El caso de narcotráfico en el que se vio implicado un hermano de la diputada María Haydeé Osuna

El hermano de María Haydeé Osuna debía cumplir una pena de 23 años de prisión por el delito de narcotráfico, pero en 2016 fue enviado a su casa por el Sistema Penitenciario

María Haydeé Osuna Ruíz lleva una década en la presidencia del Partido Liberal Constitucionalista aunque sea de adorno, pues para muchos dentro de la oposición incluyendo liberales, continúa siendo Arnoldo Alemán quien toma las decisiones en ese partido. Sin embargo, ya no se sabe quien le dio la espalda a quien, si Alemán al designar por «dedazo» a Miguel Rosales como nuevo presidente del PLC, u Osuna al no reconocer la disposición del caudillo liberal y llevar al partido a una litis ante el Poder Electoral.

Desde hace tiempo, a Osuna se le ha visto muy cercana al presidente de la Asamblea Nacional, el sandinista Gustavo Porras, quien la semana pasada le facilitó a Osuna el parlamento para que realizara una jugada política en contra de la esposa de Arnoldo Alemán, la ex diputada María Fernanda Flores, quien fue desaforada bajo el argumento de supuesto «transfuguismo».

Desafuero de María Fernanda Flores fue ilegal; Sospechan de estrategia sandinista

«El diputado (Gustavo) Porras le dio la oportunidad de leer la queja ante el plenario de la Asamblea Nacional y no formalmente ante la Primera Secretaría de la Asamblea Nacional. Esta Primera Secretaría la tendría que haber elevado a la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, tuvo que haber sido discutido para conformar una comisión especial para evaluar la queja antepuesta. No se hizo nada de eso» denunció Flores.

“Todo estaba planeado, orquestado entre ella (Osuna) y Gustavo Porras. Los otros diputados de mi bancada yo respeto la decisión que tomaron, pero hay que preguntarles a ellos porqué lo hicieron, a lo mejor hay temor, amenazas, necesidades, sobrevivencia política” detalló la ex diputada un día después de su desafuero.

La ex primera dama considera que ha sido víctima de una arbitrariedad e ilegalidad por parte de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional de la cual Osuna es su tercera vicepresidenta, pero además alega que no ha infringido en ninguna de las 8 causales que el Artículo 24 de la Ley Orgánica de la Asamblea Nacional señala como motivos para perder la diputación, mucho menos el de transfuguismo que es el que le han aplicado. «Yo soy y seré liberal hasta el día que muera. No he cambiado mi opción política, ni estoy militando en ningún otro partido» dijo la ex primera dama.

Flores más bien señala a Osuna de ser aliada del Frente Sandinista, el partido de Daniel Ortega que controla el parlamento y todas las instituciones del Estado. Pero además, para Flores fue más que evidente la cercanía de Porras con Osuna durante su desafuero e incluso señaló al presidente de la Asamblea Nacional de haber asesorado a Osuna por una semana completa para planificar la estrategia con la cual la expulsarían del parlamento.

Arnoldo Alemán, el reo más privilegiado que ha habido en Nicaragua

De hecho, el pasado 09 de enero de 2019 la diputada María Haydeé Osuna votó a favor de la reelección de Gustavo Porras como presidente de la Asamblea Nacional y el resto de diputados sandinistas en los demás cargos de la Junta Directiva, e incluso ignoró la propuesta que hizo su bancada de que fuera Azucena Castillo quien presidiera el parlamento.

Para defenestrar a su correligionaria María Fernanda Flores de Alemán, María Haydeé Osuna obtuvo el apoyo de la bancada del FSLN en el parlamento nacional. Archivo NI

Los hermanos de María Haydeé

Las declaraciones de María Fernanda Flores de que Osuna es una supuesta aliada del FSLN, además de su cercanía con los diputados sandinistas, sobre todo con Gustavo Porras, hacen recordar lo sucedido con sus hermanos años atrás.

María Haydeé Osuna es hermana de un ex magistrado suplente del CSE, pero no cualquier magistrado, sino de uno condenado a 23 años de prisión por supuestamente ser cabecilla de una red de narcotráfico y que aprovechó su posición como funcionario del Poder Electoral para transportar millones y falsificar documentos para beneficio de sus aliados narcotraficantes.

