Síguenos

¿Qué estas buscando?

Nación

5 formas de cómo Humberto Ortega se hizo millonario

El ex jefe del Ejército de Nicaragua, Humberto Ortega, nació en el seno de una familia pobre, pero hoy es uno de los empresarios más ricos del país. ¿Cómo acumuló su fortuna? Aquí te lo explicamos:

humberto-ortega-bufanda
Humberto Ortega Guerrillero, ex jefe del Ejército de Nicaragua.

Humberto Ortega Saavedra nació en el seno de una familia pobre, en un pequeño y olvidado pueblo de La Libertad, Chontales, ahí fallecieron sus dos hermanos Sigfrido y Germania a la corta edad de tres y dos años debido a “las inclemencias en esas inhóspitas regiones montañosas” y a “las férreas condiciones de vida de esas zonas mineras y las limitaciones materiales de nuestros padres”, según recordó el mismo en las primeras páginas de su libro “La Epopeya de la Insurrección”.

La familia salió de aquel pueblo para superar la extrema pobreza que vivían y se instaló en Managua, donde nació Camilo Ortega Saavedra. Así transcurre la niñez de Humberto y Daniel Ortega Saavedra, su hermano mayor, actual presidente de Nicaragua, acusado actualmente de atornillarse en el poder por fraude electoral y de cometer crímenes de lesa humanidad, según organismos internacionales. Entre los años 60 y 70, los tres hermanos Ortega se unieron a la guerrilla sandinista para derrocar a la dictadura de Somoza. Camilo murió a los 27 años en un enfrentamiento en Masaya.

En 1970, Humberto Ortega vio transformada su realidad de pobreza y calamidades y pasó a ser “el hombre más poderoso de la guerrilla”, dice a Nicaragua Investiga Moisés Hassan, quien participó en la lucha armada con los sandinistas, estuvo en la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional con Daniel Ortega y fue cuñado de Rosario Murillo.

Su poder lo llevó a manejar millones de dólares para cubrir las necesidades del Frente Sandinista. Mucho de ese dinero fue donado por otros grupos guerrilleros, gobiernos de la región con simpatía ideológica, organizaciones y movimientos internacionales que se habían maravillado con la idea de que un pueblo se levantara contra un dictador. Esos fondos, sin embargo, los administraba Ortega sin rendir cuentas y sin presentar un reporte detallado de cómo se gastaba en tiempos convulsos de la guerrilla.

humberto-daniel-ortega

Humberto Ortega, junto a su hermano, Daniel Ortega, durante sus años de lucha armada.

La Unidad de Investigación de Nicaragua Investiga te presenta cinco formas del sospechoso origen de la fortuna de Humberto Ortega. También puede leer versión completa aquí: El turbio origen de la fortuna de Humberto Ortega

1- Millones de dólares donados por guerrilleros extranjeros 

En 1977, se instaló en Costa Rica un grupo de guerrilleros terceristas liderados por él, su hermano Daniel Ortega —actual presidente de Nicaragua y señalado por la ONU de cometer delitos de lesa humanidad— y el mexicano con ciudadanía nicaragüense Víctor Tirado López

En 1978, los terceristas obtuvieron apoyo financiero que provino del Gobierno de Venezuela, Comités de Solidaridad y de personalidades de la región latinoamericana, en un lugar llamado Puesto Central de Mando Palo Alto. “Hay que mencionar también el apoyo que recibió de parte de Omar Torrijos, Carlos Andrés Pérez y en menor grado de México”, añade Hassan.

Fernán Cienfuegos, dirigente de la organización Resistencia Nacional (RN) de El Salvador, le entregó “varios millones de dólares”, dijo en su libro Humberto Ortega sin especificar la cantidad, y comenta que los líderes Montoneros de Argentina, Mario Firmenich y Fernando Vaca Narvaja, contribuyeron para entregarle otro millón de dólares.

En otra parte de su libro, Humberto Ortega revela que, la exguerrillera Dora María Téllez —excarcelada política y desterrada de Nicaragua por la dictadura sandinista—, le hizo llegar varias barras de oro “recuperadas” en unas minas del occidente del país, que fueron intercambiadas con cubanos por medio millón de dólares.

“Cuando finaliza la guerra obran en mi poder aproximadamente 600 mil dólares, los cuales ocupo en los inicios de la construcción del Ejército Popular Sandinista”, escribió Humberto Ortega y afirma que durante la ofensiva final manejó “varios millones de dólares”, que fueron resguardados en sacos de lona para ocuparlos en ese momento.

“Una cosa es Humberto Ortega con una mano adelante y otra atrás. Y otra cosa es Humberto Ortega cargando una cantidad de millones de dólares estableciéndose después en Costa Rica”, señaló Hassan.

