«Nos están envenenando», habitantes del Residencial Valle Verde denuncian contaminación del agua

Los habitantes del residencial Valle Verde pagaron por un estudio privado que determinó la situación del agua.

Los habitantes del Residencial Valle Verde, ubicado en Carretera Norte, en Managua, denuncian que el agua potable está saliendo contaminada desde hace varios meses. Esto le ha provocado a las personas la pérdida del cabello, problemas en la piel y en los riñones. Este panorama ya fue expuesto a las empresa correspondientes, pero afirman que no han sido escuchados. Ante esta situación, los pobladores pagaron por un estudio privado que costó aproximadamente 10 mil córdobas para determinar si el vital líquido está contaminado.

El Laboratorio UNI-PIENSA, empresa encargada de valorar el agua determinó que «efectivamente hay problemas de contaminación». Los resultados obtenidos para los parámetros de metales en la muestra de agua potable, se detectó presencia de Arsénico, el cual sobrepasa el valor máximo admisible establecido en la Norma CAPRE (Calidad de Agua para el Consumo Humano)», dice parte del análisis en poder de Nicaragua Investiga.

Los resultados revelan que el parámetro de arsénico supera el 1.6 veces del valor máximo admisible establecido en la Norma CAPRE.

Yaritza Rivera, habitante perjudicada del residencial, llegó a vivir al lugar hace pocos meses y no sabía la problemática que existía con el agua por lo que la consumía normalmente. Tiempo después afirma que presentó problemas de salud como alergia en la piel, pérdida del cabello y problemas en los riñones, presuntamente por esa causa.

CID Gallup: la principal preocupación es el desempleo, la delincuencia y la corrupción en Nicaragua
Conclusiones del análisis donde el agua contiene arsénico.

«Nos están envenenando»

«En la casa ha salido sucia el agua, los materiales de casa, por ejemplo, el pantry y el baño están oxidados. Necesitamos una pronta solución porque nos bañamos con el arsénico del agua. Prácticamente nos están envenenando«, denunció Rivera ante Nicaragua Investiga.

Otro de los afectados manifiesta que este problema lo descubrió a un año de haber llegado a vivir en el lugar, en 2018, por lo que contrataron a dicho laboratorio y «nos dimos cuenta que el agua está cargada de muchos elementos químicos como magnesio, calcio y potasio. Explica que la «electroconductividad está ionizada y arrastra tierra, arena y cualquier sedimento», dice el denunciante soportándose de la información del análisis que le entregaron.

«Nos dimos cuenta que ellos nos están matando con el agua», dice un denunciante. «Esta agua les provoca la caída del cabello a las niñas y a las mujeres, a los hombre nos bota el pelo pero no nos damos cuenta como las mujeres. Esta agua provoca cálculos renales y cálculos en la vesícula», afirma la persona, quien estuvo hospitalizado, según dice, 14 días por problemas de los riñones.

Un habitante del residencial muestra un vaso de agua salido de un grifo. Cortesía. 
Empresarios denuncian cobros excesivos y multas arbitrarias

Han agotado la vía con los responsables del problema

Los habitantes del residencial formaron un Consejo Comunal de Valle Verde donde han enviado un sinnúmero de correos a Construcciones Lacayo Fiallos, que es la encargada del proyecto habitacional y afirman que no ha habido respuesta. Por tal motivo anunciaron un plantón en la aguja del residencial este fin de semana.

«Hemos agotado todas las vías con la Constructora Lacayo Fiallos y con el gerente de la Sociedad Urbanística de Centroamérica (SUCASA). Ellos mismos crearon la empresa del agua porque perforaron el pozo», afirma un integrante del Consejo Comunal.

Agrega que desde el 2019 la empresa bloqueó las pláticas con el Consejo Comunal de Valle Verde y no hay respuesta hasta la fecha. Los habitantes ahora se dirigirán a las autoridades estatales y esperan que su problema sea atendido de emergencia.

Sin respuesta

Nicaragua Investiga trató de contactarse con Ricardo Meléndez, quien es representante legal de la Constructora Lacayo Fiallos y Jorge Palacios, gerente general de SAVESA, que es la empresa aguadora encargada de administrar el vital líquido en el lugar, para conocer sus versiones al respecto. Ambas personas no respondieron las llamadas telefónicas, ni los mensajes de textos.

Sin embargo el periodista de este medio de comunicación recibió una serie de llamadas de número privados preguntando su identidad luego de haber enviado los mensajes de textos para conocer la versión de Meléndez y Palacios.

El llamado urgente que le hace a las autoridades

Rivera manifiesta que han llevado la denuncia de forma individual ante el INAA (Instituto Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados);  al Instituto Nacional del Agua (INA); al Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARENA); y al Ministerio de Salud (MINSA) por lo cual espera de su parte una respuesta lo pronto posible sobre esta problemática.

Instituciones del Estado adquirieron más de 100 camionetas y motocicletas durante 2018 y 2019

«Le hago un llamado a las autoridades competentes para que solucionen este problema, en el residencial hay niños, hay personas de la tercera edad, hay una vecina que tiene un niño con discapacidad», dijo Rivera con preocupación.

«Lo que le pedimos al gobierno es que tome cartas en el asunto y obligue a la Constructora Lacayo Fiallos y SAVESA a resarcir el daño a la salud que nos esta causando esta agua. Y que nos den agua limpia de otra fuente u otro lugar», dice uno de los integrantes del Consejo Comunal Valle Verde.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.