica para 2021

Tras los recientes acontecimientos que ha atravesado Nicaragua, como el paso de dos fenómenos naturales que dejaron perdidas de U$ 738.6 millones —el 6.2% del Producto Interno Bruto (PIB)— y que por tanto, también aumentó los ingresos por las indemnizaciones recibidas, y además, frente a una mayor movilización en el país en comparación a meses anteriores, las proyecciones económicas para este 2020 y el próximo 2021 han sufrido ciertas alteraciones.

Tarifa eléctrica disminuirá en enero, tras meses de alzas

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) prevé en su último Informe de Coyuntura que este año la actividad económica resulte en una reducción del PIB real de -2.5%, mayor a la estimación inicial del Banco Central de Nicaragua (BCN) que sostenía un cierre del -4.5%.

Sin embargo, este 2020 Funides prevé que continúe el deterioro económico y Nicaragua cierre su tercer año consecutivo en recesión. Se proyecta una contracción del -7.4% en las exportaciones de bienes y servicios (mayor a los datos de 2019) y una reducción de -4.5% en las importaciones (contracción de -5.4% en 2019).

Los precios en noviembre de 2020 presentaron un aumento del 2.6%, siendo los bienes y servicios relacionados a bebidas alcohólicas, tabaco, salud y educación, los de mayor incremento. De igual forma, aumentaron los ingresos del gobierno en este tercer trimestre (2.4% en comparación a 2019), con C$ 19,037.2 millones. Su principal fuente de ingresos continúan siendo los los ingresos tributarios.

Pero a pesar de la pandemia y los estragos provocados por Iota y Eta, la actividad económica del país ha mejorado en comparación a las cifras presentada en 2019. En el primer trimestre de este año, el BCN presentaba un crecimiento del 1.7% en relación al año pasado.

Aemás, la modificación efectuada a la Ley Anual del PGR 2020 efectuada en noviembre muestra no solo la reducción en los ingresos tributarios en C$ 576.9 millones, sino también un aumento en los ingresos no tributarios por indemnizaciones que recibió el gobierno tras los daños ocasionados por los huracanes Iota y Eta (C$ 555.5 millones).

Recuperación del INSS: un reto para el país

A pesar de esto, la situación del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) continúa siendo negativa, pese a la reforma aplicada en 2019 que tenía como objetivo mejorar el balance financiero de dicha institución, pues los déficits continúan registrándose. En el Presupuesto General de la República (PGR) 2020 el gobierno previó un déficit de C$ 2,878 millones, el cual pasío a C$ 6,219 millones en el proyecto del PGR 2021 establecido por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Más de C$2 mil millones provenientes del FMI amortizarán el déficit del INSS

Entre marzo y septiembre el número de asegurados disminuyó en 45,785 individuos, lo que se atribuye a las pérdidas de empleos formales. Todo esto ha significado una disminución en los ingresos corrientes y un «importante» aumento en los gastos de capital de la institución.

Para 2021, se plantea que el INSS tendrá un déficit aún mayor, que llegaría a ubicarse en C$ 8,050 millones. La sostenibilidad del seguro social es uno de los principales retos macroeconómicos que enfrenta el país, según reconoce Funides.

Proyecciones 2021

Tomando en cuenta la situación del desempeño de la actividad económica de este 2020, que ha mejorado significativamente en comparación a las previsiones establecidas algunos meses atrás, Funides ha realizado una primera proyección para 2021, en la cual proyecta que la actividad económica de Nicaragua incremente en 1%.

Sin embargo, esta proyección supone un escenario en el que no haya un deterioro adicional en el ambiente sociopolítico del país pese al entorno electoral, la ausencia de rebrotes significativos de COVID-19, y que no se lleguen a implementar políticas públicas adicionales con impacto macroeconómico (como una reforma tributaria o a la seguridad social).

El deterioro económico continúa, y Nicaragua se aproxima a finalizar su tercer año consecutivo en recesión | Foto: NI

En base a esto, Funides proyecta que el PIB per cápita sería de U$ 1,875 en 2021, es decir un incremento del 0.9% en comparación a este 2020. Destacan que Iota y Eta tuvieron un impacto de 0.7 puntos porcentuales adicionales del PIB, por ello en su ausencia, el PIB real hubiese aumentado en 0.3% durante el 2021. En términos de pobreza se espera que alrededor de 2 millones de personas vivan con U$1.77 o menos diario. Y en cuanto a exportaciones, estas tendrían un crecimiento del 4.5%, y las importaciones del 6.6%.

Intur dinamiza economía mientras sector privado prevé números rojos para diciembre

En cuánto al presupuesto establecido para 2021, Funides señala que la política fiscal del gobierno tiende a un «equilibro» entre los egresos e ingresos lo que «podría estar ocurriendo como una forma en que el gobierno maneja el presupuesto de cara a reducciones futuras esperadas en el financiamiento externo, o necesidades de financiamiento para instituciones fuera del Presupuesto General de la República (como empresas públicas y el INSS)».

A pesar de que para este 2021 se presenta un escenario económico más positivo para Nicaragua, la realidad es que la economía nacional no presenta las mismas fortalezas en comparación a la situación previa a 2018, Funides incluso estima que la pobreza muestra un retroceso de al menos siete años, por lo que para retomar verdaderamente el crecimiento económico del país se requiere «del desarrollo de una institucionalidad democrática».

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.