Gobierno promete continuidad a estudiantes de Uhispam

Las autoridades al servicio del sandinismo no especificaron qué mecanismos usarán para garantizar la continuidad académica de los estudiantes y no acaban con la incertidumbre.

El Ministerio de Gobernación (Migob) emitió un comunicado este 24 de diciembre asegurando que la cancelación de la personería jurídica de la Universidad Hispanoamericana (Uhispam) no afectará a la comunidad estudiantil.

Samuel, un estudiante desesperanzado con la situación legal de la Uhispam

«El Consejo Nacional de Universidades (CNU) garantizará a los estudiantes la continuidad y culminación de los estudios universitarios, con calidad y a un costo más bajo» expresa el comunicado del Migob. Sin embargo, en este no se especifica bajo qué mecanismo los estudiantes podrán continuar con sus planes de estudio.

Una fuente de la Universidad Hispanoamericana informó a Nicaragua Investiga que esta es al menos «una buena noticia entre todo lo malo», porque busca resolver la parte humana de este conflicto político.

Nuestra fuente asegura que los mismos directivos de la universidad no saben cómo intercederá el CNU, pero solamente habían dos propuestas sobre la mesa; una era volver a la Uhispam una universidad estatal, pero cree que «esta figura no existe y sería improbable», la otra opción que nuestro informante cree más viable es que se cree una junta de liquidación, se validen firmas para emitir certificados de notas y «permitir que cada estudiante tome su rumbo, porque a ellos no se les puede obligar que acepten una reubicación de parte del gobierno», ya que explica que en algún momento, las autoridades sandinistas presionaban para trasladar a los estudiantes a universidades «de sus allegados», principalmente la U de M, en manos de Mario Valle.

Según nuestra fuente, hace varios días las autoridades académicas de la Uhispam habían solicitado al CNU interceder, permitiendo la validez de las firmas del personal de registro mientras emitían los certificados de notas de todos los estudiantes activos y facilitar su traslado, pero estos dijeron que sin autorización del Ministerio de Gobernación no podían hacer nada, por lo que este comunicado en parte, soluciona ese problema.

Es por eso que las semanas anteriores los estudiantes acudían en grandes grupos a la universidad pero no se les podía emitir notas «porque estas no tenían validez, las firmas no estaban autorizadas ya por el CNU», explica nuestra fuente.

Una venganza de grandes proporciones

La persona consultada por Nicaragua Investiga asegura que todo esto responde a una venganza política y económica contra Leonardo Torres, ya que asegura que las nueve organizaciones que fueron cerradas al día siguiente de que la Uhispam fuera cancelada tienen vínculos directos o indirectos con él. Incluso, la financiera Acodep, que es dirigida por la esposa del excercano sandinista Martha Espinoza y que también fue parte de las organizaciones cesanteadas.

Sobre el futuro de la Uhispam queda pendiente también la situación de más de 300 trabajadores que no saben si recibirán sus prestaciones de ley ante todo lo acontecido.

«Ahora los trabajadores no solo quedan sin trabajo, sino que tampoco han recibido su pago de diciembre ni aguinaldo ni se sabe nada sobre su liquidación porque las cuentas fueron congeladas y ahora se informó que se procederá a liquidar las deudas y los remanentes que queden pasarán a manos del gobierno», informó.

Para él, esto se trata de «una venganza que involucra unos enormes intereses económicos que nadie ni siquiera imagina» y Torres es ahora un enemigo público del gobierno. «Definitivamente la Uhispam está cerrada, ya no existe más, no seguirá operando y la solución que propone el CNU no involucra la continuidad de esa institución académica», especifica nuestro informante.

Según indica, nada tiene que ver la sociedad que Torres tenía con José Adán Bermúdez, porque esto el sandinismo lo había tolerado por muchos años. «El pobre José Adán más bien salió pringado con todo esto, porque hasta se le llevaron en el saco el Cosup», aseguró.

Incertidumbre total

La cancelación de la personalidad jurídica de la Uhispam ha golpeado tanto a estudiantes, padres de familia, como al personal de dicha casa de estudios superiores; lo que ha dejado preocupación e incertidumbre en casi cuatro mil jóvenes que hasta el momento no tienen del todo claro el impacto que esto tendrá en sus estudios.

Días después de conocerse de la resolución de la Asamblea Nacional, cientos de estudiantes se plantaron en las afueras de los diferentes recintos de la Uhispam en el país, solicitando que se les emitieran sus certificados de notas para lograr inscribirse con tiempo en otra universidad y así no perder los últimos años dedicados a sus estudios.

Y en el caso de los egresados reina aún más la preocupación debido a que con el anuncio se ha especulado que sus títulos ya no podrían tener validez, comentarios que han cobrado gran fuerza ante el silencio de las autoridades universitarias.

La Uhispam es una sociedad establecida entre el opositor José Adán Bermúdez, directivo del extinto partido Ciudadanos por la Libertad y Leonardo Torres, un empresario sandinista leal a esa agrupación política y a sus cabecillas, Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Se trata de un duro golpe en contra de un allegado al sandinismo, pues en cuestión de horas también le fueron canceladas las personerías jurídicas a Conimipyme y la Federación de Universidades Privadas (Cosup), todas dirigidas por Torres.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.