Brote de desesperación por subsidio que prometió Bukele

El presidente de El Salvador, Nayid Bukele, prometió un subsidio de $300 para los salvadoreños que durante un mes no podrán asistir a sus labores debido a una cuarenta obligatoria que decretó el gobierno el 21 de marzo.

La ciudadanía salvadoreña se presentó a tempranas horas en diferentes sedes del Centro Nacional de Atención y Administración de Subsidios (CENADE) y en centros bancarios del país.

Este lunes se haría la entrega de la subvención en diferentes puntos del país, lo que llevó a la población a grave riesgos de contagios tras aglomeraciones por la entrega del bono, ya que las filas eran interminables y la multitud incalculable, sin embrago, ningún ciudadano practicó el distanciamiento social debido a la desesperación de la ciudadanía por ser atendidos ya que no conocían claramente los mecanismos de entrega.

El CENADE cerró sus instalaciones al ver el cabildeo de la población y las reclamaciones que exigían al no recibir respuestas, puesto que muchos salvadoreños estaban desde las 3 de la madrugadas en las instalaciones a espera para recibir la bonificación.

Los Agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) rociaron de gas pimienta a las personas que intentaban ingresar a Unicentro Soyapango, para intentar cobrar el subsidio. En ese grupo de personas había adultos mayores que también fueron salpicados de gas pimienta.

El domingo pasado Nayid Bukele ya enfrentaba grandes inconvenientes para la entrega del bono: “quiero pedir disculpas por el atraso de casi 48 horas para poder levantar de nuevo la plataforma, pero luego de que colapsara, cada vez que tratábamos de levantarla, recibíamos 30 millones de solicitudes de ingreso, en un evidente ataque a nuestros servidores”, escribió en su cuenta de Twitter.

Por otra parte, la Secretaría de Prensa de la Presidencia reveló un paquete que se les daría a las comunidades más vulnerables de El Salvador. Este paquete con alimentos a familias afectadas durante la cuarentena por el COVID-19 llevaba una identificación “Bienestar Social Gabriela de Bukele”, resaltaba con letras negras.

Las donaciones de este paquete no son propiamente de la esposa de Bukele, sino que son los resultados de las donaciones recibidas de parte de empresas, ciudadanía e instituciones del Gobierno para beneficiar a los afectados.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.