2- Un presupuesto oscuro para Humberto Ortega

Cuando se concreta la revolución, su hermano Daniel es coordinador de la Junta de Gobierno (1981 – 1985) y luego ejerce su primer mandato (1985 – 1990). Humberto, mientras tanto, es el máximo jefe del Ejército Popular Sandinista por un período más extenso: 1979 – 1995.

En 1990, se realizaron elecciones y Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997) derrotó en las urnas a Daniel Ortega. Moisés Hassan participó como candidato a la presidencia en esos comicios y ganó un curul en la Asamblea Nacional. Allí recibió un presupuesto del Ministerio de Defensa, enviado en ese entonces por Humberto Ortega, en el que sólo resaltaba el nombre de la institución y la cantidad de dinero a aprobar.

Hassan denuncia que en esa ocasión la Asamblea Nacional “no hizo caso de mis objeciones y aprobó tranquilamente para que a Humberto Ortega se le asignara 700 millones de córdobas sin que dijera cómo los iba a gastar”.

Humberto Ortega: “Rosario Murillo tiene el peso que Daniel Ortega le quiera dar”

El ex jefe militar había manejado una caja chica de 200 mil dólares mensuales del Ejército.

También manejó a discreción un presupuesto en dólares y otro en córdobas que “era gastado en vehículos de lujo que no tenían nada que ver con las necesidades del Ejército Popular Sandinista, mucho menos con necesidades relacionadas de la guerra”, dijo Róger Miranda, ex Jefe de la Secretaría del ministro de Defensa y mano derecha de Humberto Ortega, en el libro que escribió “La Guerra Civil en Nicaragua: Dentro de los Sandinistas”,

Hassan sostiene que esta es otra de las fuentes de la turbia fortuna de Humberto Ortega, ya que pasó 16 años administrando esta cartera sin ningún tipo de supervisión y rendición de cuentas.

3- Cuenta de banco en Suiza

Miranda revela en el libro que el entonces jefe militar usó en 1979 a un hombre de su confianza llamado Mario Castillo para abrir una cuenta en un Banco de Panamá con medio millón de dólares, para crear la corporación, Alfa Comercial.

En 1980, con un salario de 300 dólares mensuales, Humberto Ortega tenía a su servicio al menos 17 sirvientes para su familia sin contar con las fuerzas de seguridad, y tenía 1.5 millones de dólares en un banco de Suiza. Según Miranda, ese dinero era producto de negocios que hizo con el comprador de la institución, Mario Castillo, que inflaba los precios de los artículos y supuestamente se repartían el dinero.

4- Otra cuenta de banco en paraíso fiscal

Al perder el poder el Frente Sandinista, Humberto Ortega quiso prepararse ante la posibilidad de salir de la institución, según demostró un documento en poder el prestigioso medio The Miami Herald y compartido con La Nación de Costa Rica.

Carlos Aguilar Calderón, exembajador de Costa Rica en Nicaragua, apareció vinculado a una operación financiera del Lloyds Bank, radicado en Bahamas, mediante la que se transfirió 35 transferencias cerca de 6 millones dólares efectuadas entre el 4 de enero de 1991 y el 11 de marzo de 1992 —dos semanas después de que los sandinistas perdieron las elecciones presidenciales—, a favor de varias personas allegadas Humberto Ortega.

Pierson Gutiérrez Solís, un paramilitar confeso en la planilla del Estado

Aguilar Calderón recibió 150 mil dólares. También se transfirió 50 mil dólares a Ligia Trejos Leiva, esposa de Humberto Ortega, y más de 775 mil dólares fueron depositados a nombre de Ramiro Contreras, hermano del nicaragüense-mexicano de René Contreras, ex asistente personal de ex jefe militar.

Y casi un millón de dólares terminó en una compañía controlada por ayudantes militares de Humberto Ortega y otra parte del dinero desapareció en un enmarañado sendero de cuentas bancarias suizas y de compañías fantasmas en Panamá.

5- La opaca venta de armamento

En el Gobierno de Doña Violeta Barrios de Chamorro, el jefe militar se mantuvo en su cargo pero su permanencia tenía como límite desmantelar los contrarrevolucionarios y reducir el Ejército, que comenzó a operar como un gobierno paralelo que incomodó a la nueva administración.

En medio de esas tensiones, en enero de 1991, el entonces vicepresidente de El Salvador, José Francisco Merino López, culpó directamente a Humberto Ortega de ser responsable por la venta ilegal de 28 misiles de fabricación soviética: 16 Sam-14 y 12 Sam-7 por once mil dólares” al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) —organización política guerrillera alineada ideológicamente con el sandinismo—, constató el diario El Tiempo.