Se trata de Julio César Osuna, un técnico de cedulación que en 2005 llegó a ostentar el máximo cargo en el Poder Electoral, pero años más tarde se descubriría que tramitaba cédulas falsas para Alejandro Jiménez, un narcotraficante costarricense conocido como “El Palidejo”, y otros extranjeros de la misma red narco.

Martín Aguado, el tesorero del PLC acusado de defraudar al INSS

El Palidejo hoy se encuentra detenido en Guatemala tras el asesinato del cantautor argentino Facundo Cabral, en un atentado cuyo objetivo era ultimar a Henry Fariñas por supuestamente haberse apropiado de un cargamento de drogas de El Palidejo. Fariñas era organizador de eventos de Cabral, antiguo aliado narco del ex magistrado Osuna y pudo salir vivo del atentado, pero fue detenido y hoy se encuentra cumpliendo condena en Nicaragua.

Desde el 15 de mayo de 2008, Alejandro Jiménez alias «El Palidejo» obtuvo su cédula nicaragüense, compareciendo como testigos Karla Elizabeth Fariñas Fonseca y Dina Ester Rosales, pero antes de eso, fue el otro hermano de María Haydeé, José Francisco Osuna, quien le tramitó una reposición de partida de nacimiento bajo el nombre de José Fernando Díaz Treminio, y sería oriundo de Tipitapa.

Posteriormente obtuvo su cédula tramitada por el ex magistrado Osuna, y el 22 de enero de 2009 tramitó su pasaporte nicaragüense. Cuando José Francisco Osuna fue detenido en 2012, la Policía Nacional le ocupó un carné de la Dirección General de Migración y Extranjería, la entidad habilitada para otorgar pasaportes. «El Palidejo» obtuvo el pasaporte C 1624646, a nombre de José Fernando Treminio Díaz.

Julio César Osuna, hermano de María Haydeé Osuna acusado de narcotráfico – Archivo/El Nuevo Diario

Así se gestionaban las narco cédulas

Según la acusación de la Fiscalía y los alegatos de la jueza Adela Cardoza, el hermano de la presidenta del PLC buscaba en los padrones electorales a “borrachitos” y personas fallecidas o con problemas mentales para usurparles la identidad. La jueza también aseguró que Osuna le había sacado cédula nicaragüense a un guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y se le señaló de ser socio de David Patrón Arce, un narcotraficante mexicano.

De igual manera, el Ministerio Público acusó a María Isabel Rayo Orellana  por ser la persona que presuntamente gestionaba las cédulas de los miembros de la red narco. Los únicos requisitos que necesitaban los narcotraficantes eran dos fotografías tamaño carné y pagar entre 1 mil y 1 mil 500 dólares a Rayo Orellana por la gestión.

Rayo Orellana era la asistente de Osuna y una vez que tenía las fotos tamaño carné de los solicitantes, se ponía en contacto con el ex magistrado Osuna o bien con el otro hermano de María Haydeé, José Francisco Osuna. Luego, se le entregaba al asesor del ex magistrado, Jorge Luis Acevedo López, un formulario de reposición de cédula y un listado de las personas fallecidas en la zona norte del país.

El FSLN en clandestinidad: El asalto como medio de financiamiento

“Una vez recibidos esos documentos, este (Acevedo López) se los entregaba a un operador de fábrica que elaboraba las cédulas con una nota de autorización emitida directamente por Osuna Ruiz. La impresión se realizaba en un tiempo máximo de tres días. Una vez impresas, la secretaria de Osuna, Carolina González, firmaba y retiraba las cédulas y se les entregaba” al ex magistrado, detalla la acusación.

El hermano de María Haydeé Osuna le entregaba las cédulas falsas a Rayo Orellana y ella se encargaba de enviarlas a los narcos solicitantes. Rayo Orellana y el magistrado Osuna iban a medias con el cobro de la gestión, mientras que Carolina González recibía entre 200 y 300 dólares, señaló el Ministerio Público.

Asimismo, la acusación detalla que el ex magistrado Osuna trasegaba con dinero para la organización narco hacia Costa Rica en vehículos oficiales del CSE y aprovechándose de su pasaporte diplomático para evitar retenes y revisiones policiales.

