Bancos continúan cobrando las transferencias ACH pese a nueva ola de COVID-19

Nicaragua enfrenta una ola epidemiológica mayor a la registrada un año atrás, sin embargo, los bancos nacionales continúan callando sobre la posibilidad de retomar este beneficio.

Pese a que Nicaragua enfrenta un nuevo rebrote de contagios por COVID-19, la mayoría de entidades bancarias del país continúan sin reestablecer la gratuidad por los servicios de transferencias ACH como un beneficio a sus clientes para evitar aglomeraciones en sus sucursales.

Observatorio Ciudadano llama al cierre temporal de establecimientos por COVID-19

Los únicos bancos a nivel nacional que continúan manteniendo estos servicios de forma gratis son BDF; Avanz, que ya había asegurado que mantendría las transferencias ACH gratis por el resto del año 2021; y Ficohsa, que incluso antes de la pandemia no establecía cobros por estos servicios, por lo que opera sin modificaciones.

Y aunque en 2020 todas las entidades bancarias del país ofrecieron las transferencias ACH sin costo alguno como una medida de protección ante la acumulación de casos en ese entonces, con la reducción de los contagios que se presentó durante los últimos meses estos decidieron retomar las tarifas.

El primero en reestablecer los cobros fue BAC Credomatic, que cobra US$2 por transferencia desde enero, luego le siguió Banpro Nicaragua, que también cobra US$2 desde el pasado mes de febrero. En el caso de Banco Lafise, fue el último en unirse a la lista, cobrando entre US$1.25 y US$2 de comisión dependiendo del tipo de transferencia desde el mes de julio.

Situación es más crítica

Sin embargo, el país ahora enfrenta una segunda ola epidemiológica que es incluso mayor a la registrada un año atrás, por lo que en redes sociales algunos usuarios ya han extendido solicitudes públicas a los diferentes bancos nacionales para retomar este beneficio.

¿Es posible el contagio del COVID-19 en playas y piscinas?

El último reporte del Ministerio de Salud (Minsa) indica que en la última semana 615 nicaragüenses dieron positivo a la prueba del COVID-19, una cifra sin precedente desde que el virus llegó al país. A pesar de que la situación se encuentra en un punto crítico, las autoridades estatales continúan sin ejecutar un plan de contención.

Recientemente el Observatorio Ciudadano hizo un llamado a la población para llevar a cabo una cuarentena voluntaria, y pidió a los empleadores privados «garantizar que las y los trabajadores, cuya presencia en las oficinas no sea esencial, puedan realizar trabajo desde casa». Asimismo, hizo énfasis en la necesidad del cierre temporal de bares, restaurantes y otros establecimientos que realizan actividades recreativas.

Tras más de un año de pandemia y ante la falta de medidas de las autoridades, el Observatorio también llamó al Gobierno «a que cumpla con sus obligaciones de proteger la vida de todas y todos los nicaragüenses, y a que se abstenga de hacer llamados irresponsables a actividades masivas y aglomeraciones que promueven el contagio».

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.