Después de diálogos diplomáticos, los activos fueron devueltos al Gobierno de Nicaragua.

Humberto Ortega contradice a su hermano Daniel Ortega

El general Ortega afirmó que tras dejar el cargo “no saldría en bicicleta del ejército” y que tenía derecho a un “retiro digno”, recordó a Nicaragua Investiga Roberto Samcam, mayor en retiro del Ejército Popular Sandinista, quien sostiene que otra venta de armas por decisión del Gobierno de Nicaragua y el primer ministro, fueron los helicópteros a Perú y otros activos al Ecuador. 

Los medios de comunicación informaron que Perú compró por 24 millones de dólares 14 helicópteros rusos artillados Mi-17 y siete Mi-25. Ecuador obtuvo el sistema de radares y otros activos que costaron 50 millones de dólares, según la prensa de ese país. 

humberto-ortega

Al dejar su cargo como jefe del Ejército, Humberto Ortega no hizo una declaración pública de sus bienes porque según él “no tenía nada qué declarar”.

A Humberto Ortega le preguntaron por este dinero y si utilizó una parte para convertirse en un gran empresario.

En 2006, estuvo en una cátedra abierta de la Facultad de Ciencias de Comunicación de la Universidad Centroamericana (UCA), exponiendo su libro “La Epopeya de la Insurrección”, en donde se defendió sobre estos señalamientos y dijo que la expresidenta Chamorro “conocía bien sobre las transacciones realizadas y que sería bueno que le preguntaran a ella”, recogió el diario La Jornada. Aunque realmente él pudo brindar explicaciones como general en retiro.

“En los años 80 nadie podía salir del Ejército a poner empresas y sobre todo en Costa Rica. El retiro digno era que una parte de la venta de los activos él se lo llevaba. Y a partir de ahí, este hombre empieza en una bonanza económica increíble. Al día de hoy es un fuerte empresario, un hombre multimillonario”, dijo Samcam.

No hizo declaración de sus bienes

Cuando dejó el cargo de jefe militar no hizo una declaración pública de sus bienes porque según él “no tenía nada qué declarar”. 

“No hubo ninguna declaración de bienes que se conociera, y en ese entonces la declaración de probidad nadie la hizo. Todos trataban de capear el bulto. No había nada que te dijera, este salió con tantos”, confirma Samcam.

“En la época revolucionaria, no se declaraba nada. Por lo menos yo no declaré nada a la entrada, y a mi salida ¿qué iba a declarar?”, dijo Humberto Ortega el 21 de octubre de 1999 en una entrevista con el periodista Fabián Medina, que se publicó en el libro “Secretos de Confesión”, que retrata las dudas que los nicaragüenses tienen sobre la vida del general en retiro: su fortuna y empresas.

Él dijo en la entrevista que no es un gran empresario, no tiene todos los negocios que le han atribuido; vive por su “actividad personal” y por las relaciones que cultivó durante el primer gobierno sandinista. Y como si llevara una vida de aquella infancia pobre, afirmó que tiene que ingeniársela, como todos, cada quien a su nivel” para sobrevivir.

Humberto Ortega: “al haber intercambio se está dialogando”

“Busco cómo subsistir y he buscado cómo asociarse con algunos de ellos que me han dado participación, una posibilidad de hacer negocios, y de esa manera trato de vivir mi vida, dentro del marco de lo legal, dentro del marco de la decencia”, dijo y aseguró que no es socio de ninguna empresa nicaragüense, porque no tiene las oportunidades de grandes inversionistas.

Según él, no invierte su dinero en Nicaragua porque siempre está buscando negocios de los que pueda vivir y que en este país no hay empresas que le motiven a invertir su dinero. “Quiero decirle que yo jamás voy a ser un empresario. Yo no pretendo cambiar mi imagen. Yo lo que trato es de impulsar algunos negocios para subsistir, para vivir digna y decentemente”, reiteró.

Puede leer la historia completa aquí: El turbio origen de la fortuna de Humberto Ortega

Comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Te podría interesar

Política

Alain Pellet le ha trabajado a los sandinistas desde los años ochenta, pero también fue abogado de Putin contra Ucrania y de Palestina contra...

Política

Hace 40 años, el 9 de abril de 1984, los sandinistas demandaron a ese país por financiar a los contras. La CIJ falló, pero...

Política

Se trata de Sabra Amari Murillo Centeno, nacida en Cuba, exfuncionaria de Albanisa y a quien los Ortega Murillo ya le han asignado otros...

Política

Actividades en varios lugares para demostrarle a Ortega y a Murillo que “la resistencia sigue viva para el pueblo nicaragüense”, indicaron diferentes activistas opositores.

Copyright © Nicaragua Investiga 2023