Según la Fiscalía, Osuna viajaba al menos dos veces al mes hacia Costa Rica y se movilizaba en tres vehículos distintos, una Toyota Land Cruiser del CSE, una Toyota Hilux, y un Honda Accord tipo deportivo. Supuestamente, trasladaba entre 700 mil y 1 millón de dólares y se los entregaba al panameño Daniel Sánchez en el Paseo Colón de San José, capital costarricense.

Cuatro revelaciones del hijo de Pablo Escobar sobre sus operaciones con los sandinistas

Las autoridades señalaron que el dinero que el ex magistrado iba a dejar a Costa Rica llegaba desde Honduras, y Osuna ocupaba a su conductor-escolta, José Francisco Somarriba para “recibir y transportar hacia Nicaragua el cargamento de dinero que la organización recibía como pago por los servicios de transporte de drogas”.

Somarriba se reunía con el ex magistrado en el Hotel Plaza Guanacaste, en el km 9.5 de carretera a Masaya. Ahí recibía el dinero y partía hacia Costa Rica.

Los hallazgos de la policía

La inmunidad de la que se suponía que gozaba Osuna por ser magistrado del CSE no le importó a la Policía Nacional y su casa ubicada en el km 18.2 de carretera a Masaya, fue allanada el 27 de mayo del 2012 a las 6:30 de la mañana, ahí mismo fue detenido. Los agentes policiales ocuparon veinte fotocopias, cédulas de identidad, pasaportes a nombre de ciudadanos jamaiquinos, certificados de nacimiento, solicitudes de cédulas y otros documentos que se anexaron a la acusación.

La Fiscalía no precisa si la Toyota Hilux doble cabina color azul de placa M066572, con la circulación a nombre del Poder Electoral que fue ocupada el día que allanaron la vivienda de Osuna, es la misma que supuestamente usaba para trasegar con los millones del narcotráfico. En la casa también se ocupó un vehículo Mitsubishi Galant a nombre de OMEGA S, A.

La ciega e inoperativa Contraloría General de la República de Nicaragua

La policía también encontró tres pasaportes a nombre del ex magistrado, dos de los pasaportes eran diplomáticos (A0007161 y A 0007230) y el otro era un pasaporte ordinario (C 1120691). También se ocupó una pistola Mitchell calibre nueve milímetros, cuatro teléfonos celulares y “documentos relacionados con la Contraloría General de la República”.

En medio de un debate sobre la inmunidad que se supone que gozaba Osuna por ser magistrado en ese momento, la Asamblea Nacional aprobó su desafuero por estar «acusado como presunto coautor de los delitos de transporte ilegal de estupefacientes, psicotrópicos y otras sustancias controladas, lavado de dinero y crimen organizado y falsificación ideológica en perjuicio del Estado de Nicaragua». La solicitud de desafuero la realizó el Juzgado Quinto del Distrito Penal de Audiencias, cuyo titular era el juez Julio César Areas.

Tras su desafuero, el Partido Liberal Constitucionalista inmediatamente rompió vínculos con el ex magistrado Osuna, pero Arnoldo Alemán puso a disposición de Osuna a su abogado defensor Mauricio Martínez, el mismo que defendió al ex presidente cuando fue acusado de corrupción y lavado de dinero.

El caudillo Arnoldo Alemán puso a disposición de Osuna a su abogado defensor Mauricio Martínez, el mismo que defendió al ex presidente cuando fue acusado de corrupción y lavado de dinero. Archivo NI

El exmagistrado Osuna fue acusado por el Estado de Nicaragua de pertenecer a la célula del narcotraficante Alejandro Jiménez, alias “El Palidejo”. Llegó a haber un total de 24 detenidos vinculados al caso, con sentencias y condenas distintas pero la culpabilidad del hermano de María Haydeé se suponía que le iba a costar 23 años de su vida.

El crimen del empresario Arges Sequeira, que encaró al sandinismo exigiéndoles devolver tierras expropiadas

En 2016, el Sistema Penitenciario autorizado por el Ministerio de Gobernación, controlado por el Poder Ejecutivo, es decir, Daniel Ortega decidió aplicar una medida administrativa conocida como «régimen abierto», en la cual debe presentarse al penal una vez al mes y el resto de días puede permanecer en su casa. Se desconoce si efectivamente el ex magistrado Osuna se presenta al penal cada mes.

En 2012, cuando se destapó el escándalo María Haydeé Osuna ya era presidenta del PLC y cuando su hermano salió de la cárcel también seguía siendo presidenta del partido liberal.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.